1
2
3
Quiero ayudar con mi aportación
Elige cuánto quieres donar
16
18
30
Otra
cantidad
QUIERO DONAR
2
3
Completa tus datos
Vas a donar 16
¿Cuál es su nombre?
Indica primer apellido
No es un email válido
Indica tu teléfono
Indica tu domicilio
Indica tu ciudad
Indica tu código postal
Indica tu NIF/CIF/NIE
Debe aceptar los términos legales y la política de privacidad
Continuar
< Volver
3
Datos del pago
Vas a donar 16
No es un número de cuenta válido
El nombre del titular es obligatorio
Conexión segura
Donar
< Volver
3
Método de pago
Vas a donar 16
Seleccionar el método de pago
TRANSFERENCIA BANCARIA
PAYPAL
TARJETA
BIZUM
< Volver
En el mundo hay 235 millones de personas que dependen de la ayuda humanitaria. Hombres, mujeres, y en especial niños, niñas y adolescentes cuyo día a día está marcado por la incertidumbre. Vivir en emergencia es vivir en permanente estado de estrés y millones de niñas y jóvenes llevan años en esta situación.

En todo el mundo, las regiones más pobres son las más afectadas por el cambio climático y, dentro de estas mismas comunidades, las niñas y adolescentes son quienes sufren las peores consecuencias. El cambio climático está agudizando, aún más, las desigualdades de género, y esto hace que sea una de las temáticas que, como sociedad, debemos abordar de forma urgente.

En el mundo hay 235 millones de personas que dependen de la ayuda humanitaria. Hombres, mujeres, y en especial niños, niñas y adolescentes cuyo día a día está marcado por la incertidumbre. Vivir en emergencia es vivir en permanente estado de estrés y millones de niñas y jóvenes llevan años en esta situación.
Concha Lopez en Safer Cities Summit

Safer Cities for Girls Summit, una ventana para denunciar el acoso callejero

Para niñas, adolescentes y jóvenes de todo el mundo, el acoso callejero es un tipo de violencia cotidiana pero invisibilizada y normalizada. Por eso, con motivo del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, que se celebra el 25 de noviembre y como antesala a los 16 días de activismo contra la violencia de género, Plan International ha organizado el Safer Cities for Girls Summit.  El evento ha sido una oportunidad para que representantes municipales de ciudades españolas y belgas compartan recomendaciones y buenas prácticas a raíz del proyecto Safer Cities for Girls, que nació hace dos años con el objetivo de denunciar el acoso callejero en seis ciudades de España y Bélgica. Transcurrido este tiempo, 5.000 chicas han tenido la oportunidad de compartir sus experiencias, lo que contribuirá a crear ciudades más seguras, inclusivas y libres de miedo y violencia de género.   Durante el evento, Concha López, directora general de Plan International, recalcó que el “el acoso callejero y la inseguridad son problemas globales a los que debemos mirar de frente. Hoy, más que nunca, es fundamental crear un entorno seguro para las niñas y las jóvenes”.  Safer Cities for Girls ha trabajado directamente con jóvenes de Madrid, Bruselas, Barcelona, Amberes y Sevilla y Charleroi. Además, recientemente se han sumado a la iniciativa Alcobendas y Gante. Este trabajo concluye ahora con la publicación de un manual práctico para los municipios que permitirá trasladar los aprendizajes obtenidos a muchas otras ciudades gracias al análisis y los aprendizajes adquiridos.  Una Red de Ciudades Seguras  Los datos que revela nuestro proyecto son alarmantes: 8 de cada 10 (76%) jóvenes participantes en el programa en Madrid, Barcelona y Sevilla han sufrido acoso callejero y el 90% de las que han experimentado episodios de acoso aseguran que no recibieron ningún tipo de ayuda de quienes estaban presentes.   Ante estos números, es preciso seguir con nuestra labor para acabar con el acoso callejero. Por eso, desde Plan International, ya estamos trabajando en el desarrollo de la primera Red de Ciudades Seguras, que representará una oportunidad de abordar un problema desde la colaboración y el aprendizaje mutuo y siempre de la mano de las niñas y

Saber más

¿Cómo se aprende la igualdad en la infancia? 

