Las víctimas de las inundaciones en Paquistán se enfrentan a un brote de malaria | Plan Spain Pasar al contenido principal

Las víctimas de las inundaciones en Paquistán se enfrentan a un brote de malaria

5 Octubre 2010

01 de octubre de 2010 - Los equipos de PLAN están preparando la distribución de miles de mosquiteras para los más de dos millones de casos de malaria que se esperan tengan lugar tras las inundaciones en Paquistán.

Ya se han identificado cerca de 195.000 casos de malaria en la provincia de Sindh, donde los niveles de agua continúan siendo altos.

Durante los próximos días, PLAN distribuirá 18.500 mosquiteras para proteger a los niños y a sus familias de la enfermedad transmitida por los insectos que proliferan en las aguas estancadas.

Las inundaciones continúan  

 ?Fuertes inundaciones persisten en diversas áreas de Sindh,

al igual que las operaciones de rescate continúan?, dijo Haider Yaqub, director de PLAN Paquistán.

?El agua de las inundaciones ha creado numerosas ?isletas? en las que la gente continúa aislada junto a su ganado?.

Las familias están regresando a sus casas en el norte de la provincia de Punjab, pero necesitan alimentos, agua, medicamentos y refugio.

?El agua continúa en varias áreas de la provincia?, dijo Mr Yaqub, ?particularmente a lo largo del río, y no se espera que bajen rápidamente?.

?Sigue siendo necesaria la ayuda y la rápida recuperación, además de la supervisión del bienestar de aquellos que regresan a sus casas?.

Causas de la enfermedad

Entre aquellos que corren más riesgo se encuentran 400.000 mujeres embarazadas, de las que se espera que 45.000 darán a luz cada mes, muchas de ellas sin asistencia durante el parto.

?El agua estancada está actuando como el principal foco de la enfermedad y obviamente los más vulnerables son los niños y las mujeres?, dijo Mr Yaqub.

La nutrición también es una gran preocupación, particularmente para mujeres embarazadas y los niños más pequeños, ya que la gente depende la ayuda alimentaria.

Respuesta de PLAN frente a las inundaciones

La respuesta de emergencia de PLAN al desastre las inundaciones ha incluido hasta ahora comida cocinada a más de 256.600 personas, refugio a más de 230.000 personas, tanques de agua para más de 3.000 casas y kits sanitarios e higiénicos para 2.750 familias.

?Los primeros casos de malaria deberían de ser una llamada de atención para Naciones Unidas, las autoridades sanitarias de Paquistán y las organizaciones internacionales no gubernamentales?, dijo Dr Unni Krishnan, Coordinador de respuesta en desastres de PLAN.

?Sin un sistema sanitario público sólido, el número de casos y de muertes aumentará significativamente?.