Home

1
2
3
Apadrina y crea un vínculo que cambia vidas.
Protege ahora los derechos de la infancia.
Elige tu aportación
Mensual
Trimestral
Anual
18
21
30
Otra
cantidad
Quiero apadrinar
2
3
Completa tus datos
Vas a donar 18mensualmente
¿Cuál es su nombre?
Indica primer apellido
No es un email válido
Indica tu teléfono
Indica tu domicilio
Indica tu ciudad
Indica tu código postal
Indica tu NIF/CIF/NIE
Debe aceptar los términos legales y la política de privacidad
Continuar
< Volver
3
Datos del pago
Vas a donar 18mensualmente
No es un número de cuenta válido
El nombre del titular es obligatorio
Conexión segura
Donar
< Volver

Nuestras prioridades son la salud pública e higiene, la protección y la educación de los niños y adolescentes, con una especial atención a las niñas,tanto en España como en 55 países afectados de América Latina, África, oriente Próximo y Asia

Nuestra experiencia nos ha demostrado que las niñas y las jóvenes se ven especialmente afectadas durante las emergencias sanitarias.

Nuestra experiencia nos ha demostrado que las niñas y las jóvenes se ven especialmente afectadas durante las emergencias sanitarias.

Facilitando el aprendizaje a distancia de los y las estudiantes en Indonesia a través de walkie-talkies

En Indonesia, millones de estudiantes siguen sin ir a la escuela debido a la pandemia y el impacto en su educación está siendo devastador. La falta de acceso a Internet está provocando que los niños y niñas de las zonas remotas estén más excluidos digitalmente que los de las zonas urbanas, lo que les impide acceder a sus clases online. Eti, de 13 años, nos cuenta que, en la isla de Lembata, utilizar la tecnología para estudiar a distancia es algo que está fuera de su alcance. “Desde marzo de 2020, estudio desde casa. No me gusta quedarme aquí porque no puedo ver a mis amistades ni a mis profesores. Más tarde, a finales de noviembre de 2020, hubo una erupción volcánica en nuestra zona. Mi escuela está en el valle al pie del volcán, lo que ha complicado aún más las cosas. Ahora estamos en alerta”. En respuesta a los retos que los y las estudiantes y sus padres están afrontando para aprender desde casa durante la pandemia, Plan International está colaborando con las autoridades educativas, el gobierno local y los equipos comunitarios de preparación ante catástrofes para apoyar el aprendizaje a distancia de los niños y niñas mediante walkie-talkies. Recientemente hemos entregado un lote de walkie-talkies a la escuela donde estudia Eti, a la que asisten niños y niñas de tres pueblos de la zona en los que no hay cobertura ni acceso a Internet. Las radios facilitan a los profesores el contacto con sus alumnos/as mientras la escuela está cerrada. Antes de poner en marcha la iniciativa, realizamos una prueba piloto con cuatro grupos de alumnos y alumnas repartidos por los tres pueblos que resultó ser un éxito. Ahora todos los niños y niñas de la escuela que no tienen acceso a Internet han recibido una radio. “Gracias a los walkie-talkies, mis amigos y yo podemos seguir aprendiendo. Son muy útiles, ya que podemos oír las voces de nuestros profesores, lo que nos motiva a seguir estudiando”, cuenta Eti, que forma parte del programa de apadrinamiento de Plan International. Nuestro objetivo es que los niños y las niñas sigan aprendiendo mientras las escuelas están cerradas para que no se retrasen demasiado en sus estudios y estén preparados para volver a la escuela cuando se reabra, reduciendo el número de estudiantes que abandonan la educación. Estos dispositivos también están ayudando a las comunidades escolares a desarrollar modelos seguros y a coordinar buenas prácticas de higiene para que la escuela pueda reabrirse con seguridad. Para Eti, poder relacionarse de nuevo con sus amigos y profesores es una fortuna. “Siento como si hubiéramos vuelto a la escuela, aunque sea por poco tiempo”, dice. “Espero que este virus desaparezca pronto y las cosas vuelvan a la normalidad, para poder volver a estudiar con mis

