Historias de Apadrinamiento - ONG Plan International Pasar al contenido principal

Historias de apadrinamiento

A través de estas historias y experiencias de padrinos, podrás conocer el trabajo que realiza la ONG Plan International y cómo miles de niños y niñas han mejorado sus condiciones de vida gracias al apadrinamiento de niños.

visitar niño apadrinado

El apadrinamiento es uno de los sistemas más transparentes de ayuda sostenible a comunidades enteras. Gracias al apoyo de 38.000 padrinos españoles y del millón de donantes a nivel internacional, ayudamos a más de un millón y medio de niños, niñas y sus familias en todo el mundo. Nuestro sistema de apadrinamiento permite a los padrinos y comunidades en países en vías de desarrollo intercambiar cartas y crear un puente de entendimiento entre ellos.

Al apadrinar un niño empiezas a formar parte de la vida de estos niños. Mediante el apadrinamiento se puede mejorar la vida de miles de niños y niñas desfavorecidos en los países más necesitados del mundo, donde Plan International lleva a cabo su trabajo.

Descubre las inspiradoras historias de los padrinos y madrinas e historias de los niños apadrinados de Plan International. ¡No te pierdas sus impresiones en primera persona! 

Uniéndote a nuestro programa de Apadrinamiento de Niños puedes contribuir a cambiar y mejorar la vida de miles de niños y niñas. Puedes sumarte a esta experiencia  y servir de inspiración a otras personas.

Conoce de primera mano cómo es la experiencia de apadrinar a un niño.

ENTREVISTA A CARMEN BARRENA, MADRINA DE PLAN INTERNATIONAL

Carmen Barrena decidió apadrinar una niña para hacerle un regalo especial a su pareja. Después de ya cuatro años siendo madrina, ha visitado nuestras oficinas en Madrid y ha querido contarnos cómo está viviendo el apadrinamiento.

Yo creo que la experiencia de apadrinar una niña o un niño no es unidireccional. No es desde nosotros, los padrinos o madrinas, hacia los niños y niñas, sino que es bidireccional. Yo diría que es incluso un apadrinamiento de ellos hacia nosotros

Para Carmen, ser madrina es "algo gratificante, te cambia un poquito la visión del mundo porque a través de las cartas conoces otras realidades, cuáles son sus problemas, las diferencias que hay entre los problemas allí y los problemas aquí, y eso te hace comprender tu propia vida y la vida de los otros de otra forma muy diferente".

Carmen habla con emoción de su niña, y muestra las fotografías que le manda su familia, con la que se escribe cartas a menudo. "Recibo más o menos una carta o dos cartas cada año. En cuanto recibo una carta suya le contesto y le mando fotos de mi vida diaria, de mi entorno, de las actividades que hago..., y por su parte nos mandan también fotografías de cómo va creciendo la niña", explica.

Conocía Plan International antes de decidirse a apadrinar una niña, porque era voluntaria de traducción de cartas, por lo que "conocía la filosofía y los proyectos que desarrollaba Plan International y pensé que sería la mejor opción". 

Si quieres conocer más historias de apadrinamiento, te las contamos aqui.