Roselvi: un testimonio de liderazgo | Plan Spain Pasar al contenido principal

Roselvi: un testimonio de liderazgo

Roselvi es una lideresa de la comunidad de 13 años de edad que participa en el proyecto de Plan International "Los niños, niñas y adolescentes que ejercen su ciudadanía".

Roselvi es una líderesa de la comunidad de 13 años de edad que participa en el proyecto de Plan International "Los niños, niñas y adolescentes que ejercen su ciudadanía".

En las zonas rurales del Perú, los niños y las ideas de los adolescentes a menudo son subestimadas por los adultos. Esta situación es especialmente difícil para las niñas, y Plan Internacional Perú se compromete a garantizar que las niñas tengan una forma de mejorar su participación en las comunidades.

Nuestro programa “Los niños, niñas y adolescentes que ejercen su ciudadanía” trabaja en colaboración con las niñas para desarrollar sus habilidades sociales y de organización, de modo que puedan participar mejor en los temas que les afectan.

En Cajamarca, con el apoyo de Plan International, los niños y niñas han creado una organización a nivel provincial con 140 miembros, exclusivamente, por los niños, niñas y adolescentes.

Roselvi es parte de esta organización y del Consejo Asesor Juvenil de Cajamarca. Gracias al proyecto, Roselvi, no sólo se ha empoderado para reclamar de manera firme sus derechos sino que ha generado transformaciones positivas en su comunidad. El fuerte enfoque de género de este proyecto también ha permitido a Roselvi identificar y actuar sobre las situaciones de desigualdad de género

Roselvi, a 13-year-old community leader, sitting outside her house.
Roselvi is a 13-year-old community leader who participates in Plan International´s project “Children and Teenagers exercising their citizenship” in Peru.

Ella dice: "En mi escuela los estudiantes querían participar en las elecciones de la escuela, pero nos  permitió. Nos quejamos con el director de la escuela, pero los padres lo estaban presionando para que no nos dejaran participar".

Roselvi y sus compañeros crearon carteles de igualdad de derechos para crear conciencia sobre esta situación y los colocaron en toda la escuela.

"Pegamos los carteles en la noche", explica. "También tuvimos reuniones con nuestros compañeros masculinos de clase para sensibilizarlos. Al final, el director estuvo de acuerdo en que nosotras las niñas participáramos en el próximo proceso electoral".

Roselvi también ha abogado por la igualdad de género en su propia familia y ya está viendo los cambios.

“Ahora mi padre habla con mi madre”, dice ella. “Ellos han establecido un dialogo y han hechos planes para el futuro

Los miembros de la comunidad de su ciudad han reconocido el liderazgo de Roselvi y la han invitado a la asamblea de la comunidad para compartir lo que está aprendiendo en el proyecto de Plan International. 

"He participado en dos reuniones. Antes, los adultos nunca nos tenían en cuenta. Poco a poco se nos están dando más oportunidades de participación. Cuando comparto con ellos lo que he aprendido en los talleres de Plan International, todos escuchan y quieren oír más. Les explico por qué es importante que las niñas estudien y no se casan a una edad temprana".

Roselvi es la primera menor en la historia de su ciudad en ser invitada a participar en una asamblea de la comunidad.