Más del 80% de los colegios de Nepal están destruidos, alerta Plan Internacional | Plan Spain Pasar al contenido principal

Más del 80% de los colegios de Nepal están destruidos, alerta Plan Internacional

30 Abril 2015
Plan Internacional advierte de que más del 80% de los colegios de Nepal han sido destruidos y más de un tercio de la infancia en edad escolar se han visto directamente afectados por el terremoto de magnitud 7.9 en la escala Richter que el pasado sábado asoló el país.
  • Los equipos de emergencia de Plan Internacional están trabajando en las zonas de Makwanpur, Sindhuli y Katmandú distribuyendo materiales de refugio como colchones, mantas y lonas, además de mosquiteras.
  • Plan Internacional está trabajando en la construcción de más de 100 centros de enseñanza temporales y ?espacios amigos de la infancia? para ayudar a superar los traumáticos acontecimientos, así como en la distribución de kits educativos a más de 100.000 niños y niñas.
  • La temporada de lluvias, que ha llegado antes de lo habitual, está dificultando más las tareas de ayuda humanitaria y puede provocar un aumento de la propagación de enfermedades diarreicas.

 

Katmandú, 30 de abril de 2015.- La organización de protección de los derechos de la infancia Plan Internacional alerta de que más del 80% de los colegios de Nepal han sido destruidos y más de un tercio de la infancia en edad escolar se han visto directamente afectados por el terremoto de magnitud 7.9 en la escala Richter que el pasado sábado asoló el país.

Cientos de colegios y centros de educación de primera infancia están severamente dañados o destruidos. Plan Internacional defiende la educación como herramienta fundamental para la continuación del aprendizaje y para la recuperación de la estabilidad psicológica y la seguridad tras el trauma ocasionado por el seísmo.

Los niños y niñas están en riesgo aún mayor en los momentos posteriores al terremoto, ha explicado el director general de Plan Internacional en Nepal, Mattias Bryneson. ?Un desastre masivo como este tiene un impacto incluso mayor en los niños y niñas y los efectos pueden dejarles cicatrices de por vida si no priorizamos sus necesidades y las de sus familias en los momentos posteriores al desastre?, ha asegurado.

Plan Internacional está trabajando para construir más de 100 centros de enseñanza temporales en algunas de las áreas más afectadas, además de en la distribución de kits de aprendizaje a más de 100.000 niños y niñas en edad escolar para garantizar el menor trastorno posible en la educación.

?Es urgente priorizar las labores de identificación y registro de los niños y niñas que están heridos, han perdido a sus familias y sus casas, y urge apoyar su vuelta al colegio lo antes posible para que puedan recuperar sus rutinas y poder trabajar con ellos en los procesos de recuperación tras el trauma?, ha afirmado Concha López, directora general de Plan Internacional en España.

?Pensé que todos iban a morir?

Asmita, de 10 años, estaba en su ciudad natal (Ratmate, Makwanpur) en el centro de Nepal, cuando golpeó el terremoto. ?Me asusté mucho pensando que todos los que me rodeaban iban a morir. El suelo temblaba, y había un ruido enorme. No pude dormir en toda la noche?, ha contado Asmita, participante en los programas de Plan Internacional en el país.

Asmita y su familia no estaban en casa cuando ocurrió, pero su comida y sus posesiones están ahora sepultadas por los escombros. ?Ahora me preocupa que no sea capaz de estudiar o ir al colegio, porque me he quedado sin libros, ya que están enterrados dentro de mi casa?, ha contado.

?Necesitamos centrar nuestra labor en devolver a los niños y niñas a las escuelas. Con tantos colegios dañados y construcciones inseguras, necesitaremos el apoyo de la comunidad internacional para reconstruirlos y para la distribución inmediata de los kits de educación y el establecimiento de espacios de amigos de la infancia en zonas afectadas?, explicó Bryneson.

Primera oleada de respuesta

Como parte de la primera fase de respuesta, Plan Internacional distribuirá kits de emergencia para las familias de las áreas en peor situación. Estos kits contienen materiales de refugio como colchones, mantas y lonas, además de mosquiteras. Estos elementos ayudarán a proteger a las familias mientras el trabajo se centra en levantar estructuras más sólidas para que la gente pueda dormir.

Plan Internacional está distribuyendo actualmente refugios y materiales de emergencia en Makwanpur, y ha empezado a hacer lo mismo en Sindhuli. En los próximos días, la organización distribuirá lonas y mantas entre cerca de 2.000 familias de Makwanpur, Sindhuli y Katmandú.

La lluvia dificulta la respuesta

Los equipos de respuesta aún no han podido acceder a muchas de las zonas más remotas y aisladas, ya que las carreteras y los puentes están muy dañados. La crisis humanitaria de Nepal podría empeorar sustancialmente debido a las fuertes lluvias de los monzones de junio que afectarán a las áreas devastadas por el terremoto.

Hay un riesgo creciente de que un gran número de niños, niñas y sus familias enfermen debido a la falta de agua y otros problemas. Hay pocos lugares donde refugiarse, se ha registrado una fuerte caída de las temperaturas y las lluvias han comenzado a llegar antes del esperado monzón de junio. Está previsto que llueva en muchas zonas del país, especialmente en el este.

Los refugios salvan vidas

Bryneson ha alertado de que ?las lonas y los refugios temporales pueden salvar vidas. Si la gente, especialmente los niños y niñas, están expuestos al mal tiempo día y noche, pasarán las horas mojados,  sucios y helados de frío, y la propagación de enfermedades hará presencia en esta crisis humanitaria. Estos problemas se acrecientan cuando se da además un escaso suministro de agua?.

Las familias de las áreas aisladas y remotas, donde luchan por llegar los servicios de emergencia, son las de mayor riesgo. La exposición a las inclemencias climáticas es una amenaza para grupos ya de por sí vulnerables, como los niños, niñas y ancianos, además de un obstáculo para los esfuerzos de rescate, debido a las amenazas de deslizamientos de tierra.

?Los trabajadores de Plan Internacional han estado haciendo un gran trabajo por llegar a las comunidades afectadas, pero hay otras áreas a las que es muy complicado acceder por los deslizamientos y las carreteras y puentes afectados. Hablamos de familias que como mucho poseen una lona para dormir, así que tienen que improvisar y encontrar la manera de sobrevivir hasta que lleguen los suministros?, dijo Mattias Bryneson, director de Plan Internacional en Nepal.

Plan Internacional ha lanzado un llamamiento internacional para ayudar a financiar la distribución de suministros de ayuda y socorro. Se han abierto varias vías para que la población pueda colaborar en la financiación de la respuesta a la emergencia, a través de la página planespana.org/nepal, llamando al teléfono 900 244 000 o enviando un SMS con la palabra PLAN al 38014 para donar íntegramente la cantidad de 6 euros para la emergencia.