Saber más

“Montar una granja avícola me salvó del trabajo doméstico”

Tras finalizar la escuela secundaria en 2017, Aïcha, de 22 años, quería continuar sus estudios en la universidad, pero, como era la mayor de seis hermanos en una familia de agricultores de la región central de Togo, le resultaba imposible conseguir los recursos para pagarlos. Cuando le rechazaron una beca para ser matrona, su futuro parecía poco prometedor, sobre todo cuando su madre empezó a presionarla para que aceptara un trabajo como empleada doméstica en Lomé, capital de Togo. “Mi mujer quería que Aïcha trabajara como empleada doméstica en Lomé en casa de uno de sus conocidos. Mi hija estaba muy triste y se pasaba horas llorando, pero su madre seguía amenazando con aceptar una oferta de trabajo como empleada doméstica para ella”, explica el padre de Aïcha. En Togo, muchas niñas y jóvenes que trabajan como empleadas domésticas en casas particulares están sometidas a condiciones abusivas. Como cada vez hay más familias que buscan trabajadoras domésticas en Lomé, las niñas de los pueblos son engañadas para mudarse a la ciudad. Una vez allí, están expuestas a las peores formas de abuso. No hay nadie que las proteja, por lo que el trabajo doméstico en el país es muy peligroso. Como es una antigua niña apadrinada por Plan International, Aïcha fue invitada a participar en un curso de formación profesional de nuestra organización que se compromete a garantizar que los niños y niñas que han formado parte de nuestro programa de apadrinamiento reciban el apoyo necesario para acceder al mercado laboral. Después de asistir a la sesión inicial, Aïcha decidió aprender avicultura, una opción poco común para una mujer en Togo, donde la agricultura y la ganadería son consideradas profesiones masculinas. A pesar de la oposición de su familia, Aïcha estaba decidida a convertirse en una empresaria de éxito. “Me aceptaron en este curso después de haber pasado dos años en casa. Elegí formarme en avicultura. Desde el momento en que decidí ser criadora de aves, recibí críticas, pero superé todo eso y me armé de valor para llegar hasta donde estoy hoy”, dice Aïcha. Los estereotipos, discriminación y la desigualdad de género impiden, a menudo, que las niñas adquieran las habilidades que necesitan para acceder a un trabajo decente y romper el círculo de la pobreza. Cuando las niñas y las mujeres adquieren las habilidades que necesitan para desarrollar su carrera profesional, pueden mantenerse a sí mismas, a sus familias y a sus comunidades. Al finalizar la formación, Aïcha recibió un kit para ayudarle a empezar su negocio que incluía 250 pollitos, vacunas, un comedero, una carretilla y materiales para construir un gallinero. Tras cinco meses, Aïcha tiene ahora 230 gallinas que ponen huevos. “No tengo palabras para agradecer a Plan International, porque sin su apoyo, hoy estaría trabajando como empleada doméstica o quizás ya estaría casada. Hoy, más que nunca, entiendo la importancia del apadrinamiento”, dice Aïcha. Cuando le preguntamos por sus aspiraciones para el futuro, Aïcha nos dice: “Quiero convertirme en la principal proveedora de productos proteicos de mi zona. Espero poder distribuir algún día productos ecológicos a

