PLAN alerta sobre la situación de más de un millón de niños afectados y recuerda que "son los más vulnerables" | Plan Spain Pasar al contenido principal

PLAN alerta sobre la situación de más de un millón de niños afectados y recuerda que "son los más vulnerables"

14 Enero 2010
PLAN mantiene en Haití un efectivo de 142 personas colaborando desde el primer minuto en labores humanitarias, al que se sumará en pocas horas un equipo de expertos en terremotos y ayuda humanitaria. Hasta el momento ha recaudado más de 800.000 dólares destinados a ayuda para los afectados.

  • El 46% de la población haitiana son menores de 18 años y se calcula que decenas de miles pueden haber muerto a consecuencia del seísmo que derrumbó escuelas.
  • PLAN mantiene en Haití un efectivo de 142 personas colaborando desde el primer minuto en labores humanitarias, al que se ha sumado un equipo de expertos en terremotos y ayuda humanitaria. 
  • La ONG ha recaudado más de 800.000 dólares destinados a ayuda para los afectados.

    Haz una donación a través de los siguientes nº de cuenta:  

    Número de cuentas para donaciones:

    Banco Santander: 0049 0001 56 2010025526

    BBVA: 0182 4018 14 0208515929

    La Caixa: 2100-2927-90-0200054649

    Caja Madrid: 2038 1915 1160 0014 0686

    Caja Navarra: 2054 1205 61 9157982490

    Caja España: 2096 0603 31 3419688704

     

    ¡Necesitamos urgéntemente tu ayuda!

    ¡Muchas gracias por colaborar!

     Dona 1? y anima a tus amigos/as a colaborar con los afectados por el terremoto en Haití

    • Envía un sms con la palabra HAITI al 25152

    • SMS: Coste SMS 1,39? (IVA incl.). Alterna Project Marketing. 902 210 230. info@eurostar.es.

       

    • *Política de privacidad

    • Madrid, 14 de enero de 2010. Los 142 trabajadores de la ONG pro derechos de la infancia PLAN en Haití lucha contrarreloj para hallar supervivientes del devastador terremoto de Haití del pasado martes. Se estima que más de un millón de niños se han visto afectados y que decenas de miles pueden haber muerto a consecuencia del derrumbe de escuelas y edificios. Un grupo de expertos en desastres y emergencias de PLAN están viajando a Haití para valorar cuáles son las necesidades más urgentes y proveer de comida, agua y refugio a los afectados por el terremoto del pasado martes.

      PLAN ha lanzado mundialmente un llamamiento masivo para poder ayudar a los niños víctimas de la tragedia, los más vulnerables en este tipo de situaciones. PLAN, que trabaja con 42.000 niños en Haití, ya ha destinado 800.000 dólares para las labores de emergencia.

      El director de PLAN Haití, Rezene Tesfamariam, ha asegurado que la devastación en la capital del país, Puerto Príncipe, es de unas dimensiones ?inimaginables?. ?La gente está intentando recuperar los cuerpos en edificios de toda la ciudad. Los servicios de emergencia están desbordados y muchos de los cuerpos han sido recuperados por sus seres queridos. Utlizan cualquier cosa que pueden: palas, picos o sus propios brazos?, afirma.

      La ciudad se está llenando de campamentos improvisados y PLAN está trabajando en evaluar las necesidades más inmediatas. ?He trabajado para PLAN durante 27 años y he visto todo tipo de tragedias. He visto refugiados luchando por sus vidas y riadas que destruyeron localidades enteras, pero nunca he visto nada como esto?. El director de Respuesta Humanitaria y ante Desastres de PLAN, Roger Yates, aseguró que la población haitiana está haciendo todo cuento puede para rescatar a los atrapados bajo los edificios derrumbados, y que la ayuda internacional es vital en estos momentos. ?En unos momentos tan terribles ?afirmó-, el apoyo de otros países es realmente importante. Los niños son siempre los más vulnerables en estas situaciones, sobre todo aquéllos que han perdido a sus padres, y el personal de PLAN está trabajando ya para ayudar a las comunidades a proteger a sus niños?.

      Desde 1973 trabajando en Haití

      La ONG, que trabaja en Haití desde 1973, está trabajando con el gobierno haitiano, con los servicios de emergencia del país y otras organizaciones internacionales y locales para responder de forma inmediata a las necesidades de los niños y niñas en la región y evaluar la situación.  Esa  experiencia de 37 años de PLAN en Haití le permite tener una visión de trabajo a largo plazo, prever las necesidades de las comunidades y asegurar que puedan ser reconstruidas. En un primer momento la ayuda estará enfocada en ofrecer agua, comida y servicios sanitarios y psicológicos a las personas afectadas. En materia de educación, como un elemento indispensable para el proceso de recuperación, se establecerán escuelas temporales.

      ?Nuestra prioridad es asistir a los niños y a sus familias y trasladar a la población en situación de riesgo a lugar seguro en cuanto sea posible. Y paliar el trauma psicológico entre la gente, que no es algo palpable ahora mismo, será muy importante también para garantizar la protección de la infancia?, afirma la directora general de PLAN España, Concha López.

      Política de privacidad

      Los datos de carácter personal facilitados en este formulario, así como los que se obtengan a lo largo de tu relación con Fundación Plan Internacional España (en adelante ?Plan?), serán incorporados a un fichero del que es responsable Plan. El tratamiento de los datos personales tiene la finalidad de llevar a cabo la actividad que nos autorizas de colaboración con los programas de desarrollo de Plan International, así como de hacerle llegar comunicaciones (inclusive promocionales o comerciales) respecto de las iniciativas de Plan. Dichos datos personales podrán ser comunicados, para los fines expuestos, a la oficina central de Plan International con domicilio en Woking, Surrey, GU21 6JG, Gran Bretaña. Para el ejercicio de los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición deberás dirigirte a Fundación Plan International España, C/ Pantoja 10, 28002 Madrid. Al cumplimentar y remitiros este formulario, manifiestas tu consentimiento expreso e inequívoco para que Plan trate y comunique tus datos de la manera aquí descrita.