PLAN Internacional hace una llamada de acción inmediata en el Sahel | Plan Spain Pasar al contenido principal

PLAN Internacional hace una llamada de acción inmediata en el Sahel

6 Junio 2012

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Sin un apoyo inmediato y continuado por parte de la Comunidad Internacional, la crisis alimentaria del Sahel, unida al asentamiento de refugiados, parece estar destinada a sesgar miles de vidas en la región. Más de 1 millón y medio de menores de cinco años sufren de desnutrición severa, una condición extrema que frecuentemente provoca la muerte. Además, más de 18 millones de personas, de los cuales casi la mitad son menores de 17 años, corren peligro de sufrir hambruna. Casi 500.000 malienses se encuentran desplazados o refugiados en una región donde los recursos ya de por sí eran escasos.

Se estima que esta doble crisis en la región de África Occidental, el Sahel, va a acabar con más vidas que el tsunami de Asia (que resultó en 273.000 fallecidos) o que el terremoto de Haití (más de 217.000 fallecidos).

?La muerte por hambruna y desnutrición es un proceso lento y doloroso?, dijo Adama Coulibaly, Directora Regional de PLAN en África Occidental. La falta de fondos suficientes para suministrar incluso los métodos de auxilio más básicos sigue siendo el mayor desafío en la región.

Esta primavera, los precios del cereal, que ya eran elevados, han aumentado en Burkina Faso, Mali y Nigeria, incrementando las dificultades que tienen las comunidades con problemas de pobreza crónica. A los altos precios y las escasas cosechas se une el conflicto de Mali, que ha dificultado todavía más el acceso a alimentos por parte de las comunidades más vulnerables del Sahel. Una situación que no mejorará hasta la época de cosecha en octubre.

Muchas familias han tenido que vender su ganado para cubrir sus necesidades básicas de alimentos. Algunos, incluso, comen semillas en lugar de guardarlas para cultivarlas en la próxima estación.

?La respuesta de PLAN en Senegal, Burkina Faso, Mali y Nigeria se centra en el bienestar de los niños, desde el reparto de bienes y comida hasta la reanudación de su educación, poniendo a su disposición espacios donde puedan estar seguros en los campos de refugiados. Pero esta respuesta requiere de muchos recursos, tanto humanos como económicos, y PLAN necesita del apoyo de las personas de todo el mundo para asegurar la seguridad de decenas de miles de niños?, aseveraba Coulibaly.

PLAN está ayudando a familias de la región, tanto a aquellos que viven en campos de refugiados, como a los desplazados y a aquellos pertenecientes a comunidades vulnerables que no tienen un acceso suficiente a los alimentos.

La labor de PLAN

Burkina Faso:

  • La organización ha construido letrinas en el campo de Mentao, en la provincial de Soum, que pondrán a disposición de las 7.777 personas que viven allí unas mínimas condiciones de salubridad.
  • Apoyará a las autoridades locales para que lleven a cabo cursos de verano para los niños refugiados, y puedan así recuperar el nivel perdido y ponerse al día.
  • Se llevarán a cabo proyectos para favorecer la seguridad alimentaria en Sanmatenga y Namentenga.

Mali:

  • Presta apoyo a los desplazados internos que actualmente residen en las seis comunas de Bamako.
  • 1.550 niños y 4.482 familias han sido asistidas gracias a la distribución de alimentos.
  • Más de 1.000 niños escolarizados desplazados en Kati han recibido kits escolares que les ayudarán a retomar su educación.

Nigeria

  • Administra un campo de refugiados junto con las Naciones Unidas.
  • Suministra agua limpia, alimentos y asistencia a los refugiados que llegaron junto con su ganado y que viven cerca del campo de Ayourou.

En Camerún y Senegal, PLAN está trabajando para aportar asistencia inmediata, pero además está progresando en sus esfuerzos orientados a la prevención de los problemas existentes a largo plazo.

A través de la colaboración con el Programa de Alimentos del Mundo en Senegal, PLAN repartirá alimentos y apoyo nutricional a comunidades en tres regiones: Louga, Thies y Sant Louis, que en total albergan a una población de 1.462.237, y que cuentan con 11.769 casos de niños con desnutrición severa.

En la mayoría de las áreas, la ayuda llega con lentitud. Hay muchas áreas donde los servicios no son accesibles. PLAN está trabajando junto con otros actores humanitarios y gubernamentales para lograr una cobertura coordinada de la ayuda humanitaria.