Saber más

Shirin ha impedido 62 matrimonios infantiles, tras oponerse al suyo propio

Cuando solo tenía 13 años, los padres de Shirin la obligaron a casarse con un hombre de la zona. Decidida a perseguir sus sueños y seguir estudiando para tener una carrera profesional exitosa, Shirin se negó y rogó a sus padres que no siguieran adelante con su matrimonio. Finalmente accedieron a que continuara con sus estudios, y, desde entonces, Shirin se ha convertido en una firme defensora de los derechos de las niñas que lucha contra el matrimonio infantil en su comunidad. “Voy de casa en casa y, poniéndome a mi como ejemplo, trato de convencer a los padres para que no concierten matrimonios para sus hijas. De esta forma, he logrado impedir 62 matrimonios infantiles. También he conseguido que 34 niñas que habían abandonado sus estudios vuelvan a a la escuela”, nos dice Shirin con orgullo. Para poder financiar sus estudios, Shirin puso en marcha un negocio de producción y venta de compresas, gracias al apoyo del programa de emprendimiento de Plan International. Las compresas, que tienen un precio reducido, se venden a las adolescentes de su comunidad, lo que les ayuda a gestionar sus periodos a un coste asequible. Su negocio creció rápidamente y ahora gestiona un equipo de 36 mujeres jóvenes, que utilizan el dinero que ganan para financiar sus estudios. El año pasado, Shirin y su equipo produjeron más de 16.500 paquetes de compresas, pero, debido a la pandemia, ha tenido que diversificar sus productos y empezar a fabricar mascarillas de bajo coste para las personas que más lo necesitan. Hasta ahora, ha producido 1.700 mascarillas, y hay quienes acuden directamente a su taller para hacer pedidos grandes. A sus 22 años, Shirin organiza reuniones en su comunidad, en el distrito de Nilphamari, para concienciar sobre el matrimonio infantil, la violencia contra las mujeres y los abusos sexuales. Reparte folletos en lugares públicos en los que se indican los números de teléfono nacionales a los que las mujeres, niños y niñas pueden llamar para pedir ayuda o denunciar casos de matrimonio infantil o violencia doméstica.   “Tengo muy buena relación con los distintos departamentos de la administración, así como con la policía. En cualquier situación de emergencia, puedo llamarles y pedirles apoyo para detener un matrimonio infantil o actuar ante casos de violencia de género o abusos sexuales. Muchas veces también me piden apoyo en cuestiones sociales”, explica Shirin, que es vicepresidenta de la Red de Jóvenes del distrito de Nilphamari. El trabajo de Shirin sobrepasó el ámbito nacional cuando, en 2014, fue invitada a España para representar a las adolescentes de Bangladesh en un acto celebrado en el Parlamento español. A través de un convincente discurso, Shirin compartió su historia y pidió que se respetaran los derechos de las niñas y se escucharan sus voces. En 2019, Shirin recibió el prestigioso premio Joyeeta por su labor como empresaria y su activismo contra la discriminación. Los premios anuales Joyeeta en Bangladesh -una iniciativa gubernamental que se lleva a cabo desde 2011- han tenido un gran impacto en la concienciación sobre el empoderamiento de las mujeres en la sociedad. Cada año, los premios se conceden a mujeres que han destacado en determinados ámbitos de la vida, como el empresarial o el desarrollo social. Gracias al apoyo de Plan International, Shirin ha recibido recientemente una subvención de más de 4000 euros por parte del Fondo Mundial para apoyar su respuesta a la pandemia de la Covid-19. “Invertí el dinero en reformar mi taller, producir más compresas y llevar a cabo sesiones de sensibilización sobre el coronavirus, la salud y los derechos sexuales y

Saber más

¿Qué valor tiene una niña en el mundo?

