Educación en emergencias

La educación es un derecho fundamental. Sin embargo, cuando un ocurre un desastre se puede ver interrumpida.

Educación en emergencias

La educación es un derecho fundamental, sin embargo, es una de las primeras actividades que se abandonan ante una emergencia.

Es una de las claves para que estén preparados ante estos problemas y para la reconstrucción de las zonas afectadas, pero las escuelas suelen ser ocupadas por grupos armados o para habitar por los ciudadanos en caso de evacuación, haciendo imposible dar clases.

De los niños y niñas que no van al colegio el 35% de los estudiantes de primaria, el 25% de los estudiantes de secundaria y el 18% de los estudiantes de educación superior, viven en zonas afectadas por conflictos o desastres.

Manteniendo el acceso a la educación

La educación es una de las prioridades en situación de emergencia porque:

  • Salva vidas y ofrece un espacio seguro para los niños y niñas en el que son protegidos violencia física, matrimonio infantil, prostitución, trabajo infantil y el reclutamiento de niños soldado
  • Es el motor clave para prevenir enfermedades, y problemas de nutrición, higiene y otras materias que pueden salvar vidas
  • Ofrece un espacio en el que aprender y transmitir valores como la paz, la tolerancia, la democracia, los derechos humanos, la protección del mecio ambiente y la reducción de riesgos ante desastres.
  • Ofrece una rutina, estabilidad y espereanza a la vida de los niños, mejorando su bienestar a nivel psicológico
  • Los niños y niñas iluminan su futuro, el de sus familias, el de sus comunidades y el de sus países
Esperanza para los niños y niñas en Jordania: En respuesta al elevado número de niños y niñas refugiados de Siria que no van al colegio estamos organizando escuelas de preescolar

Escuelas seguras

Nuestro programa de educación en emergencias trabaja para ofrecer una educación que atienda las necesidades de los niños y niñas afectados por crisis humanitarias. Nuestro trabajo hace un especial hincapié en las chicas adolescentes que suelen ser las más damnificadas por los desastres. Como parte del programa nos aseguramos de que reciben apoyo emocional para recuperarse del shock.

Nuestra educación en emergencias también trabaja formando a los profesores y alumnos