El 'Derecho a elegir' de las niñas en Sudán del Sur | Plan Spain Pasar al contenido principal

El 'Derecho a elegir' de las niñas en Sudán del Sur

22 Julio 2015
Plan Internacional sigue en Sudán del Sur, a pesar del conflicto que asola el país desde 2013, intentando que los 200.000 niños y niñas que no van al colegio tengan la posibilidad de hacerlo. Así surge el proyecto “Derecho a elegir” que enfoca su trabajo en las niñas ya que son las que menos probabilidades tienen de terminar la educación primaria. El proyecto busca mejorar la situación de violencia y discriminación que sufren las niñas en Sudán del Sur.
  • Según un estudio de la UNESCO, una niña de Sudán del Sur tiene más probabilidades de morir durante el parto o el embarazo que de terminar su educación primaria.
  • Se calcula que más de 13.000 niños han sido reclutados por los grupos armados. En este contexto, alrededor de 200.000 niños no van al colegio.
  • Madrid, 22 de julio de 2015.- La educación de las niñas es particularmente difícil en Sudán del Sur. Son ellas las que tienen menos posibilidades de empezar a ir al colegio y, si lo hacen, las que más lo dejan. Según un estudio de la UNESCO, una niña en Sudán del Sur tiene más probabilidades de morir durante el embarazo o el parto que de terminar su educación primaria.

    El conflicto que vive Sudán del Sur desde 2013 ha empeorado la situación. Se calcula que hay más de 2 millones de desplazados internos y refugiados en los países vecinos, además de los cerca de 13.000 niños reclutados por grupos armados y 200.000 fuera de la escuela. ?El conflicto actual sigue provocando desplazados e impide a los niños, niñas y jóvenes acceder a los servicios educativos, que son necesarios de manera urgente?, ha explicado Daniel Muchena, director general de Plan Internacional Sudán del Sur.

    Antes de la crisis, alrededor del 57% de los niños, niñas y adolescentes de Sudán del Sur no estaban escolarizados. Plan Internacional trabaja directamente con más de 20.000 niños y niñas, principalmente en los estados de Juba, Lainya y Yei en Ecuatoria Central, para conseguir mejoras en la vida y el futuro de los niños y niñas de este joven país, nacido tras décadas de guerras civiles.

    El proyecto 'Derecho a Elegir'

    A sus 17 años, Esther debería ir al instituto. Sin embargo, hace 3 años que dejó el colegio para cuidar de su bebé. Ahora Esther ha vuelto a recibir clases. Tras quedarse embarazada siendo adolescente, Esther pensó que no volvería a estudiar. Tuvo que enfrentarse a los problemas de ser a la vez niña y madre, al igual que al ridículo ante sus compañeros y compañeras de clase. Además, sus padres se negaron a seguir pagando los gastos del colegio.

    ?Fue muy difícil, tenía miedo de que mis compañeros se rieran de mí en clase?, cuenta Esther. Su hijo, que ahora tiene 3 años, vive con su madre en Yei Contry en el Estado de Ecuatoria Central. ?Tengo que continuar con mi carrera para poder cuidar de mi hijo y ayudar a mis padres para que estén orgullosos,? dice Esther.

    Según Racheal Kesima, matrona en el colegio de Esther, los embarazos son la mayor causa de abandono escolar. Además, las niñas también tienen que enfrentarse  a los matrimonios forzosos, la pobreza o la discriminación de género. Kesima cree que campañas como el proyecto ?Derecho a Elegir?, de Plan Internacional: ?hacen posible que  los niños y niñas entiendan sus derechos y trabajen para defenderlos y cambiar el comportamiento social que impide el progreso escolar. Además, los padres mejoran sus conocimientos y pueden ayudar a sus hijos e hijas?.

    El proyecto ?Derecho a elegir? comenzó en 2012 con el objetivo de aumentar el número de niñas en las clases y reducir los casos de matrimonios forzosos y de embarazos adolescentes. Además, el proyecto ayuda a que las niñas que han tenido que casarse tengan la opción de volver al colegio y continuar sus estudios.

    La educación durante las emergencias es una necesidad humanitaria central y primordial que ofrece apoyo físico y emocional cuando es más necesario. ?La educación sustenta la vida, ofrece estabilidad, refugio y esperanza en el futuro en un momento de conflicto y crisis?, ha afirmado Unni Krishnan, gerente de Respuesta y Preparación en Desastres de Plan Internacional. ?La educación también ayuda a proteger a la infancia contra la explotación y la violencia y disemina mensajes clave de supervivencia?.