Los empleados de FCC reconstruyen con PLAN un centro escolar en Haití | Plan Spain Pasar al contenido principal

Los empleados de FCC reconstruyen con PLAN un centro escolar en Haití

3 Noviembre 2010
  • PLAN y FCC, el grupo de servicios ciudadanos que opera en los sectores de medio ambiente, infraestructuras y energías renovables firman un acuerdo de colaboración.
  • Madrid, 2 de noviembre de 2010. PLAN, la organización internacional de protección de derechos de la infancia, y FCC, el grupo de servicios ciudadanos que opera en los sectores de Medio Ambiente, Infraestructuras y energías renovables, unen sus fuerzas para la reconstrucción de Haití.

    El acuerdo de colaboración entre ambas organizaciones, que ha sido firmado por Petra Mateos, Tesorero y Presidente de la Comisión de Auditoría del Patronato de la Fundación PLAN España, y por José Manuel Velasco, Director General de Comunicación y Responsabilidad Social Corporativa de FCC, permite continuar con los esfuerzos de reconstrucción del sistema escolar del país caribeño, devastado después del terremoto de 12 de enero de 2010.

    Colaboración de los empleados

    Los propios empleados de FCC han sido los protagonistas de esta reconstrucción. Gracias a sus aportaciones voluntarias, complementadas por la empresa, se comenzará próximamente la edificación de un módulo de un centro escolar con dos aulas con capacidad para albergar a cien niños y niñas, en la localidad de Croix-des-Bouquets, ubicada en las proximidades de la capital de Haití, Port-au-Prince.

    Como señala Petra Mateos, tesorera del Patronato y presidenta del Comité de Auditoría de PLAN en España: ?La educación y la reconstrucción del sistema escolar son claves para este país. Ya antes del seísmo, sólo estaban escolarizados el 49% de los niños, y se afronta un riesgo real de analfabetismo en las generaciones futuras. Más aún teniendo en cuenta la juventud de Haití, donde el 47% de la población, y de los afectados por el terremoto, está compuesto por menores de 18 años?.

    Por su parte, José Manuel Velasco, de FCC, señaló: ?Han sido los propios empleados de FCC los que han financiado la construcción de esta escuela compuesta por dos aulas. Ellos y PLAN son los protagonistas de esta acción, que beneficiará de forma directa a más de 100 escolares, y de la que pueden estar muy orgullosos. Además, unas 250 personas, en su mayoría padres de alumnos y docentes, participarán en acciones complementarias de sensibilización y capacitación?.

    Previsión ante la temporada de huracanes

    Desde el pasado mes de abril, fecha de reinicio de las clases tras el seísmo, miles de estudiantes han estado recibiendo clase en tiendas provisionales. Se calcula que de las 16.000 escuelas del país caribeño, más de 6.000 se encontraban en la zona afectada y, de ellas, el 65% ha quedado derruido así como las tres principales universidades y el propio ministerio de Educación, que quedaron colapsados después del terremoto. Con la llegada de la época de huracanes PLAN trabaja en la construcción de escuelas con estructuras más sólidas. Está prevista la construcción de más de 500 de estos centros.

    El tiempo de vida medio de estos módulos es de unos 10 ó 15 años y están construidos en madera, un material flexible y resistente a los desastres naturales, y que permite que se edifique en apenas una semana.

    La asistencia de los niños y niñas a clase es esencial, porque además de formarles para el futuro, contribuye a proporcionarles una rutina y una sensación de cierta normalidad que ayuda a disminuir el estrés y los miedos que tanto el terremoto como las condiciones de vida posteriores, hacinados con sus familiares supervivientes en campamentos de tiendas de campaña, les provoca. Por este motivo, PLAN trabaja en la formación de profesores y voluntarios (más de 700 hasta la fecha) en tareas de destraumatización infantil, para procurar minimizar las secuelas psicológicas del seísmo.

    PLAN en Haití

    PLAN está presente en Haití desde hace 37 años y en el momento del terremoto contaba en el país con 143 empleados, a los que se unió un equipo internacional de expertos en emergencias, que trabajan desde entonces para mejorar la situación de más de millón y medio de niños y niñas afectados por el seísmo del pasado enero.

    En estos momentos, PLAN está desarrollando numerosos proyectos de construcción de escuelas temporales en las zonas de Jacmel y Croix-des-Bouquets, en las afueras de Puerto Príncipe. Además, PLAN está realizando labores de apoyo en otras áreas que sin haber sido devastadas por el terremoto han recibido en las primeras semanas tras la catástrofe una gran masa de población afectada y que se ha trasladado desde la capital. Entre estas acciones se cuenta la creación de Child Friendly Spaces (zonas seguras para los niños), construcción de servicios de saneamiento, limpieza de escombros de las zonas escolares y refuerzo de las economías familiares mediante el programa Cash for Work (Dinero por Trabajo), así como la prestación de servicios de salud mediante clínicas móviles.