No vale la pena enviarte a la escuela. Te acosan por el simple hecho de salir a la calle. Vales más o menos según el hombre con el que te casas o los hijos que tengas. Estas son algunas de las mentiras que se les dice cada día a las niñas de todo el mundo. Millones de niñas tienen la impresión de que no tienen no valen nada por ell simple hecho de ser niñas. A Mónica, de Sudán del Sur, le dijeron que su futuro dependía de un intercambio por vacas. El ganado se utiliza a menudo como pago de la dote, algo que Mónica descubrió cuando su tío quería venderla en matrimonio para pagar la deuda de las vacas utilizadas para comprar a su madre, 15 años antes. “Cuando tenía 15 años, tuve un problema muy grande: había un hombre que quería casarse conmigo”, dice. “Este hombre era nuestro vecino. Ya tenía dos esposas, pero vino para hablar con mi padre y mi tío”. Al principio, el padre de Mónica se negó, pero como su tío era quien había pagado la dote de la madre de Mónica 15 años antes, le dijo a su hermano que tenía que pagar su deuda vendiendo a Mónica. En ese momento, las cosas empeoraron aún más para Mónica. Otro hombre vino a pedirla como esposa. Su padre quería dársela al primer hombre, pero su tío quería dársela al segundo porque sus vacas eran mejores. Nadie escuchaba lo que Mónica quería: seguir estudiando. Seguir siendo una niña. “Estaba muy disgustada”, dice. “Ni mi padre ni mi madre me apoyaban. Sólo querían que me casara”. En Sudán del Sur, así como en muchos lugares del mundo, el matrimonio infantil obliga a las niñas a abandonar sus sueños. Las niñas viven en una mentira; se las compara con objetos que se compran y se venden. Plan International trabaja en Sudán del Sur para mantener a las niñas en la escuela y garantizar el apoyo económico a sus familias. Alumnas como Mónica reciben raciones de comida para compartir con sus familias como incentivo para que los padres dejen que sus hijas sigan estudiando, en lugar de obligarlas a casarse. Cuando el padre de Mónica fue al colegio para casarla, la directora, la hermana Orla, se negó. Dijo que solo permitiría que Mónica abandonara la escuela si el Ministro de Educación enviaba una carta dando su permiso. Como la hermana Orla se opuso al matrimonio forzado de Mónica, su padre y su familia acordaron no obligarla a casarse. Sin embargo, su tío seguía amenazando con que se la llevaría por la fuerza para casarla de todos modos. “Me siento más segura en la escuela porque nadie puede atraparme allí”, dice Mónica. “Quiero seguir estudiando, así que espero que mi padre no se rinda y siga apoyando mi

Saber más

Plan International celebra la aprobación de la Ley de Protección de la Infancia en el Congreso

