Pasar al contenido principal

Reconstruyendo vidas tras el terremoto de Nepal

27 Enero 2017
El devastador terremoto en Nepal de abril del 2015 dejó a miles de personas sin un hogar. Plan International Nepal está ejecutando el programa "Reconstruyendo un mejor refugio" con el apoyo de la Oficina Europea de Protección Civil y Operaciones de Ayuda Humanitaria (ECHO), que se ha comprometido a construir viviendas para familias vulnerables.

Una mañana, la última semana de diciembre, un camión cargado de materiales de construcción se dirigía lentamente por una pista de tierra sinuosa en el montañoso distrito nepalí de Makwanpur. Su destino es el pueblo de Chitlang, donde sus residentes no tienen un refugio adecuado desde que la región sufriera un devastador terremoto en abril del 2015.

Cuando el camión llegó finalmente a su destino, fue recibido entre aplausos por la gente local  que esperaba la ayuda con los brazos abiertos.

Los materiales de construcción suministrados incluyeron viguetas (marcos metálicos), chapas de hierro corrugado y accesorios de construcción (tuercas y tornillos, guantes y herramientas).

Plan International Nepal está ejecutando el programa "Reconstruyendo un mejor refugio" con el apoyo de la Oficina Europea de Protección Civil y Operaciones de Ayuda Humanitaria (ECHO), que se ha comprometido a construir viviendas para familias vulnerables.

Puskhar Gamal, de 45 años, quien actualmente vive en un refugio temporal con 5 miembros más de su familia, no duerme bien desde que el terremoto destruyó su casa, pero tiene la esperanza de volver a construirla con los materiales suministrados para que él y su familia vuelvan a ser felices.

Las comunidades afectadas por el terremoto que viven en zonas montañosas y rurales se enfrentan a numerosos desafíos durante la temporada de lluvias y el invierno. Muchos de ellos construyeron pequeños refugios muy precarios o se refugiaron en tiendas de campaña, lo que pasó factura a las personas mayores y a las más jóvenes, y resultó especialmente difícil para las niñas y las mujeres durante la menstruación.

Samjhana Rumba, de 37 años y  madre soltera con tres niños, explica: “No podía construir una nueva casa porque no tenía ingresos y el gobierno no me ayudaba”. Ahora, Samjhana ha empezado a construir su nueva casa cerca de su antigua vivienda.

A finales de febrero del año 2017, 759 familias habrán recibido los materiales de construcción necesarios para construir sus nuevas casas. Las familias fueron valoradas según sus necesidades, dando precedencia a familias con personas con algún tipo de discapacidad, con pocos o ningún ingreso, hogares monoparentales, ancianos y niños huérfanos.

Como parte del proyecto, 120 personas locales, incluidas 13 mujeres asistieron a los cursos de albañilería para construir las viviendas.

30 personas de cada comunidad recibieron formación para convertirse en constructores especializados y ahora están poniendo sus nuevos conocimientos al servicio de las  familias afectadas por el terremoto. Estas personas serán fundamentales para  la construcción de nuevas casas en la región, una vez que nuestro proyecto termine.

Uno de los participantes, Rishi Singh Thakuri, de 33 años, está dispuesto a ayudar a su comunidad a superar el daño causado por el terremoto. “No sabía nada de albañilería antes de recibir la formación, pero ahora he aprendido las habilidades necesarias para construir casas con toda seguridad”.