“Aprendemos, desde niñas, que se nos va a exigir de forma diferente en numerosos aspectos”, afirma Julia López, gerente de incidencia política de Plan International, quien compartió la visión de nuestra organización acerca de los cambios que son necesarios para educar en igualdad desde la infancia en el evento “Diálogo sobre el Futuro de la Igualdad de Género”, una iniciativa conjunta del Gobierno, el Parlamento Europeo y la Comisión Europea.    La representante de Plan International tuvo la ocasión de conversar sobre cómo reorientar las políticas públicas para educar en igualdad desde la primera infancia con Gregorio Cabrera, director general de Ordenación, Innovación y Calidad de la Consejería de Educación del Gobierno de Canarias; y con Ricardo Ibarra, director de la Plataforma de Infancia.  Plan International defiende una educación infantil de calidad y con enfoque de género en la que se apliquen metodologías activas y basadas en el juego y que esté destinada a asegurar una transición positiva a la educación primaria.   Al reconocer la importancia específica de los primeros años de vida en la socialización de género, los gobiernos deben tomar medidas adecuadas para garantizar una educación de calidad que promueva la igualdad, con revisión de los currículos y materiales de aprendizaje para la inclusión de referentes femeninos, así como formación específica para los docentes.  Libres de ideas rígidas  Los niños y niñas aprenden muy rápido (desde los 9 meses en algunos casos) que la sociedad espera que sean diferentes. Al socializar, entienden que tienen sus propios colores, juguetes, habilidades e intereses. Estas diferencias se convierten en el fundamento de muchas ideas y creencias sobre lo que pueden y no pueden hacer.   Según Julia López, “el impacto más dañino de las normas de género es que nos perjudican a todos: se espera que las personas se ajusten a ideas muy limitadas y restrictivas que limitan después las aspiraciones y los comportamientos”.  La educación en igualdad desde la infancia se va perfilando en espacios diferentes. El hogar es el primero de ellos. Padres y madres deben identificar y contrarrestar normas y estereotipos de género para enseñar a niños y niñas que pueden ser quienes y como quieran. En el mundo exterior, son muchos los actores que entran en juego: compañeros/as, profesores/as, cuidadores/as y medios de comunicación influyen en la forma en que los niños y niñas aprenden cómo comportarse en función de su género. Todos y todas tienen un papel que jugar para apoyar a la infancia en una educación más libre, igualitaria e

Saber más

Sexo por agua: el drama de la sequía en Kenia

“La falta de agua y alimentos hace que algunas chicas ofrezcan actividades sexuales a cambio de compresas, comida y agua potable”. El testimonio de Halima, de 15 años, pone sobre el papel el drama que está sufriendo Kenia debido a una sequía que el gobierno actual ha declarado como desastre nacional, pues hay unos 2,1 millones de kenianos luchando contra el hambre y la escasez de agua.   El condado de Kilifi, donde vive Halima, es una de las comunidades más afectadas. Esta joven, a pesar de su corta edad, ha visto de todo, desde violencia doméstica hasta pobreza, pero dice que este año está siendo el más duro de todos. Se producen separaciones y disputas familiares, abandono escolar y, lo que es peor, tácticas de supervivencia extremas, como comer menos u ofrecer sexo a cambio de comida o dinero.    Todos estos problemas suelen afectar de forma desproporcionada a niñas y mujeres, pues las deja muy expuestas a sufrir embarazos no deseados o a contraer enfermedades.     La crisis se ha visto agravada por la COVID-19 y las escasas lluvias de los últimos años. Los pronósticos de la Autoridad Nacional de Gestión de la Sequía no son nada esperanzadores: las lluvias de octubre a diciembre estarán por debajo de los niveles normales.   Medidas de alivio y optimismo   Para aliviar esta situación, Plan International está distribuyendo paquetes de alimentos a las personas más necesitadas y apoyando los programas de alimentación escolar para que niños y niñas puedan tener, al menos, una comida nutritiva en la escuela cada día, de manera que se sientan seguros y continúen su educación.  A pesar de los muchos retos a los que se enfrentan las niñas en este momento, Halima se mantiene optimista: “cuando termine la escuela, me gustaría ser médico para poder ayudar a la gente enferma de mi comunidad”.     

