Los niños y niñas de Liberia piden un año nuevo libre de ébola | Plan Spain Pasar al contenido principal

Los niños y niñas de Liberia piden un año nuevo libre de ébola

5 Enero 2015
Tras la llegada de 2015, los niños y niñas del condado de Bomi, en Liberia, han mostrado su deseo de un año nuevo sin ébola, recordando al mundo que el mortífero virus es aún un grave problema en África Occidental.
  • Los niños y niñas del condado de Bomi, en Liberia, expresan su único deseo para 2015: un año libre de ébola en el que puedan volver al colegio
  • Recuerdan al mundo que el mortífero virus es aún un grave problema en África Occidental que les ha expuesto al abandono y la estigmatización

Mariama, de siete años, cuenta que desde que comenzó el actual brote del virus, dos de sus amigos han muerto y ha tenido que dejar de ir al colegio tras el cierre generalizado de las escuelas en todo el país. El ébola ha tenido devastadoras consecuencias en la infancia del país.

Espera que las escuelas se reabran en 2015 y que ella y sus amigos tengan la oportunidad de continuar con sus estudios. ?Echo de menos las actividades del colegio y los buenos momentos que pasábamos juntos en la escuela antes de que empezara el brote del Ébola?, lamenta.

Hawa, de once años, recuerda lo bien que se lo pasó hace dos navidades con su familia y sus amigos. En cualquier caso, este año no esperaba nada bueno de las fiestas de Navidad porque el Ébola ya se ha llevado toda su alegría. ?No tenía absolutamente nada que celebrar, el Ébola se ha llevado toda mi felicidad, no tengo esperanzas?.

Abandonados y estigmatizados

Hawa cuenta que debido al mortífero virus ella y muchos otros niños del condado de Bomi han sido abandonados por sus padres y otros solo tienen ya a su madre para cuidarlos.

?Nuestro padre nos ha rechazado, no se preocupa de mi madre ni de nosotros. De hecho, no sabemos su paradero y estamos abandonados, nos sentimos marginados de la sociedad y esto es algo horrible para cualquier niño?, añade.

Pero Hawa aún tiene un deseo. A media voz, Hawa cuenta que todos y cada uno de los niños y niñas de Liberia se han visto afectados por el brote de Ébola por una razón: el cierre de las escuelas.

Un deseo: volver al colegio

?Mi único deseo para este 2015 es la reapertura de los colegios. Espero que el Gobierno de Liberia esté preparado para volver a abrir las escuelas o de lo contrario nos quedaremos muy atrás en nuestra educación?, dice Hawa.

Bendu, otra niña de 12 años, dice que las fiestas de este año han estado marcadas por el miedo. No obstante, Bendu ha hecho un llamamiento a otros niños y niñas para que tengan en cuenta todas las medidas preventivas para evitar el contagio de ébola.

Bendu describe las fiestas de este año como ?unas de las más pobres? en el condado de Bomi debido a la enfermedad.

?Desde que el brote de Ébola llegó a Liberia, hemos perdido a muchos de nuestros amigos, que podrían haber sido los futuros líderes de este país?, dice. "

Entre tanto, otra niña llamada Bendu, de 7 años, explica que 2015 será un año de esperanza y de nuevos comienzos en Liberia cuando el virus del Ébola por fin desaparezca de sus vidas.