La creciente tensión social en Bolivia limita la actividad de Plan en el país | Plan Spain Pasar al contenido principal

La creciente tensión social en Bolivia limita la actividad de Plan en el país

30 Julio 2009
Los disturbios y protestas por la situación socio-política obligó a Plan a reducir su actividad en las regiones del país en las que opera

El auge de los disturbios y protestas en Bolivia por la situación socio-política y la presión sobre el Gobierno de Evo Morales, obligó a Plan a reducir su actividad en las regiones del país en las que opera, donde el acceso a ciertas áreas rurales en Santa Cruz, Tarija y Sucre ha sido restringido.

Las operaciones de Plan en el terreno se están viendo afectadas por el incremento de las protestas y los enfrentamientos promovidos por la oposición a Morales desde hace ya más de dos semanas, que han causado un número indeterminado de heridos entre la población y las fuerzas de seguridad.

Entonces comenzaron los bloqueos de carreteras que conectan con Argentina, Brasil y Paraguay, así como una oleada de atentados contra las infraestructuras petroleras, y el saqueo de varias instituciones y medios de comunicación estatales.

Según fuentes de Plan en Bolivia, la situación en Santa Cruz ?se ha deteriorado sustancialmente? y se encamina a un posible empeoramiento en los próximos días, por lo que la delegación de Plan cesó su actividad hasta poder valorar un nuevo informe de situación el próximo 15 de septiembre.

Durante los últimos días, los enfrentamientos entre la población y la Policía aumentaron en las calles santacruceñas, al igual que la invasión de varias sedes institucionales, la paralización de la actividad aeroportuaria, el suministro de combustibles y los cortes de carreteras.

Todo ello llevó a Santa Cruz a una situación de aislamiento casi total, mientras el Gobierno llamó al pueblo ?a defender la democracia?.

En Tarija la situación de riesgo es medio-alta, con restricciones en el movimiento y en las operaciones. Al igual que en Santa Cruz, el abastecimiento de combustible está paralizado en la región y los miembros de Plan se ven incapacitados de alcanzar las áreas rurales, así como de retornar a la delegación central en Tarija.

Por tal motivo, las operaciones sobre el terreno han sido paralizadas y la oficina de Plan en la localidad también ha cesado su actividad hasta el próximo 15 de septiembre.

En lo que respecta a Sucre, los informes de Plan en la zona señalan un nivel de riesgo ?moderado? de momento, aunque se espera que se produzcan importantes manifestaciones y enfrentamientos en el Altiplano y en La Paz, así como cortes de tráfico en las carreteras de acceso a la capital del país.