PLAN ha proporcionado ayuda a 1,1 millones de afectados en el cuerno de África | Plan Spain Pasar al contenido principal

PLAN ha proporcionado ayuda a 1,1 millones de afectados en el cuerno de África

26 Junio 2012

En 2011, la falta de lluvias en el Este de África dio lugar a uno de los años más secos en la región desde 1995 y provocó que 12,4 millones de personas necesitaran asistencia humanitaria.

La sequía provocó que muchas áreas de la región sufrieran graves deficiencias en los cultivos, se deteriorara la ganadería y subieran los precios de los alimentos.

En julio de 2011, PLAN comenzó su respuesta de emergencia a la sequía. En ese momento, muchas familias estaban comenzando a saltarse las comidas, aumentando la desnutrición, especialmente entre los niños y mujeres en periodo de lactancia.

"Las niñas están especialmente en riesgo", explica David Throp, Director de PLAN Etiopía. "A menudo son las primeras en pasar hambre si las familias no tienen suficiente comida. Además, las presiones económicas pueden llevar a que abandonen la escuela, contraigan matrimonio temprano o  emigren."

Proporcionar apoyo vital

La respuesta de emergencia PLAN ha sido prestar asistencia a los grupos más vulnerables: niños, mujeres embarazadas y en periodo de lactancia, ancianos y enfermos. El trabajo en la región ha incluido el suministro de alimentos y agua, promoción de la higiene, y la sensibilización sobre la protección de la infancia en situaciones de emergencia.

En Kenia, PLAN ha asistido a más de 650.000 niños y personas vulnerables en cinco áreas de todo el país. Se ha estado proporcionando maíz, frijoles, aceite y agua en las escuelas y los centros de salud, y ayudando a las comunidades a construir represas para aumentar el acceso al agua potable. También se han realizado programas de protección de menores para garantizar la seguridad de los jóvenes en situación de riesgo.

Además, en Etiopía, PLAN ha proporcionado ayuda humanitaria a un total de 280.000 personas en once distritos mediante la implantación de proyectos para recoger agua, mejorar el saneamiento, aumentar los cultivos y suministrar alimentos. Además, se está  apoyando proyectos gubernamentales para mejorar la eficacia de la asistencia sanitaria y otros servicios.

En Sudán del Sur, que también ha sido gravemente afectada por la sequía, PLAN ha apoyado a más de 200.000 personas, proporcionando asistencia alimentaria a los desplazados internos, aplicando los programas de comidas escolares y desarrollando proyectos de protección a la infancia. También se han distribuido semillas y herramientas para aumentar la producción agrícola, facilitar la construcción de letrinas en las comunidades y de pozos para garantizar el acceso al agua potable.

Proyectos a largo plazo

Con los proyectos de emergencia de PLAN se ha asistido a más de 1,1 millones de personas afectadas por la sequía en África Oriental. Ahora, la atención se centra en proyectos a largo plazo, como la alimentación, asistencia sanitaria y mejorar la educación.

También se está prestando atención a las cuestiones de protección de la infancia porque la sequía ha tenido un grave impacto en la vida de los niños y especialmente de las niñas. Por ello, PLAN continuará trabajando con las comunidades para desarrollar iniciativas a largo plazo de protección de menores  y  asegurar el bienestar emocional de los niños y las niñas.

Noticias relacionadas

Los niños y niñas de Malí se enfrentan a una triple emergencia