Las inundaciones en Colombia dejan a miles de niños y niñas sin hogar | Plan Spain Pasar al contenido principal

Las inundaciones en Colombia dejan a miles de niños y niñas sin hogar

16 Febrero 2011

Madrid, 16 de febrero de 2011- Miles de niños y niñas colombianos y sus familias necesitan refugio y comida como resultado de las peores inundaciones que ha sufrido el país en su historia. Las inundaciones se producen como resultado de la fuertes lluvias provocadas por el fenómeno meteorológico de La Niña.

Las lluvias, que comenzaron el pasado mes de noviembre, aún no cesan y las inundaciones afectan ya a buena parte del país. La situación se ha visto agravada con la rotura del Canal del Dique a finales de año, un canal artificial con 106 kilómetros de largo y 100 de ancho que recoge agua del rio Magdalena a su paso por el departamento de Bolívar.

?Más de dos millones de colombianos se han quedado sin casa. Miles de niños están viviendo una situación de emergencia que, además, puede recrudecerse porque está previsto que las lluvias continúen?, explica Concha López, directora general de PLAN en España.

Hasta el momento el agua ha dejado 312 muertos, casi 300 heridos, 64 desaparecidos y más de 2,3 millones de colombianos viviendo en refugios o en las calles, en una inundaciones que afecta a treinta departamentos del país.

Se calcula que a la fecha sólo el 6% de la población afectada ha conseguido encontrar refugio. A lo largo del país aumentan los casos de diarrea, infecciones respiratorias, malaria y dengue. Además, la situación sanitaria se agrava por la destrucción de los sistemas de alcantarillado, la falta de letrinas y la contaminación por cadáveres de animales. La población que regresa a sus hogares tras la bajada de las aguas en ciertas áreas lo hace sin un control sanitario.

Los daños en la red de carretera está dificultando la respuesta humanitaria.

Las cifras arrojan un balance de 1,3 millones de hectáreas de tierra fértil destruidas. Además, se han derrumbado los mercados locales y es difícil el acceso de la población a agua potable.

?Algunas partes del país han retrocedido entre 15 y 20 años en el tiempo?, explica Gabriela Bucher, directora general de PLAN en Colombia. ?En el país estamos acostumbrados a las inundaciones pero nunca habían durado tanto ni habían tenido este alcance?.

La situación se prevé inestable en los próximos meses ya que los partes meteorológicos anuncian un invierno ?de abril a junio- afectado por precipitaciones poco habituales en esa época.

Trabajando para hacer llegar la ayuda de emergencia

PLAN, presente en Colombia desde 1962, trabaja en el reparto de ayuda de emergencia entre la población, especialmente en el departamento de Bolívar, uno de los más afectados.?Estamos trabajando para conseguir que 16.000 personas, incluyendo niños, tengan, para empezar, suficiente comida ya que muchas familias lo han perdido todo y muchos zonas de cosecha están totalmente anegadas?, comenta Gabriela Bucher.

Además de repartir kits de emergencia que incluyen comida, colchones, utensilios de cocina y mosquiteras, PLAN está trabajando en la recuperación psicológica de la población adulta y en especial de la infantil. Así, a diario se llevan a cabo actividades en los centros de refugio entre población donde además se generan ?espacios de seguridad para los niños? para que los menores tengan lugares donde estar localizados y donde voluntarios y personal de PLAN trabajan en la destraumatización de los menores a través de técnicas que incluyen el juego.

El gobierno colombiano ha dado prioridad a la vuelta a la escuela, sin embargo, el regreso a la normalidad y la apertura de las escuelas se está retrasando en gran parte del país ya que por el momento 400 escuelas están siendo utilizadas como refugios y 1.800 han sido dañadas, lo que afecta a cerca de 425.000 niños y adolescentes.

PLAN, presente en Colombia desde 1962, trabaja para garantizar el acceso de los niños a la educación, la salud y protección. Actualmente desarrolla proyectos en los municipios ubicados en los departamentos de Nariño, Cauca, Valle del Cauca, Chocó, Sucre, Bolívar, y en Bogotá. De los proyectos de PLAN se benefician directamente 140.000 niñas, niños y adolescentes y sus comunidades.