Saber más

Plan International visita en Senegal el proyecto DESFERS, dedicado a facilitar el emprendimiento de las mujeres a través de las energías renovables

En Senegal, el 53,3% de la población del entorno rural tiene dificultades para tener acceso a la energía, factor que se traduce en múltiples situaciones de vulnerabilidad.   Con la intención de cambiar este contexto, surge DESFERS, un proyecto cofinanciado por la OFID y la UE, que quiere transformar la vida de 10.000 mujeres en Senegal, Mali y Níger a través del uso de energías renovables.   La idea es que estas mujeres puedan iniciar sus propios negocios tras haber sido formadas en el uso de unas redes fotovoltaicas que van a tener a su disposición en sus comunidades.   Para conocer esta realidad más de cerca, nos desplazamos a Senegal, coincidiendo con el acto de inauguración del proyecto en Souda, una aldea situada en la región de Ziguinchor, al sur del país.   El acto contó con la presencia de nuestra directora general, Concha López, quien estuvo acompañada de la embajadora de la UE en Senegal, Irene Mingasson; la ministra de Petróleo y Energía de Senegal, Aissatou Sophie Gladima; y el director subregional de Plan International Senegal, Bell’Aube Houinato.  Nuevos negocios, nuevas vidas  En nuestra visita quedó patente el espíritu emprendedor de las mujeres de la comunidad, que ven, cómo la llegada de la energía eléctrica favorecerá sus oportunidades de abrir negocios como puestos de venta de agua fría, puntos de carga de baterías y móviles o algunos locales de comida.  Es el caso de Amy Siga, que ha recibido la formación de DESFERS. A sus 27 años, esta ama de casa senegalesa confía en abrir una tienda para vender helados y zumos, en cuanto tenga a su disposición los paneles solares.     Amy es una de las 1500 emprendedoras de Senegal que recibirá microcréditos para desarrollar actividades productivas gracias a las energías renovables. Además, el proyecto ha permitido que mujeres como Amy, que han realizado actividades de formación, se hayan convertido en referentes para el resto de mujeres de su comunidad. 

Saber más
terremoto haiti convenio AECID

La Oficina de Acción Humanitaria de la AECID activa el convenio de emergencia en Haití

El Gobierno de España a través de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) aportará ayuda humanitaria por valor de 206.446,82 € euros a Plan International para mejorar el acceso a las necesidades básicas de más de 3.800 personas en el departamento de Nippes (Haití). Esta iniciativa humanitaria prevé la entrega de efectivo a un total de 712 familias (1486 hombres, 1282 mujeres, 583 niños y 503 niñas) de Petit Trou, Baradères e I’Azile, en el departamento de Nippes, durante cuatro meses para tratar de asegurar la alimentación y otras necesidades básicas de las familias más vulnerables afectadas por el terremoto del pasado agosto. Elisa Paz, nuestra directora de Programas Internacionales, ha indicado que: “en 2010, Haití sufrió uno de las peores catástrofes de su historia, con un terremoto de magnitud 7 que desoló el país. En agosto de este año, otro terremoto venía a sumarse a los problemas sistémicos que hacen de Haití uno de los países más vulnerables de la región. Con la activación hoy del Convenio de Emergencia financiado por AECID, Plan International da respuesta a las necesidades de protección de la infancia en esta emergencia, en especial de las niñas y adolescentes y de sus familias, contribuyendo a cubrir sus necesidades básicas y mejorando su bienestar psicológico, así como trabajando en la prevención de la violencia”. Casi la mitad de la población haitiana padece una gran inseguridad alimentaria, y las últimas cifras, estiman que el 42% de las personas se enfrentan a una grave escasez de alimentos. Además, la intervención incluye sesiones de sensibilización y actividades a mujeres, niñas, niños y adolescentes acerca de protección infantil y violencia de género. Las mujeres y niñas de las zonas más afectadas denuncian que el acoso sexual y la violencia física han aumentado desde el terremoto. Muchas de ellas carecen de vivienda o se sienten en riesgo de ser agredidas en los asentamientos improvisados. El pasado 14 de agosto un terremoto de magnitud 7.2 afectó a las regiones del sur oeste de Haití con un balance de unas 2.200 personas fallecidas, más de 10.000 heridas; y unas 130.000 viviendas dañadas o destruidas por completo. La AECID financió con 250.000 euros el llamamiento de ayuda internacional de la Federación Internacional de la Cruz Roja y la Media Luna Roja (FICR) para esta emergencia. En septiembre de este año, la AECID activó los convenios de emergencias que mantiene con las ONG Cruz Roja y Acción Contra el Hambre -por un valor total de 265.433 euros- para posibilitar el acceso a agua potable de la población de Sud, Nippes y Grand’Anse y formar a técnicos locales en materia de agua y saneamiento. El trabajo de Plan International El enfoque de Plan International en términos de protección se refleja a través de la elección de la modalidad de transferencia monetaria ya que, además de ser una prioridad el nivel de necesidades de las familias afectadas por el terremoto, esta opción tiene en cuenta aspectos específicos de refuerzo familiar para garantizar que los padres, madres y cuidadores tengan las oportunidades, relaciones, redes y apoyos necesarios para poder criar a los niños, niñas y adolescentes de manera adecuada y mejorar la situación económica de los hogares y las capacidades financieras de las familias. Desde Plan International se considera que las transferencias monetarias, además de salvar vidas, pueden contribuir a la disminución del estrés de los padres por satisfacer las necesidades de supervivencia de la familia. De este modo, se intenta garantizar una menor probabilidad de abuso infantil y otras formas de violencia y explotación hacia la infancia y, así, tener un impacto en el bienestar y protección de la infancia en un contexto de emergencia. Además, las actividades de sensibilización e información sobre temáticas relacionas con la protección y los derechos de la infancia, cuidado infantil y violencia de género se implementarán con el fin de promover un enfoque de protección especifico, sobre todo en un contexto de emergencia

