No más niñas esposas en Guatemala | Plan Spain Pasar al contenido principal

No más niñas esposas en Guatemala

La campaña Por Ser Niña, trajo a Guatemala la oportunidad de hacer cambios profundos en la vida de las niñas.

Ante el notorio vacío legal que permitía que una niña pudiera contraer matrimonio a partir de los 14 años y un niño, a partir de los 16 años, Plan International Guatemala se impuso la tarea de plantear un cambio de ley que elevara la edad del matrimonio a los 18 años para niños y niñas.

Durante tres años hemos trabajado en una estrategia de abogacía que inició con la formación de una Mesa en Favor de las Niñas y Adolescentes conformada por organizaciones de Sociedad Civil locales e Internacionales que trabajan por los Derechos de la Niñez. 

Las Alianzas

En Alianza con las organizaciones, hemos realizado un trabajo muy profundo de sensibilización a los miembros del Congreso de la República y con el apoyo de la Comisión de Legislación y Puntos Constitucionales y la de La Mujer se logró presentar la iniciativa de ley 47-46 que elevaba la edad del matrimonio.

Uno de los grandes desafíos fue contar con un marco legal estructurado con patrones de desigualdad y discriminación contra la mujer así como el de encontrar un grupo considerable de legisladores que ofrecieron firme oposición a esta modificación. Uno de los argumentos para esta oposición fue relacionado con patrones culturales de las poblaciones indígenas, que, según algunos, permite y avala este tipo de uniones.

La Investigación

La investigación y la consulta, ha sido una parte importante en el planteamiento del cambio de ley. Esto permitió contar con argumentos válidos que permitieron rebatir, incluso de la misma voz de una especialista indígena experta en el tema, quien se refirió a las leyes mayas en las que se especifica que una mujer no puede ser obligada a que se les imponga un esposo.

¿Por qué se casan las niñas?

El matrimonio en niñas en Guatemala se da por varias causas:

  • Las niñas son consideradas de “poco valor” y están enmarcadas en un rol en el que sólo  sirven para cuidar un hogar y tener esposo no importando la edad.
  • Las niñas son vistas como una carga económica para la familia.  Muchas veces son intercambiadas por dinero u otro bien.
  • Las tendencias patriarcales fomentan la discriminación, la naturalización del matrimonio a temprana edad, sin importar los efectos que tiene en la vida y en el logro de las metas de las niñas.
  • El Código Civil ha constituido un instrumento para perpetuar  el matrimonio en niñas, al avalar la edad del matrimonio para niñas de 14 años y 16 para varones.

Finalmente el 5 de noviembre, el Congreso de la República aprobó el Decreto 8-2015 para elevar la edad de matrimonio para casarse, para ambos, hombres y mujeres.

Plan International Guatemala considera que con el avance en la legislación se establece un marco para el ejercicio de los derechos de las niñas. El siguiente desafío es la socialización y promoción de la ley, que permita su implementación. Es muy importante que todos y todas velemos por el cumplimiento de la ley y que reconozcamos que, al no hacerlo, le estamos cortando a las niñas toda posibilidad de educarse, crecer libre de violencia y desarrollar sus planes de vida de una forma libre y feliz.