Es necesario incluir de forma explícita el acoso callejero en la Ley, al igual que ocurre con otros tipos de violencia como, por ejemplo, el acoso escolar. La ONG Plan International, que trabaja por los derechos de la infancia y la igualdad de las niñas, celebra la aprobación hoy en el pleno del Congreso de los Diputados del dictamen de la Ley Orgánica de Protección Integral de la Infancia y la Adolescencia frente a la Violencia, pero lamenta que no recoja explícitamente el acoso callejero como una de las formas de violencia hacia la infancia, que sufren especialmente las niñas y adolescentes. La organización, que lleva años trabajando junto con otras organizaciones de infancia para promover esta ley, ha valorado el consenso político que ha acompañado el trámite de esta ley, una de las más ambiciosas de los países de nuestro entorno en lo que respecta a los derechos de la infancia, y valora el refuerzo de la perspectiva de género y edad en el texto. Para la ONG, la inclusión específica de las niñas y adolescentes y el reconocimiento de los riesgos, necesidades y formas diferenciadas de violencia que enfrentan va en el cumplimiento de su derecho a la igualdad y no discriminación. Plan International reconoce además el gran avance que supone el componente de sensibilización social que incluye esta ley, para visibilizar la realidad de la violencia contra la infancia y propiciar un cambio de paradigma necesario, al mandar un mensaje rotundo a la sociedad de rechazo ante cualquier forma de violencia contra niños, niñas y adolescentes. La inclusión de aspectos como el deber de comunicación de la ciudadanía y las medidas de sensibilización, prevención y detección precoz tienen un valor fundamental a la hora de abordar la violencia contra la infancia. Sin embargo, según Plan International, es de suma importancia incluir de forma explícita el acoso callejero en la Ley, al igual que ocurre con otros tipos de violencia como, por ejemplo, el acoso escolar, para dejar de normalizarla y promover una tolerancia cero hacia esta forma de acoso. Para la organización, incluir el acoso callejero en el artículo 1, sería posicionarlo al mismo nivel que otros tipos de violencia enumerados, como es por ejemplo el acoso escolar, dándole por lo tanto la importancia que requiere. Respecto a la violencia online, la organización considera que existe un margen de mejora tanto en la forma de abordar el problema como en las medidas de prevención, protección y sensibilización previstas en el artículo 31, sobre la formación en materia de derechos, seguridad y responsabilidad digital. “Desde Plan International valoramos muy positivamente que el Congreso de los Diputados haya aprobado esta Ley pionera y urgente que, además de proteger a los niños y niñas víctimas de violencia, también permitirá prevenirla, sancionarla y reparar los daños. Aun así, seguiremos trabajando para mejorar el texto normativo en el Senado, de forma que avance en el enfoque de género y aborde detalladamente las formas específicas de violencia que sufren las niñas y adolescentes por su género y su edad como son el acoso callejero y el acoso online”, señala Concha López, directora general de Plan International. En este sentido, la organización recuerda que el acoso callejero y el acoso online son las formas de violencia por razón de género y edad más normalizadas e invisibles que han aumentado durante la pandemia. El 84% de las adolescentes en Madrid han sufrido alguna vez acoso sexual en la calle mientras que el 88% de las niñas y jóvenes españolas reconocen que ellas u otras chicas de su entorno se han enfrentado a más de una forma de acoso en las redes sociales. El acoso, los abusos y la violencia por razón de género y edad ocurren de forma habitual en los espacios físicos y online y provocan inseguridad en las niñas y adolescentes, limitan su movilidad, frenan su participación y tienen consecuencias en su desarrollo: casi la mitad de las adolescentes y jóvenes en todo el mundo (el 42%) pierde la autoestima o la confianza en sí misma o sufre estrés mental o emocional tras haber sido víctimas de acoso en las redes sociales, como revela el informe “(In)seguras online”.  Por otro lado, según el estudio “(In)seguras en la ciudad”, más de cuatro de cada cinco niñas y mujeres jóvenes han vivido situaciones de acoso sexual en el espacio público (calle, parque, transporte público, viaje al trabajo y escuela, salida social). El 40% de las chicas evita volver a pasar sola por el lugar en el que ha sufrido acoso callejero; algunas no vuelven nunca a ese sitio y, otras, incluso, dejan los estudios o el trabajo a raíz de la experiencia. Según los datos de la organización, solo el 10% de las chicas que sufren acoso callejero presentan una denuncia, debido a la normalización de este tipo de violencia y los sentimientos de vergüenza y culpa que provoca en las víctimas.  Plan International valora por tanto la oportunidad que presenta esta ley para enviar un mensaje de tolerancia cero a todas las formas de violencia que afectan a la infancia y seguirá trabajando para mejorar aspectos del texto que pueden reforzar la perspectiva de género e incluir formas de violencia más toleradas y normalizadas que, sin embargo, tienen efectos graves en la vida de niñas y

Saber más

El Parlamento de Andalucía y Plan International exigen tolerancia cero con el acoso online a niñas y adolescentes

