Pasar al contenido principal

Perú: Antes de la inundación, yo salvé mis útiles escolares

Hace un mes, la vivienda de Diana se inundó, y ella y su madre fueron evacuadas. Mientras su mamá logró salvar la cama y el televisor, Diana tomó los útiles escolares que unos tíos le habían enviado para que pudiese terminar el colegio.

Diana tiene 17 años y este año debe terminar el colegio. A pesar de haber sido afectada por las inundaciones, producto de las intensas lluvias que azotaron la región en la que vive, ella mantiene vivos sus sueños.

Mi sueño es terminar los estudios y mi carrera para ser la alegría de mi mamá

Tras la inundación, ambas lograron limpiar su casa pero los charcos de agua cercanos aún no desaparecen, facilitando la aparición del vector del dengue. A pesar de esto y de los malos olores, Diana regresa todos los domingos desde el albergue a su casa y se queda por una semana para estar cerca de la escuela.

“Ahora me quedo en mi casa, con mis tíos. Hemos intentado limpiar las cosas pero la casa no ha quedado como antes, hay malos olores. Mi mamá, a veces, me viene a ver.”

La escuela como espacio de solidaridad y recuperación

“Antes de la inundación, yo salvé mis útiles escolares. He tenido que compartirlos con mis primos y amigos, tenemos que ser solidarios para que todos podamos ir a la escuela”, reflexiona Diana. Su colegio todavía se encuentra húmedo, las paredes despintadas por las lluvias y las áreas verdes con lodo. 

El primer día de clases nos abrazamos todos, y sentimos que debíamos protegernos entre nosotros

En situaciones de emergencia, las escuelas representan un espacio de protección, de recuperación emocional y de aseguramiento del derecho a la educación para los niños, niñas y adolescentes. Y así lo demuestra la experiencia de Diana al retornar a clases:

"Los profesores nos dicen que seamos valientes, que allí no se acaba todo. El primer día de clases nos abrazamos todos, y sentimos que debíamos protegernos entre nosotros. Es muy bonito porque eso nos llenó de emoción y de alegría, nos hizo sentir que no estamos solos en este mundo y que le importamos a los demás” 

La intervención de Plan International en Piura

Con la instalación del "Plan de la alegría" en el albergue donde ahora vive, Diana pudo participar de las sesiones de apoyo socio emocional facilitadas por miembros de Plan International. “En el Plan de la Alegría aprendí cosas buenas que antes no sabía, por ejemplo, no tenía claro cómo debemos protegernos y cuáles eran nuestros derechos”, nos cuenta.

Plan International planea contribuir en la recuperación de 7 escuelas afectadas por las inundaciones en Piura. Además, hará entrega de kits escolares para poder ayudar a resolver las necesidades de los escolares que se encuentran en la situación de los compañeros de clase de Diana. 

Si deseas contribuir con las acciones de Plan International en Perú, puedes hacerlo a través del siguiente enlace: https://www.ammado.com/community/unasolafuerzaporlaninez