Las niñas y adolescentes son más vulnerables frente al SIDA | Plan Spain Pasar al contenido principal

Las niñas y adolescentes son más vulnerables frente al SIDA

30 Noviembre 2010

Madrid, 1 de diciembre 2010- En el Día mundial de la lucha contra el SIDA, PLAN recuerda que ser mujer, menor de edad y portadora del VIH es sinónimo de rechazo y aislamiento por parte de la familia y la comunidad en países en vías de desarrollo, además de ser discriminada a la hora del acceso al tratamiento con antirretrovirales. Millones de niñas en el mundo sufren doble discriminación por su condición de mujer y de seropositiva. 

PLAN, presente en 65 países, dentro de sus trabajo de defensa de los derechos de la infancia, pone un especial énfasis en lograr la efectiva inclusión de la niñas con SIDA a nivel familiar y local a través de proyectos de educación sexual que incluyen garantizar el acceso al tratamiento y la educación, y a nivel nacional con campañas de sensibilización y promoción de legislación que garantice sus derechos.
  
?Las niñas son las que tienen más posibilidades de ser sometidas a relaciones sexuales no consentidas con el consiguiente riesgo de infección por el VIH o las que si son portadoras son las primeras en ser discriminadas. En PLAN trabajamos a todos los niveles, hasta el institucional, para que leyes especificas protejan sus derechos?, explica Concha López, directora general de PLAN  

Tres continentes, tres historias, tres soluciones

ÁFRICA: Oportunidades para las huérfanas del SIDA en Zimbabue

El  80% de las mujeres con SIDA viven en el África subsahariana. Zimbabue es el sexto país del mundo con mayor tasa de infectados por el VIH: el 15% de la población.

De los 16 millones 600.000 huérfanos que ha dejado el SIDA, cerca de 14 millones 800 mil viven en el África subsahariana. Zimbabue, es uno de los países con la mayor proporción de niños con padres que han muerto por el virus o enfermedades relacionadas con él: ?El  30% de los niños han perdido a uno o dos de sus progenitores. Muchos se quedan a cargo de los abuelos o de algún otro familiar, otros muchos solos?, explica Else Kragholm, directora de PLAN en Zimbabue.

Lisa, con apenas 17 años es una de la miles de adolescentes que se ha visto obligada a convertirse en cabeza de familia. Su madre murió de SIDA y su padre desapareció. En lugar de emigrar en busca de una mejor vida a Sudáfrica, como hacen muchos jóvenes, Lisa decidió quedarse y cuidar de sus seis hermanos. ?Si fuera un chico me habría ido hace mucho tiempo, pero como soy chica y además la mayor tengo que cuidar de ellos?, dice mientras pasea por la pequeña chabola limpiando, cocinando y lavando la ropa.


Para sobrevivir Lisa y sus hermanos recogen frutos del bosque para comer durante el día. La única comida caliente es la cena.  ?Lavo ropa para otras familias y siego los campos. Prefiero que me paguen con comida y ropa de segunda mano para mis hermanos y hermanas?, cuenta la joven zimbabuense.

Ante la ausencia de los padres, Lisa y sus hermanos tuvieron que dejar la escuela. La extrema situación en la que viven fue comentada a PLAN Zimbabue por miembros de la propia comunidad donde viven. A través de los programas y becas de educación de PLAN en Simana, los hermanos y hermanas de Lisa han podido volver al colegio y la propia Lisa ha comenzado un programa de educación profesional para jóvenes.

ASIA: Defendiendo en el parlamento en India el derecho a la no discriminación

En India, el impacto del SIDA es relativamente bajo en relación con otros países y zonas del mundo pero está muy ligado a un profundo rechazo social, que afecta especialmente a la población femenina. De los 2.7 millones de afectados (el 0.29% de la población), el 39% son mujeres y de estos el 3.8% niños, se calcula, que la mitad de ellos son niñas.

La estigmatización de la población seropositiva infantil y su protección a través de una legislación efectiva es una de las grandes preocupaciones de PLAN, presente en India desde hace 30 años. 

?Cuando las personas saben que no van a ser discriminadas por su condición de seropositivas, se animan a hacerse el test. Sólo a través de la protección de los derechos de las personas infectadas o de la población más vulnerable es posible luchar contra la epidemia?, dice Vinayakan Ellath, de PLAN India.

