Terremoto en Nepal: “Dos días de miedo, estrés, incertidumbre, caos, rumores y falta de sueño” | Plan Spain Pasar al contenido principal

Terremoto en Nepal: “Dos días de miedo, estrés, incertidumbre, caos, rumores y falta de sueño”

29 Abril 2015
Manuela Varrasso, Gerente de Comunicaciones y Concienciación de Plan Internacional Bélgica, nos cuenta de primera mano como se vivieron en Nepal las primeras horas tras el terremoto.

Por Manuela Varrasso, Gerente de Comunicaciones y Concienciación de Plan Internacional Bélgica.

Manuela estaba en Nepal cuando se produjo el terremoto del sábado. En ese momento, estaba acompañando a un equipo de grabación y a un periodista para realizar un reportaje sobre el matrimonio infantil, que aún se da en el país. Aunque se encuentran con permanentes problemas de incomunicación, Manuela aprovechó su conexión intermitente a Internet para compartir su experiencia personal de lo que supuso el impacto de la catástrofe.

?Estábamos en una población pequeña y muy pobre en la que es muy difícil vivir. Visitamos a unas cuarenta mujeres embarazadas y madres primerizas, que viven en un patio pequeño (todas ataviadas con sus coloridos velos) donde reciben las indicaciones de un líder del pueblo que les da consejos de salud para sus bebés recién nacidos. Cuando les preguntamos quiénes de ellas se casaron siendo niñas, prácticamente todas levantaron la mano. El ambiente era de risas, aunque el tema de fondo fuese tan deplorable. Nuestros compañeros locales nos ofrecieron te. Estábamos conversando cuando una de las mujeres gritó de pronto: ¡Terremoto!?

?Salimos corriendo del patio y sentimos cómo la tierra temblaba bajo nuestros pies. Es difícil describir lo que sentíamos. Los cables eléctricos se desconectaron, las pilas de agua se desbordaron, y los coches se desplazaron al pueblo a toda prisa. Los habitantes se reunieron en medio de una calle, levantando sus manos y a una distancia prudente de los postes eléctricos y edificios. Un segundo terremoto, aún más fuerte, se produjo 15 minutos después. Nos temblaban las piernas?.

?Las líneas telefónicas se cayeron. Pasamos una noche sin pegar ojo en el hotel. Durante todos estos días hemos vivido llenos de miedo, estrés, desconcierto, caos y rumores. Sufrimos el efecto del terremoto a pesar de estar razonablemente lejos del epicentro. Afortunadamente, no hubo muertos ni heridos en nuestro distrito, pero sí muchos edificios derribados?.

La generosidad marca la diferencia

?Estamos haciendo un buen trabajo. Más allá de los retos y obstáculos que el terremoto nos ha planteado, nuestros esfuerzos humanos son claros y tienen el objetivo de ofrecer protección y apoyar a los niños, niñas y familias más afectadas por el terremoto. Yo estoy en el terreno y puedo apreciar los esfuerzos que están haciendo todos. Sobre la respuesta a la emergencia, me siento orgullosa de todos. Aquellos que queráis colaborar, por favor, hacedlo ahora. Necesitamos todo el apoyo para ayudar a los que más han sufrido la devastación?.

?A los supervivientes del terremoto, a aquellos que han perdido a sus familiares y seres queridos, y a nuestro personal local, que trabaja en tan duras condiciones mientras lidian con sus circunstancias personales, os aplaudo por vuestro esfuerzo, humildad y determinación, y os animo a seguir manteniendo la cabeza alta?.

Plan Internacional, presente en este país asiático desde 1978, ha ofrecido una rápida respuesta a las víctimas de este desastre incluso en zonas rurales de dificil acceso, proporcionando de productos de primera necesidad a niños y niñas y sus familias, como comida, mantas y lonas para refugiarse.

Entre todos podemos hacer que los miles de afectados por el terremoto dispongan de ayuda humanitaria inmediata. Por favor, haz una donación ahora: