Pasar al contenido principal

Tenemos algo que decir

Ella, él, vos y yo tenemos algo que decir, fue el lema del Primer Encuentro de intercambio de experiencias de los Consejos Consultivos Juveniles (CCJ) de Plan Internacional.

NIC_CCJ 1

Alrededor de 28  jóvenes de Boaco, Chontales, RACCN, Chinandega, Madriz y San Rafael del Sur viajaron desde sus comunidades hacia Managua con el fin de trabajar las acciones claves de su funcionamiento para la mejora continua del trabajo que Plan Internacional Nicaragua lleva  a cabo con las comunidades patrocinadas.

La agenda del encuentro fue construida en una sesión previa, donde las y los jóvenes a través de dinámicas de motivación y relajamiento, desarrollaron procesos de construcción participativa, concluyendo que las prioridades a abordar serían: Línea de tiempo de consejos consultivos, la visión estratégica de Plan International Nicaragua, los Objetivos de Desarrollo Sostenible, las Oportunidades y limitantes de los CCJ y las recomendaciones de consulta vinculantes al trabajo de la organización.

El evento fue liderado por las y los jóvenes, quienes reflexionaron compartieron los resultados de este encuentro con el CMT- C, y reunidos en cuatro grupos, presentaron sus diversas perspectivas y nuevas ideas sobre cómo mejorar y promover el trabajo de Plan Internacional en las comunidades.

La participación de las y los jóvenes en los CCJ mejora la legitimidad y credibilidad, la identidad y el reconocimiento de la organización.

“Ahora, nuestro reto como organización es responder oportunamente a las demandas de los CCJ. Esto es hacer valida la visión que ellas y ellos: lideran y deciden”, dijo Jorge Palma, coordinador del proyecto Conexión Joven.

Sobre los Consejos Consultivos Juveniles

El Consejo Consultivo Juvenil  (CCJ) es una organización de adolescentes y jóvenes comunitarios de los territorios donde Plan trabaja, que de manera voluntaria participan inicialmente, en un espacio promovido y apoyado por Plan. Los CCJ son un espacio de comunidad de aprendizaje mutuo para el desarrollo integral de sus miembros como agentes de cambio agregando valor al desarrollo individual y colectivo, basados en los activos personales y comunitarios.