Gracias a la labor de PLAN, el parlamento indio ha incluido en una ley por los derechos de los seropositivos, unos apartados especiales que protege a mujeres y niños de todo tipo de discriminación y garantiza el acceso a un tratamiento gratuito.

Pendra Bandarlu es una joven india de quince años del estado de Andhra Pradesh. Cuando tenía 11 tuvo un acceso de fiebre muy alto que obligó a su familia a hospitalizarla. Tras una estancia de dos meses ingresada, se recuperó. Tres años más tarde un fuerte dolor de estómago le llevó de nuevo al hospital, esta vez no lograban bajarle la fiebre. Un test de VIH demostró que era seropositiva.


Cuando en su comunidad se supo que Bandarlu era portadora del virus, se le denegó la vuelta al colegio. La niña dejó de ir a la escuela y de salir de casa porque los vecinos la rechazaban. Dentro de su propio hogar las cosas no resultaban tampoco fáciles porque no le permitían jugar con sus hermanos y hermanas. Su salud era cada día más frágil y además estaba deprimida.

Un comité de vigilancia para casos de discriminación formado por PLAN entre los miembros de la comunidad donde vive Bandarlu, detectó la situación de la niña e informó a los especialistas de PLAN India que comenzaron a trabajar con la familia y la escuela para que la niña pudiera volver al colegio y su familia la tratara como antes.

Tras varias investigaciones se descubrió que Bandarlu había sido infectada a través de las inyecciones de la primera vez que estuvo ingresada. La adolescente ahora tiene acceso al tratamiento con antirretrovirales.

AMÉRICA LATINA: Educando contra la violencia sexual en Ecuador

América Latina es el continente en vías de desarrollo que más bajos porcentajes de SIDA presenta. En países como Ecuador, el virus afecta oficialmente a 120.000 personas, el 1% de la población, el 49% son mujeres. Sin embargo, como explica Ángela Palacios, responsable de derechos sexuales y reproductivos de PLAN en Ecuador, ?el SIDA tiene un alto impacto entre la población femenina, sobre todo entre las adolescentes embarazadas porque muchas de ellas tienen su primera experiencia sexual sin protección y en muchas ocasiones de forma violenta?.

El porcentaje oficial de adolescentes embarazadas con SIDA ha subido del 30% al 49% en apenas dos años tras una campaña gubernamentales que ha ofrecido test de SIDA gratuito. Para Palacios este es un claro indicio de que ?el SIDA tiene un impacto mayor del de las cifras oficiales, el problema son los patrones culturales que mantienen las prácticas sexuales aún como tema tabú del que no se habla?.

Marta S. tiene 17 años y vive en la provincia costera de Santa Elena, en Ecuador. Es la segunda de cuatro hermanos. En segundo de bachillerato, quedó embarazada tras tener  relaciones sexuales con su novio. ?Nunca usé preservativo para mí era totalmente normal no usarlo. Nadie me dijo que lo hiciera, nadie me habló de su importancia?, explica la adolescente.

Mantuvo en silencio el embarazo hasta los cinco meses, cuando decidió hablar con su madre que le acompañó a realizarse exámenes. Marta resultó ser seropositiva.

En un principio la adolescente rechazó el tratamiento que le ofrecían desde el gobierno. Los funcionarios de salud intentaron contactar con ella en numerosas ocasiones, pero ocultó sus datos reales. Marta prefirió dar a luz en una clínica privada ocultando su situación y dejó los estudios.

Poco después Marta entró en contacto con un grupo de jóvenes formados por PLAN en ?Pre y Post Conserjería?, encargados de potenciar que la gente tenga acceso a las pruebas, al tiempo de dar asesoría en las áreas de salud. Las conversaciones con ellos le llevaron a replantearse su situación y finalmente asumir su problema y tratarse. Hoy Marta tiene información y las transmite, para evitar que más adolescentes pasen por su misma experiencia.

Este grupo de jóvenes forma parte del programa que desde el 2007 PLAN Ecuador lleva a cabo para la ?Promoción de los Derechos Sexuales y Reproductivos y Reducción de la Vulnerabilidad al VIH/SIDA de los y las Adolescentes?, a través del cual capacita al personal de salud en temas de derechos sexuales.