Saber más

Impulsamos una red de Ciudades Seguras que promueva medidas contra el acoso callejero

Con motivo del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, que se celebra el 25 de noviembre, Plan International ha organizado hoy el Safer Cities for Girls Summit, un evento donde representantes municipales de ciudades españolas y belgas han compartido recomendaciones y buenas prácticas en el marco del proyecto Safer Cities for Girls, una iniciativa que denuncia el acoso callejero y que ha recogido las experiencias de más de 5.000 chicas para crear ciudades más seguras, inclusivas y libres de miedo y violencia de género. El acto, que ha tenido lugar en la sede de la Comisión Europea en España, ha servido para hacer balance de un programa que se ha implementado durante dos años en seis ciudades de España y Bélgica: Madrid, Bruselas, Barcelona, Amberes, Sevilla y Charleroi; y que cuenta con la financiación de la Comisión Europea. Además, recientemente se han adherido al programa nuevas ciudades como Alcobendas y Gante. Los datos y recomendaciones recogidos en el informe de Safer Cities for Girls han sido compartidos por las responsables de Plan International en España y Bélgica, organización que trabaja por los derechos de la infancia y la igualdad de las niñas. Al acto también han asistido representantes de la Comisión Europea, de los ayuntamientos participantes en el proyecto, así como expertas en urbanismo y comunicación con perspectiva de género, quienes han debatido en torno a la prevención y la sensibilización sobre acoso callejero. Concha López, directora general de Plan International España, ha destacado en su intervención que “debemos abogar por marcos regulatorio que luchen contra el acoso callejero desde un enfoque de prevención y sensibilización y que se concreten en planes de acción específicos, que cuenten con la financiación adecuada para garantizar que nuestras ciudades son espacios seguros y libres de violencia para las niñas y mujeres”. Además, López ha anunciado que Plan International ya está trabajando para impulsar una Red Estatal de Ciudades Seguras, que representará “una oportunidad de abordar un problema desde la colaboración y el aprendizaje mutuo, y siempre de la mano de las niñas y jóvenes que recorren nuestras calles. Por eso, hoy hago un llamamiento a los ayuntamientos de todo el país para adherirse a esta iniciativa y trabajar junto a las jóvenes para frenar el acoso callejero”.   Por su parte, Catherine Mores, directora en funciones de Plan International Bélgica, ha indicado que “las jóvenes están en el centro de este programa y, gracias a su experiencia, entusiasmo, coraje, persistencia y creatividad, y con el apoyo de los representantes políticos, compañeros y aliados, pueden hacer frente de manera efectiva a esos tabúes que son una gran losa para nuestra sociedad. En Bélgica hemos hecho especial hincapié en trabajar junto con los jóvenes en toda su diversidad. Porque, independientemente de su origen o del género con el que se identifiquen, el acoso tiene un impacto potencialmente enorme en su libertad de movimiento”. María Ángeles Benítez, directora de la Representación de la Comisión Europea en Madrid, ha intervenido en el Safer Cities for Girls Summit y ha señalado que en: “la víspera del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, es necesario recordar que, por desgracia, el acoso y las agresiones físicas y sexuales en los espacios públicos siguen siendo una amenaza cotidiana para las mujeres y las niñas en toda Europa. Se trata de un problema al que debemos hacer frente como sociedad.  