Plan facilita asistencia a más de 60.000 personas desplazadas en Sudán del Sur | Plan Spain Pasar al contenido principal

Plan facilita asistencia a más de 60.000 personas desplazadas en Sudán del Sur

22 Agosto 2013
Plan ha lanzado un programa de emergencia de 2.5 millones de dólares para apoyar a las miles de familias afectadas por el resurgimiento del conflicto armado en el Estado de Jonglei, en Sudán del Sur, y atender sus necesidades básicas durante los próximos meses.

19 de agosto de 2013. Plan ha lanzado un programa de emergencia de 2.5 millones de dólares para apoyar a las miles de familias afectadas por el resurgimiento del conflicto armado en el Estado de Jonglei, en Sudán del Sur, y atender sus necesidades básicas durante los próximos meses.

El director de Plan en Sudán del Sur, Gyan Adhikari, asegura que unas 148.000 personas se han visto desplazadas por la nueva oleada de enfrentamientos que comenzaron en marzo de este año. ?Nuestra prioridad actual es cubrir las necesidades básicas de la población, entre la que niños y mujeres se están llevando la peor parte en el conflicto?, señala Adhikari.

Plan, en colaboración con el Programa Mundial de Alimentos y con el apoyo financiero y técnico de Plan Australia, está proporcionando asistencia a más de 60.000 personas desplazadas, la mayoría mujeres y niños, en los condados de Dorein, Labarab, Gumuruk y Pibor.

?Estamos proporcionando raciones de alimentos para dos semanas a las personas que se han quedado sin hogar, la mayoría mujeres, niños y niñas. Hasta la fecha, 21.010 (4.534 niños, 4.070 jóvenes, 6.933 mujeres y 5.673 hombres) niños y sus familias han recibido estas raciones en los centros de Dorein, Labarab y Pibor?, dice Adhikari.

El estallido de choques armados entre el gobierno y las fuerzas rebeldes y el resurgimiento de la violencia entre las comunidades de Lou Nuer y Murle el pasado mes de julio, han obligado a huir a más de 100.000 personas de Pibor, dejando las poblaciones de Lekonguele, Gumuruk, Pibor, Manyabol o Boma prácticamente deshabitadas.

?En términos humanitarios, la situación en el terreno ahora mismo es desalentadora. La gente huyó de sus ciudades sin llevarse nada con ellos y han estado en el monte durante más de dos meses. No tienen comida ni acceso a agua potable, y en muchos casos están heridos y no tienen un lugar donde refugiarse?, dice Adhikari.

En la fotografía, Mutong Touch Bulen, viuda de cincuenta años que ha recibido alimentos, agradece el apoyo recibido: ?Esta comida no alimentará durante dos semanas a mis nueve hijos. Hemos estado sobreviviendo con frutos salvajes los últimos 75 días en los montes. También tenemos familiares que aún esperan recibir comida y la compartiré con ellos. Pero esto es mejor que nada y estoy muy feliz por recibir este apoyo?.

Los fondos recaudados por Plan se emplearán para cubrir las necesidades humanitarias básicas de las familias desplazadas como refugio, higiene y saneamiento en los próximos meses.

?Rescatamos a 72 niños que habían sido abandonados en el monte y estaban  desorientados y llorando. Ahora están en Gumuruk recibiendo apoyo. La ayuda de las organizaciones humanitarias es muy apreciada y me gustaría que este apoyo se ampliara hasta que la situación se normalice ?, indica Joshua Konyi, líder del condado de Pibor.

En pleno conflicto, la asistencia humanitaria fue paralizada y muchas organizaciones, Plan incluida, fueron obligadas a suspender sus operaciones. Plan retomó sus operaciones hace unas semanas en respuesta a la situación que niños y mujeres están enfrentando en este área de Sudán del Sur.

 

Plan Internacional ha estado presente en Sudán durante 30 años. En 2006 creamos un programa especial en Sudán del Sur para centrarnos en las necesidades de desarrollo del nuevo país. Desde entonces, Plan se ha centrado en programas de desarrollo a corto y largo plazo en áreas como nutrición y agricultura, educación o protección de la infancia.