Algunas niñas se enfrentan a sus primeras experiencias de acoso desde los 8 años, aunque es entre los 14 y los 16 años cuando están más expuestas a insultos, humillaciones, burlas, comentarios e imágenes de carácter sexual y abusos. El Parlamento de Andalucía y la ONG Plan International han celebrado hoy un evento online para denunciar el acoso y la violencia que, diariamente, sufren casi el 60% de las niñas y adolescentes de todo el mundo en las redes sociales y otros espacios online. Además, en el acto se han presentado a los y las diputadas andaluces los resultados del informe “(In)seguras online”, la mayor encuesta global sobre acoso que recoge experiencias de 14.000 chicas de 22 países, incluido España, sobre su seguridad y libertad en las redes sociales. Según esta investigación, algunas niñas se enfrentan a sus primeras experiencias de acoso desde los 8 años, aunque es entre los 14 y los 16 años cuando están más expuestas a esta forma de violencia que incluye la recepción de mensajes explícitos, imágenes con contenido sexual, amenazas de violencia física y sexual, comentarios racistas y anti-LGTBIQ+, humillaciones y burlas, y ataques por su aspecto físico.  En España, al igual que ocurre en el resto del mundo, las niñas y adolescentes también están muy expuestas al acoso online: el 88% reconocen que ellas u otras chicas de su entorno se han enfrentado a más de una forma de acoso, según datos del estudio. La red social en la que las chicas reportan más situaciones de acoso online en nuestro país es Instagram, con un 35%; seguido de WhatsApp, con un 28%; y Facebook, el 20%. “El acoso online traspasa las pantallas y deja huellas imborrables en la vida de las niñas. Es preocupante ver que muchas de ellas se autocensuran o se silencian. El 19% de las niñas que han recibido acoso con mucha frecuencia deja de publicar sus opiniones mientras que el 12% modifica la forma en la que se expresa para evitar el acoso. No podemos cerrar los ojos frente a una vulneración tan grave de su derecho a expresarse libremente. Tenemos la obligación de garantizar sus derechos y libertades en el ámbito online”, ha subrayado Concha López, directora general de Plan International. El evento, moderado por Belén Torres Vela, delegada de Igualdad de Género de RTVA, ha sido inaugurado por la presidenta del Parlamento de Andalucía, Marta Bosquet, y la directora general de Plan International, Concha López, y ha contado con la participación de todos los grupos parlamentarios, así como con la voz de Ana Muñoz, una joven sevillana de 23 años participante en los proyectos de Plan International. “El acoso online tiene que dejar de ser un problema individual al que tengamos que enfrentarnos cada una de nosotras solas para afrontarse como un problema social y colectivo. Hoy me gustaría conseguir un compromiso claro y firme de quienes asisten a este evento para acabar con esta violencia, que es tan real como la que ocurre fuera de las redes”, ha explicado Ana, la joven portavoz de Plan International. “No podemos permitir que derechos que ya están consolidados pierdan eficacia en el entorno online. No podemos permitir que situaciones que no consentiríamos fuera de las redes se naturalicen en este ámbito”, ha subrayado Marta Bosquet, presidenta del Parlamento de Andalucía, quien ha inaugurado el evento.  Los portavoces de todos los grupos parlamentarios han coincidido en destacar la relevancia del informe y la urgencia de abordar el problema. Ángela Mulas, del G.P Vox, ha dicho que: “hay que fomentar el diálogo, la confianza y la seguridad: enseñar a pedir ayuda y rechazar toda forma de violencia”. Sergio Romero, portavoz del G.P. Ciudadanos, ha señalado que “es un tema que no se puede afrontar mirándolo en tercera persona, hay que hacerlo desde el consenso y el rigor”; mientras que José Antonio Nieto, portavoz del G.P. Popular Andaluz, ha manifestado que “es necesario un consenso institucional y un tratado internacional que ponga límites a las redes sociales, porque son globales”. José Gregorio Fiscal, portavoz del G.P. Socialista, ha concluido que “con el proyecto de Ley de Infancia y Adolescencia de Andalucía tenemos una oportunidad magnífica para establecer mecanismos reales que corrijan este problema”. Plan International, organización que trabaja por los derechos de la infancia y la igualdad de las niñas, ha organizado este evento de sensibilización en el marco del Día Internacional de las Niñas en las TIC, que este año se celebra el jueves 22 de abril, y busca motivar a las niñas para que participen en carreras tecnológicas, tanto en formación como en el mercado laboral, en el ámbito del ocio u otro tipo de actividades, así como reducir la brecha digital de género, que se ha acrecentado como consecuencia de la pandemia. Propuestas y recomendaciones Para abordar esta vulneración de derechos de las niñas y adolescentes que supone el acoso online, Plan International reclama su inclusión en la normativa que protege a la infancia frente a la violencia, como la Ley Orgánica de protección integral a la infancia y la adolescencia, que aborda la violencia en entornos digitales, o la Ley de Infancia y Adolescencia de Andalucía, y ha instado a aplicarlas con perspectiva de género para prevenir, investigar, sancionar, reparar y evitar la repetición, en los casos de violencia y acoso online contra las niñas y las adolescentes.  Del mismo modo, la organización pide la colaboración y el compromiso de las empresas de redes sociales para que creen mecanismos de denuncia sólidos, efectivos y accesibles, que respondan a las necesidades específicas de las niñas y jóvenes y las protejan, que responsabilicen a los acosadores y promuevan una política de tolerancia cero con el acoso online en sus plataformas. La organización también hace un llamamiento a los demás actores de la sociedad civil para que se pongan en marcha iniciativas para la educación sobre ciudadanía digital, y se desarrollen campañas para sensibilizar sobre los riesgos a los que se enfrentan la infancia y la adolescencia en Internet, especialmente las niñas, y poniendo especial énfasis en el acoso

