Violencia y fracaso escolar: cuando los niños también son víctimas de la desigualdad de género | Plan Spain Pasar al contenido principal

Violencia y fracaso escolar: cuando los niños también son víctimas de la desigualdad de género

21 Septiembre 2011
  • Descubre el vídeo de informe 'Por Ser Niñas'.
  • Descárgate el Informe completo o pincha aquí para ver el vídeo resumen de la campaña Por Ser Niñas 2011.
  • Madrid, 21 de septiembre de 2011- La desigualdad de género sigue siendo uno de los principales problemas de la educación de países de América Latina, Asia y África. Una encuesta realizada por PLAN entre más de 4.000 adolescentes de India, Ruanda, B

    enín, Brasil, Togo, Vietnam y Reino Unido recogida en el Informe `Por Ser Niñas´ 2011 ?¿Y qué pasa con los chicos? Hombres y niños, claves en la equidad de género?, revela que la rigidez de las normas de género es adoptada desde los primeros años de vida por niños y niñas. De adultos estos niños acaban perpetuando los desequilibrios de poder entre sexos, refuerzan las conductas negativas y las hacen aceptables.

    Los datos, recogidos en el informe presentado esta mañana en Madrid en Casa América, explica que los patrones de desigualdad de género son asumidos tanto por los niños como por las niñas. Así, en India y Ruanda el 65% de los niños y niñas encuestados aceptan la premisa de que ?una mujer debe tolerar la violencia para mantener unida a la familia? y el 43%  de los menores confirma también, como cierta, la idea de ?hay veces que una mujer se merece ser golpeada?.

    Bajo el titulo este año: ?¿Y qué pasa con los chicos?: hombres y niños claves en la equidad de género?, el informe `Por Ser Niñas´, que desde 2007 estudia la situación de las niñas en el mundo, analiza en profundidad el papel de los hombres y los niños en la igualdad de género través de testimonios y estudios elaborados en países en vías de desarrollo de Asia, África y América Latina donde PLAN está presente.

    El informe refl

    eja que, incluso en países como Reino Unido, donde existe una legislación que regula la igualdad de oportunidades, el 11% de los menores ingleses encuestado afirmar estar ?totalmente de acuerdo en que el papel más importante de la mujer es cuidar de su casa y cocinar para su familia? un porcentaje que alcanza el 66% entre los menores de Ruanda y el 74% entre los menores de India.

    ?Es necesario cambiar el concepto de que los hombres son el problema y empezar a verlos como parte de la solución. Una educación igualitaria es fundamental y los avances a nivel institucional son escasos y lentos para una cuestión de tanta envergadura que condiciona la vida y el futuro de millones de niñas y niños, porque también los varones acaban siendo víctimas de patrones negativos de masculinidad como ser violento, duro o indolente  ? afirma Concha Lopez, directora general de PLAN en España.

    ?En España, el reparto de trabajo doméstico y familiar sigue mostrando desigualdades de género en perjuicio de las mujeres?, añade Concha López. Según el último informe del Instituto de la Juventud (2008) que analiza la situación de género, el 51,9% de los jóvenes y el 54,9% de las mujeres admite que las tareas del hogar las realizan mayoritariamente las mujeres.

    América Latina: mayores índices de fracaso escolar entre los varones

    Mientras en todo el mundo aumentan los índices de escolarización de las niñas -habitualmente detrás de los niños-, en América Latina y el Caribe, se da el fenómeno de que los niños presentan mayores índices de fracaso y abandono escolar que las niñas, según el informe. Las tasas de asistencia escolar en primaria son del 92% para los varones y el 94% de las niñas. Las cifras se reducen en secundaria: el 67% para los varones y el 73% de las niñas.

    En la raíz de este nuevo ?brecha educacional? están conceptos como ?ser mejor que la mujer? o ?tener más derechos que la mujer?, que marcan profundamente a los niños varones. ?Una educación basada en la permisividad y el sentimiento de superioridad contribuye a generar hombres con necesidad de hacer siempre su voluntad ante todo, tener siempre el control, sin capacidad para ser responsables y con bajo umbral de frustración. Todo esto incide en mayores índices de fracaso y deserción escolar?, explica Héctor Hurtado, experto nacional de género de PLAN en Ecuador.

    El absentismo y abandono escolar de los niños deriva en aumento de los niveles de violencia, criminalidad, violencia de género y desempleo. En el continente americano el riesgo de morir por homicidio de un hombre de entre 15 y 29 años es 28 veces mayor que en el resto del mundo.

    El trabajo de PLAN con niños y jóvenes en 12 países de América Latina revela que la violencia es una preocupación de todos los encuestados. Ejercida en mayor proporción sobre las niñas y mujeres, tiene también un efecto devastador sobre los niños y los hombres, que replican en la escuela y las calles la violencia que viven en el hogar. En  así en Brasil, Colombia y países del África subsahariana los varones jóvenes tienen las mayores tasas de muertes por suicidio y violencia. En Brasil, por ejemplo, el 84% de los estudiantes considera su escuela como un entorno violento, el 27% de las víctimas pierden interés en los estudios. En Ecuador el 37% de las adolescentes víctimas de violencia sexual señalaron a  sus maestros como los culpables.

    La ausencia de los padres en la crianza de los hijos es otro de los aspectos claves en la generación de adultos violentos. Una situación que además se ve agravada con los procesos migratorios de los padres que dejan a los niños sólo o en manos de adultos sin capacidad para educar equilibradamente. Sólo en 2009 en El Salvador cerca de 21.500 menores de 19 años se convirtieron en madres solteras. En Ecuador, el 80% de las niñas y los niños menores de 5 años tienen como responsable exclusiva de su cuidado a las madres. La participación de los padres es sólo del 1%.

    Educar en igualdad y la campaña `Por Ser Niñas´ de PLAN

    Las niñas son las pobres entre los pobres precisamente porque son víctimas de una doble discriminación de género por ser menores y mujeres. En el mundo 900 millones de niñas y mujeres en todo el mundo viven con menos de un dólar al día, lo que supone un 70% de todos los pobres del planeta. Cerca de 140 millones sufren de por vida las consecuencias de la mutilación sexual, 62 millones crecen sin poder ir a la escuela y 10 millones son obligadas cada año a casarse antes de cumplir los 12 años.

    Desde los años 90, PLAN incluye en sus proyectos el enfoque de género. En 2011 se desarrolla un programa específico para los 12 países de América Latina en los que la organización está presente, con especial énfasis en los conceptos de ?masculinidad?. En 50 países en vías de desarrollo se trabaja a nivel institucional con los gobiernos para el desarrollo de políticas de género. Se ofrece y desarrollan talleres en las comunidades y específicamente con profesores y alumnos que permiten a docentes, niños y jóvenes aprender e incorporar en las aulas los principios de equidad de género, convirtiendo a los propios jóvenes en portavoces y defensores de sus derechos.

    Desde 2007 hasta 2015, fecha límite para la consecución de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, PLAN lanza anualmente un informe internacional sobre la situación de la niñas en el mundo. El informe recoge estudios y testimonios de niñas, niños y asociaciones con las que la organización colabora en países de Asia, África y América Latina. El estudio se enmarca dentro de la campaña internacional  `Por Ser Niñas´, de PLAN que busca acabar con la doble discriminación ?por menor y por mujer- que millones de niñas sufren en todo el mundo.