Plan actúa ante las inundaciones en Togo | Plan Spain Pasar al contenido principal

Plan actúa ante las inundaciones en Togo

30 Julio 2009
Las lluvias caídas en Togo dejaron tras de sí un balance de seis muertos y más de 10.000 damnificados

Julio 2009. Las lluvias caídas el pasado fin de semana en Togo dejaron tras de sí un balance de seis muertos y más de 10.000 damnificados, según datos facilitados por la OACDH (Oficina Regional para África Central y Oriental).

La zona sudeste del país, especialmente las regiones de Zio, Vo, Yoto y Golfe, fue la que sufrió las consecuencias más graves, y en donde cerca de 6.000 niños se están viendo afectados por el desastre.

Las comunidades en las que PLAN trabaja no fueron alcanzadas por la inundación. No obstante responsables de la organización se reunirán con las autoridades del país, agencias de Naciones Unidas y organizaciones no gubernamentales desplegadas en la zona para hacer una primera evaluación de lo sucedido y desarrollar un plan de acción conjunto.

La gravedad de las inundaciones llevaron al Gobierno togolés a poner en marcha una serie de acciones, entre ellas:

  • Distribuir comida, tiendas y ropa a las víctimas.
  • Hacer un llamamiento de asistencia internacional.
  • Realizar un censo de las víctimas.
  • Activar la ORSEC (Plan de urgencia para la gestión de catástrofes).
  • Rescatar a las víctimas que quedaron aisladas por el agua.

 

Cerca de cuatrocientas casas resultaron destruidas mientras que un gran número de granjas fueron anegadas por las aguas. Como consecuencia directa los lugareños informaron de la pérdida de gran parte de los animales y aves de corral, uno de los principales recursos de aquellas comunidades campesinas.Las aguas inundaron amplias áreas en las que se formaron grandes balsas de agua estancada y lodo, lo que propicia la aparición de plagas de mosquitos y otros insectos transmisores de enfermedades.

Para hacer frente a posibles plagas y enfermedades como la malaria, el Gobierno, apoyado por las organizaciones en la zona, distribuyó mosquiteras, entre otros enseres, para que los damnificados puedan protegerse.

En cuanto a las comunicaciones, las inundaciones convirtieron a Togo en un país prácticamente aislado. Nueve puentes y una línea de tren que unen el pequeño Estado africano con otros países como Burkina Faso, Mali y Níger, fueron destruidos por las lluvias.

Asimismo muchos pueblos y distritos están completamente aislados, aguardando la ayuda del Gobierno o de las organizaciones no gubernamentales.