Saber más

Plan International y Canal Sur se unen en una campaña para defender los derechos de las niñas más vulnerables en la pandemia

La pandemia está teniendo consecuencias devastadoras en los derechos de las niñas más vulnerables: 11,2 millones corren el riesgo de no volver nunca a clase y más de 13 millones serán obligadas a casarse.   La ONG Plan International y Canal Sur han puesto en marcha un acuerdo de colaboración con el que llevarán a cabo diferentes acciones durante el mes de abril para promover los derechos de las niñas y las adolescentes en el actual contexto de pandemia, que ha puesto en peligro los avances conseguidos en torno a la educación, protección y oportunidades de las niñas y las ha expuesto en mayor medida a diferentes formas de violencia como el matrimonio infantil o la mutilación genital, especialmente si están fuera de las aulas. Antes de la pandemia, 130 millones de niñas en todo el mundo no iban a la escuela y se estima que, como consecuencia de esta crisis, unos 11,2 millones corren el riesgo de no volver nunca a clase. Se calcula que el contexto de crisis económica y social a nivel mundial podría provocar que en los próximos diez años dos millones más de niñas sean sometidas a la mutilación genital y 13 millones más sean obligadas a casarse. En un momento en el que visibilizar los problemas que afectan a las niñas es más importante que nunca, Plan International y Canal Sur —que ya han colaborado en 2015, 2016 y 2018— unen sus fuerzas, una vez más, para sensibilizar sobre las violaciones de derechos, fruto de desigualdad que aún enfrentan millones de niñas y jóvenes en todo el mundo.  “La crisis sanitaria provocada por la pandemia y sus consecuencias económicas y sociales han puesto en riesgo a millones de niñas y adolescentes vulnerables, que se han enfrentado a barreras para acceder a la educación, a la falta de recursos y a un incremento de diferentes formas de violencia. Aunque ha supuesto un reto, nuestro trabajo ha sido y sigue siendo más necesario que nunca. La colaboración con Canal Sur es una oportunidad de seguir contando para ello con la sociedad andaluza, una de las más solidarias de España”, señala Fernando Álvarez, director de marketing de Plan International. El director general de Canal Sur Radio y Televisión, Juande Mellado, sitúa la participación de radiotelevisión andaluza en esta campaña “dentro del compromiso social de Canal Sur con las organizaciones que desarrollan un trabajo sobre el terreno y una labor fundamental en Andalucía para dar visibilidad a los problemas de la infancia y buscarles solución”. En este caso, la campaña tiene una función pedagógica y divulgativa entre la sociedad andaluza y dispone de las “herramientas para ayudar a concienciar de los problemas reales que afectan a muchas niñas”, según Mellado. Programación especial  La cadena participa en la campaña con un programa especial el jueves 22 de abril en el magazín “La tarde, aquí y ahora”, presentado por Juan y Medio, en el que la ONG pondrá de relieve su trabajo para proteger a las niñas y adolescentes más vulnerables en todo el mundo, cuya situación se ha visto agravada por la pandemia de la Covid-19. Además, emitirá, desde el 12 al 25 de abril, un spot en el que conocidos rostros televisivos abordarán estos temas para concienciar sobre la necesidad de apoyar los derechos de las niñas. Asimismo, los informativos y programas de Canal Sur TV y Canal Sur Radio, así como las redes sociales y la web, se suman con contenidos especiales sobre la ONG, así como con una entrevista en “Despierta Andalucía”, el informativo matinal de Canal Sur Televisión. Evento institucional  Con motivo del próximo Día Internacional de las Niñas en las TIC, Plan International organiza, en colaboración con el Parlamento de Andalucía, un evento online el  martes 13 de abril para sensibilizar sobre el acoso y la violencia que sufren niñas y adolescentes en el ámbito online, en el que también presentará a los diputados y diputadas andaluces el informe (In)seguras online, que recoge experiencias de 14.000 chicas de 22 países, incluido España, sobre seguridad y libertad en redes sociales.  El evento contará con la participación de Marta Bosquet, presidenta del Parlamento de Andalucía; Concha López, directora general de Plan International; portavoces de los grupos parlamentarios y la voz de Ana, una joven sevillana participante en los proyectos de Plan International. Este acto, que será retransmitido en directo en el Facebook de Plan International, estará moderado por Belén Torres Vela, delegada de Igualdad de Género de RTVA y periodista de Canal Sur desde

