PLAN pone en marcha un programa de ayuda para los niños | Plan Spain Pasar al contenido principal

PLAN pone en marcha un programa de ayuda para los niños

18 Marzo 2011
  • La organización internacional para la protección de la infancia, presente en el país desde hace 28 años con una oficina de información de padrinos, distribuye kits de emergencia entre la población.
  • Marzo 2011

    . La oficina de PLAN en Japón va a empezar a trabajar con organizaciones y autoridades locales para dar apoyo a los niños y niñas afectados por el terremoto y el tsunami en la región de Sendai, al Noreste del país.

    La principal preocupación de PLAN en estos momentos es el bienestar de las decenas de miles de niños que se han visto forzados a abandonar sus hogares y del medio millón de personas que actualmente se encuentran viviendo en refugios temporales.

    El frío extremo y la nieve obstaculizan las labores de rescate y disminuyen las posibilidades de encontrar supervivientes, especialmente entre los niños.

    Ayuda de emergencia

    La ayuda inmediata de PLAN se centra en proveer a los damnificados de ropa de abrigo, calefacción, agua potable y comida así como en instalar espacios de seguridad para niños.
    La primera fase de la ayuda se espera que dure tres meses. También se va a llevar a cabo durante 15 meses un programa de reducción de riesgos así como de asistencia psicológica a los niños y niñas japoneses.

    ?Japón es un país muy desarrollado pero el sufrimiento de los niños y las niñas es universal y los menores japoneses están viviendo momentos realmente difíciles?, explica Unni Krishnan, coordinador de ayuda humanitaria de PLAN y desplazado de urgencia al país. ?Los japoneses están enfrentando al mismo tiempo desastres que por sí solos son devastadores: un terremoto, un tsunami y un incidente nuclear. Esto multiplica la ansiedad de los niños, que ya están emocionalmente impactados con el terremoto?.

    Réplicas y alertas de tsunami

    Las constantes réplicas y alertas de tsunami siguen causando evacuaciones masivas de la población, que huye de las zonas más devastadas. Se prevé que la situación continúe y los expertos advierten de que podrían producirse nuevos seísmos durante algún tiempo más. Los niños traumatizados han perdido a familiares y amigos. Algunos se han quedado huérfanos mientras que otros han sido separados de sus padres.

    La organización internacional para la protección de la infancia, presente en 66 países, trabaja para mejorar la vida de los niños y las niñas en todo el mundo, especialmente en momentos de emergencia.

    Presente en el país desde 1983, la oficina de PLAN, en el país nipón trabajaba hasta el momento como oficina de coordinación de proyectos e información a sus cerca de 70.000 padrinos y socios colaboradores japoneses que con sus contribuciones sostienen proyectos en países en vías de desarrollo.