La malnutrición amenaza la supervivencia infantil en el África Subsahariana | Plan Spain Pasar al contenido principal

La malnutrición amenaza la supervivencia infantil en el África Subsahariana

1 Julio 2013
La organización de protección de los derechos de la infancia PLAN Internacional advierte que la desnutrición generalizada que sufre la región subsahariana de África amenaza gravemente la supervivencia de millones de niños y niñas.

Addis Abeba, 29 de junio de 2013. PLAN Internacional advierte que la desnutrición generalizada que sufre la región subsahariana de África amenaza gravemente la supervivencia de millones de niños y niñas.

De persistir la hambruna incontrolada que sufre la región, podrían verse anulados los beneficios del crecimiento económico que ha vivido el continente africano en los últimos años.

Desde el 30 de junio y hasta el próximo 1 de julio, los líderes africanos y las principales partes interesadas en el sector de la seguridad alimentaria, se reúnen en la sede de la Unión Africana para trabajar en un enfoque unificado y poder acabar con el hambre en África.

En la Reunión de Alto Nivel convocada por la Unión Africana, la Organización para la Agricultura y la Alimentación de las Naciones Unidas (FAO) y el Instituto Lula Brasil, está previsto que los asistentes se comprometan a llevar a cabo un conjunto de principios, políticas y estrategias con el objetivo de erradicar el hambre en África en 2025.

PLAN ha celebrado esta iniciativa e instado a los gobiernos africanos a convertir en prioridad la batalla contra el hambre y la desnutrición situando a niños, niñas y mujeres en el centro de todos los esfuerzos.

?Es fundamental que los gobiernos del mundo miren al continente africano, donde la desnutrición crónica afecta a 165 millones de niños y niñas. Máxime ahora, cuando los recortes en ayuda humanitaria son extremadamente preocupantes y sin duda repercutirán en la nutrición de la infancia más vulnerable? asegura Concha López, directora general de PLAN Internacional en España.

Según la Organización Mundial de la Salud, la desnutrición es directa o indirectamente responsable de 3,5 millones de muertes infantiles en África cada año. En la última década, y a diferencia de otras regiones geográficas, el continente africano ha vivido un notable aumento en el número de personas que padecen hambre.

"Desnutrición y crisis alimentaria son inseparables. Los niños y las mujeres se ven desproporcionadamente afectadas por ambas. Las niñas, en particular, están en desventaja en situaciones de inseguridad alimentaria ", dijo Gezahegn Kebede, Director Regional de PLAN para África Oriental y Meridional.

El Banco Mundial, predecía en uno de sus últimos informes que las economías de África subsahariana crecerían un 4,9%, 5,1% y 5,2% en 2013, 2014 y 2015, respectivamente, superando el promedio mundial. El principal impulsor de este crecimiento sería, según este informe, el fortalecimiento de la actividad económica en la región impulsado por las mejoras en el entorno externo.

Para Adama Coulibaly, Director Regional de PLAN para  África Occidental, ?este crecimiento económico sin precedentes en África, ofrece una oportunidad única a los Gobiernos para hacer frente al déficit en la lucha contra el hambre y la desnutrición. Pues ésta, requiere una estrategia a largo plazo que aborde sus causas y consecuencias. La experiencia que tenemos en PLAN, muestra que el éxito está en las iniciativas que salen de las propias comunidades. La clave está en la búsqueda de soluciones asequibles y duraderas".

A través de las Unidades de Asistencia Alimentaria y Nutrición que PLAN instala en situaciones de emergencia  para gestionar y prevenir las crisis alimentarias y la desnutrición durante las fases del desastre (pre-desastre, desastre y recuperación), la organización, ha apoyado a cientos de miles de personas en situación de inseguridad alimentaria en África subsahariana. En Burkina Faso, Malí, Níger, Senegal y Camerún, desde 2011, ha ayudado a más de 300.000 personas entre las que se incluyen un gran número de niños y niñas.

"La desnutrición y el hambre son una combinación letal. En conjunto, constituyen un tsunami silencioso que ha acabado con millones de personas. Se necesitan enfoques innovadores para detener la marea", dijo Unni Krishnan, director de asistencia alimentaria y nutrición de PLAN. "Es necesario contar con una combinación de programas e iniciativas que aborden las necesidades de alimentación no satisfechas. Programas basados ??en facilitar  efectivo o vales alimentarios, o aquellos programas destinados a impulsar el ahorro y el saneamiento económico de la población, siempre liderados por la comunidad - todo puede ser utilizado con eficacia para hacer frente a la desnutrición".