Saber más

Mozambique: Plan International solicita que se ponga fin a los ataques contra la población civil en Cabo Delgado

Según las últimas noticias, decenas de civiles han muerto en un ataque en Palma, una ciudad de la provincia de Cabo Delgado, situada al norte de Mozambique. En respuesta, un portavoz de Plan International, organización humanitaria y que trabaja en defensa de los derechos de la infancia y la igualdad de las niñas, ha expresado: “Estamos consternados y desolados ante estas informaciones. Las comunicaciones siguen siendo muy escasas, pero por el momento se estima que decenas de personas han sido brutalmente asesinadas en Palma. Nos solidarizamos con sus familiares y seres queridos. Los niños y niñas en Mozambique no deberían crecer con miedo a la violencia. Los grupos armados no estatales deben poner fin inmediatamente a todos los ataques contra la población civil y permitir el acceso seguro al personal de rescate y humanitario, respetando el Derecho Internacional Humanitario. Estamos consternados ante el hecho de que los niños, niñas y sus familias sigan siendo objeto de estos horribles ataques por parte de los grupos armados. El año pasado se produjo el mayor número de ataques contra la población civil en la historia reciente de Mozambique, con más de una persona al día, la mayoría de ellos relacionados con el conflicto en la provincia de Cabo Delgado. El conflicto también ha provocado que más de 670.000 personas, de las cuales casi la mitad son niños y niñas (el 45%), se hayan visto obligadas a huir de sus hogares. En muchos casos han sido testigos de atrocidades inimaginables para la mayoría de las personas adultas. Mientras las familias luchan por salir adelante, las niñas, especialmente, corren un alto riesgo de sufrir violencia y abusos sexuales, explotación sexual y matrimonio forzado, mientras que los niños están más expuestos a ser reclutados por los grupos armados. La violencia debe cesar, y las familias que se han visto afectadas por el conflicto deben recibir apoyo para recuperarse y reconstruir sus vidas”. NOTAS: Plan International apoya a las personas desplazadas por el conflicto en Cabo Delgado y ofrece educación, agua potable, protección infantil y programas de salud sexual y reproductiva a 40.000 niños y niñas y sus familias en la provincia de

Saber más

PROGRAMAS DE DESARROLLO Y AYUDA HUMANITARIA