`Queremos volver a la escuela´ | Plan Spain Pasar al contenido principal

`Queremos volver a la escuela´

30 Marzo 2010
  • Países donantes, representantes del gobierno haitiano, expertos internacionales y representantes del Banco Mundial acudirán esta semana a la sede de Naciones Unidas para abordar el proceso de reconstrucción del país caribeño, que se estima costará al menos 11.500 millones de dólares.
  • PLAN defenderá las demandas de los jóvenes, que piden ?educación, un trabajo y tener voz sobre su futuro?, ante los responsables del proceso de evaluación de necesidades en la reconstrucción de Haití durante la reunión que tiene lugar hoy en Nueva York.
  • La organización internacional de protección de infancia pedirá que las conclusiones derivadas de una encuesta realizada a 1.000 niños y niñas formen parte de los planes para la reconstrucción del país caribeño. 

  • Madrid, 1 de abril de 2010. ?Volver a la escuela? es el deseo más ferviente de la mayoría de los jóvenes haitianos, de acuerdo con una amplia encuesta realizada en el país por la ONG internacional de protección de infancia PLAN tras el terremoto.

    En la encuesta, puesta en marcha conjuntamente por las organizaciones a favor de la infancia PLAN Internacional y UNICEF, participaron cerca de 1.000 niños y niñas del país caribeño. Se espera que las conclusiones derivadas de este informe formen parte de los planes de reconstrucción de Haití como antesala a la conferencia programada esta semana en la sede de Naciones Unidas. 

    El gobierno de Haití ha estimado el costo de reconstrucción en 11.500 millones de dólares. En la opinión de PLAN, los niños y jóvenes deben tener una voz respecto a cómo se debieran utilizar estos recursos en la reconstrucción del país.

    PLAN entrevistó aproximadamente a un millar de niños y niñas de todo el país a través de numerosos grupos de discusión. Se formaron grupos de distintas edades para cubrir en un ambiente acogedor temas relacionados con el género, la discapacidad, la vulnerabilidad, la educación, el acceso a los servicios básicos y la reducción del riesgo frente a desastres naturales. A lo largo de las sesiones se alentó a los niños y niñas a debatir sobre sus sueños y esperanzas para su propio futuro y para el futuro de su país.    

    En general, los niños y jóvenes no toman parte en el proceso de Evaluación de Necesidades Post-Desastre  (PDNA ?post disaster needs assessment-). Sin embargo, dado que la mitad de la población haitiana es menor de 18 años, es fundamental garantizar que la reconstrucción del país logre marcar una diferencia positiva en las vidas de los jóvenes.

    PLAN observó que, en la actualidad, el deseo más ferviente de los jóvenes haitianos es regresar a la escuela y retomar su educación. Otra prioridad en su larga lista es la necesidad de contar con mejores viviendas y servicios de agua, salud y transporte. Asimismo, expresaron su deseo de que el mejoramiento de los servicios básicos se extendiera a las provincias y no se concentrara en la capital, Puerto Príncipe. Por último, entre sus principales preocupaciones se cuentan problemas de seguridad y la inquietud de saberse mal preparados para enfrentar futuros desastres.

    ?Sinceramente espero volver a la escuela ya que creo que uno no es nadie en la vida sin conocimientos. Antes del 12 de enero, no me habían enseñado ni informado sobre desastres naturales. Pienso que debemos estar mejor preparados para enfrentar posibles terremotos y evitar una construcción no regulada?, comenta un adolescente de 16 años.
    Otra niña destacó el acceso al trabajo como un punto clave para el futuro de la juventud de Haití: ?Ojalá este sea el momento de cambio en Haití. Debemos crear empleos para los jóvenes, ya que ellos son el futuro de este país?. 

    En las palabras de Roger Yates, Director de PLAN de Desastres y Respuesta Humanitaria, ?si se dispone de recursos, ésta será una excelente oportunidad para mejorar, durante esta generación, la situación del país y reducir la vulnerabilidad que permitió que se produjera una crisis tan seria. Si deseamos que el proceso de reconstrucción traiga beneficios a largo plazo, se deben abordar las prioridades expresadas por los niños y niñas?.