Casi 300.000 menores continúan viviendo en campamentos dos años después del terremoto de Haití | Plan Spain Pasar al contenido principal

Casi 300.000 menores continúan viviendo en campamentos dos años después del terremoto de Haití

12 Enero 2012
La organización internacional de protección a la infancia presente en Haití desde hace casi 40 años publica un informe de situación y resultados en el que explica los obstáculos para la reconstrucción y la situación de vulnerabilidad en la que viven los niños haitianos.

Enero 2012. Dos años después del terremoto que devastó Haití más de 500.000 personas continúan viviendo en refugios temporales, aproximadamente la mitad son menores de edad.

?La ayuda prometida debe llegar a Haití, de la misma manera que el gobierno haitiano debe hacerse responsable de liderar la reconstrucción del país. Cerca del 40% de la población es menor de quince años, eso significa que si no se cumplen las metas establecidas está en riesgo no solo el presente sino también el futuro del país. No podemos permitir que el terremoto se convierta en uno de los desastres olvidados de 2010?, defiende Concha López, directora general de PLAN en España.

Un informe elaborado por PLAN con motivo de los dos años del terremoto, apunta a la aparición del cólera, la situación de debilidad gubernamental arrastrada desde antes del seísmo, la masificación de los campamentos y la falta de suelo público, así como la dificultad de coordinación con otras organizaciones no gubernamentales como los principales obstáculos para la reconstrucción del país.

La falta de documentación de la población y la necesidad de que el gobierno garantice el registro tras el nacimiento en una población con altas tasas de natalidad es uno de los puntos clave en los que PLAN trabaja junto con otras organizaciones. Otro de los retos importantes y para el cual la organización trabaja en coordinación con el Ministerio de la Mujer, es el de garantizar la participación en igualdad y el total acceso de las niñas a los servicios básicos.

PLAN, presente en el país desde hace 38 años, ha centrado su trabajo de este año en la prevención y tratamiento de la epidemia de cólera. Cerca de 400.000 personas se han beneficiado de los mensajes de prevención y atención a los primeros síntomas, distribución de kits sanitarios que incluyen pastillas de potabilización de agua y jabón, construcción de centros de aislamiento para el tratamiento del cólera en campamento y mejora de las instalaciones de agua y saneamiento.

A través de unidades sanitarias móviles y centros sanitarios en los campamentos se ha vacunado a 124.000 niños de varicela, difteria y tétanos.

En agosto de 2010 la gestión de las Unidades de Rehidratación Oral y las Unidades de Tratamiento del Cólera comenzó a ser transferida al gobierno haitiano a la vez que se dio comienzo a la segunda fase de la campaña contra el cólera. Hasta finales de 2012 PLAN desarrollará proyectos para lograr una mejora integral en los servicios de agua y saneamiento y de nutrición en las escuelas.

Los proyectos de saneamiento, en marcha en 78 escuelas de departamentos del Oeste, Noreste, y Sureste del país, incluye la construcción de puntos de agua, letrinas y zonas de lavado de manos así como  el tratamiento de residuos.

Los proyectos de nutrición buscan mejorar la situación alimentaria de 10.000 niños en 30 escuelas a través de la implementación de programas de alimentación y de construcción de huertos.  Además, 35.000 niños de 70 escuelas han comenzado a recibir dosis suplementarias de vitamina A, hierro, yodo. Los escolares y sus madres participan en clases de prácticas higiénicas y preparación de alimentos nutritivos.

Tras una primera fase de emergencia después del terremoto, en el que PLAN distribuyó 39.000 kits de emergencia, la prioridad de la organización se centró en garantizar la protección de los menores y colaborar en la vuelta al colegio de la población infantil. A la fecha, y a la espera de la aprobación definitiva por parte del gobierno haitiano de un modelo de escuela, se han construido 257 escuelas semipermanentes con estructura antisísmica y facilitado el regreso a clase de 31.000 escolares.