Pasar al contenido principal
19 Agosto 2016
Frente al nuevo Código Penal que condena la interrupción del embarazo, inclusive en casos de riesgo para la vida de la madre o embazados productos de violaciones, Plan International República Dominicana instó al Gobierno de ese país a cumplir con su rol de garante de la salud sexual y reproductiva de las madres.

Plan International República Dominicana instó al Estado dominicano a revisar el nuevo Código Penal que condena la interrupción de embarazo en casos de riesgo para la vida de la madre, violación o incesto y/o malformación incompatible con la vida. República Dominicana está entre los cinco países del mundo que aún posee una restricción total en el tema, atentando así contra la protección de los derechos de la salud sexual y reproductiva de mujeres y niñas, especialmente de quienes se encuentran en condiciones de vulnerabilidad y/o desigualdad social.

“El embarazo adolescente es una de las principales barreras en República Dominicana que impiden o limitan que las niñas y adolescentes terminen sus estudios y se desarrollen plenamente”, comentó Santa Mateo, de Plan International RD. “Muchos de esos embarazos no deseados de niñas, adolescentes y mujeres son de alto riesgo para la salud de la madre y a menudo son causados por situaciones de abuso y violación. Además, existe un  alto número de abortos inseguros y altos niveles de mortalidad y morbilidad que resultan de estos embarazos no deseados”, afirmó Mateo.

La organización se unió al reclamo hacia la Cámara del Senado del Congreso y hacia el Presidente Danilo Medina, para que cumplan con su rol de garantes de los derechos de la salud reproductiva de la mujer y la niña, a través de leyes que garanticen un procedimiento seguro.

El acceso a la educación sexual y servicios de planificación familiar, incluyendo métodos anticonceptivos como la anticoncepción de emergencia y el asesoramiento psico-emocional y cuidados post-aborto, son herramientas que, para Plan International RD, deben estar disponibles y accesibles de manera gratuita y segura para todas las niñas y adolescentes.