Conoce el trabajo de PLAN en Dakar por los niños y niñas talibé | Plan Spain Pasar al contenido principal

Conoce el trabajo de PLAN en Dakar por los niños y niñas talibé

11 Abril 2013
En Senegal, las escuelas coránicas (daaras) albergan a miles de niños y niñas que dependen de los alimentos que mendigan en las calles. PLAN trabaja para disminuir la vulnerabilidad de derechos que viven los niños y niñas talibé a través de su inclusión en el sistema educativo formal, la mejora de su bienestar y su protección integral.

Madrid, 11 de abril de 2013.- En Senegal, las escuelas coránicas (daaras) albergan a miles de niños y niñas que dependen de los alimentos que mendigan en las calles. Los niños salen a las calles a buscar algo que comer, mientras las niñas realizan las tareas domésticas en las daaras.

Sus padres, les envían a escuelas coránicas en las que conviven con el marabú (profesor coránico), con quien pasan años recitando y memorizando el libro sagrado de quienes profesan la religión islámica, el Corán.

Sin embargo, en estas escuelas, no reciben alimentación, cuidados esenciales, ni educación formal y llegan a la adolescencia sin saber hablar francés y sin tener un expediente académico que pueda garantizarles una profesión y un futuro digno.

PLAN trabaja para disminuir la vulnerabilidad de derechos que viven los niños y niñas talibé a través de su inclusión en el sistema educativo formal, la mejora de su bienestar y su protección integral.

Serigne Mohhamed John es uno de los marabú que, con la ayuda de PLAN, ha incluido la lengua francesa en el programa educativo que ofrece en su escuela coránica: ?desde que hemos introducido francés, hay mucha gente que quiere traer a sus hijos aquí. Esperamos que el proyecto continúe. Yo he aprendido con el muchas cosas y ahora cuido de los talibé que vienen a mi escuela. La alimentación, limpieza, respetar sus horas de sueño, estoy pendiente de todo eso porque ahora mi objetivo es que los niños y niñas que aprenden conmigo el Corán, puedan tener las mejores oportunidades de futuro?, asegura.

Tras cuatro años funcionando, los resultados obtenidos son positivos: 108 escuelas coránicas han comenzado a compaginar la enseñanza del Corán con la educación formal y ya se han beneficiado de ello cerca de 5.000 niños y niñas talibé.

Ali Diop, fue un niño talibé. Con tan solo cinco años, sus padres lo enviaron a una escuela coránica y durante 15 años no tuvo contacto con ellos. Su única misión era estudiar el Corán y mendigar en las calles por comida.

Ahora Ali, trabaja con PLAN Senegal como patrocinador comunitario de la campaña por los derechos de niños: ?cuando veo a los niños talibés en las calles de Dakar siento desolación y molestia con sus padres, pero por otro lado siento consuelo por trabajar con PLAN, porque es una organización que actúa por la educación, el bienestar y la dignidad de estos niños de una forma inteligente. Creo que debemos continuar apoyando a las escuelas coránicas para alcanzar al mayor número de menores que viven allí?.

¡Ayuda a PLAN a continuar con el trabajo por los niños talibé en Senegal!