Por ello, el proyecto Safer Cities for Girls, financiado por la Comisión Europea, es más pertinente que nunca, ya que pretende crear ciudades más seguras, responsables e inclusivas para todas las mujeres y niñas europeas, contribuyendo así a erradicar esa lacra”. Un proyecto con alcance global Desde 2017, Plan International trabaja en la seguridad de las niñas y mujeres en las ciudades en el marco de la iniciativa Safer Cities, desarrollada en colaboración con ONU Habitat y Women in Cities International, y en la que ya participan más de 20 ciudades de países como la India, Egipto, Kenia, Perú o Paraguay, entre otros. Para niñas, adolescentes y jóvenes de todo el mundo, el acoso callejero es un tipo de violencia cotidiana pero invisibilizada y normalizada, como puso de manifiesto nuestro primer informe (In)seguras en la ciudad, elaborado en 2018. Un análisis que ofreció primer diagnóstico global de la violencia como barrera a la libertad de las jóvenes en el espacio urbano, a través de datos y experiencias de acoso callejero en cinco ciudades de todos los continentes, de Sídney a Lima. Resultados y recomendaciones de Safer Cities for Girls En relación a los resultados del estudio elaborado en Safer Cities for Girls, cabe destacar que 8 de cada 10 (76%) jóvenes participantes en el programa en Madrid, Barcelona y Sevilla han sufrido acoso callejero. Además, el 90% de las que han experimentado episodios de acoso aseguran que no recibieron ningún tipo de ayuda de quienes estaban presentes. El informe completo sobre Safer Cities for Girls con los resultados de las encuestas realizadas en las ciudades españoles ya se puede consultar aquí. Desde la ONG, y en base a los aprendizajes obtenidos con este programa, se recomienda: Legislar para prevenir, detectar, denunciar, sancionar y erradicar el acoso callejero, como una forma de violencia por razón de género. Sistematizar la perspectiva de género en el diseño de las ciudades para una planificación urbana inclusiva e igualitaria. Apostar por una educación inclusiva, de calidad y en igualdad, tanto formal como informal, para erradicar los estereotipos de género y como herramienta de prevención de todas las formas de violencia de género, incluido el acoso callejero. Aumentar los recursos de atención para jóvenes que han sufrido acoso en los espacios públicos, e incluir estos servicios psicosociales en todos los ámbitos, teniendo en cuenta que el acoso callejero se produce en cualquier espacio. Fomentar la participación de los jóvenes en el diseño de ciudades más seguras, para tener en cuenta sus experiencias, demandas y necesidades en el ámbito de una ciudad inclusiva. Sensibilizar y difundir las iniciativas municipales en materia de prevención y atención del acoso callejero, a través de campañas institucionales en medios de comunicación, plataformas de redes sociales y otras herramientas accesibles y relevantes para los y las jóvenes. Reforzar las medidas de seguridad, con un enfoque de prevención, especialmente en los espacios considerados más inseguros. Incorporar una visión amplia del acoso como una forma de violencia por razón de género y de control de la participación de las niñas y adolescentes en el espacio público, que también puede trasladarse al espacio online. Tener en cuenta el impacto de la pandemia de COVID-19 en términos de una nueva percepción de la seguridad/inseguridad en las ciudades, para construir espacios públicos sobre la base de la igualdad de

Saber más

Que nadie se quede sin Navidad

Las consecuencias sociales y económicas de la pandemia de la Covid-19 han tenido un mayor impacto en las adolescentes y jóvenes vulnerables, un grupo de población que se enfrentó a riesgos específicos durante el confinamiento. En España ya trabajamos en itinerarios de capacitación y formación sociolaboral con adolescentes sin titulación de contextos vulnerables, que ahora se encuentran en riesgo de quedar relegadas del sistema educativo y de las oportunidades de futuro, entre otros factores, debido a la brecha digital. Durante los meses más duros del confinamiento Plan International atendió con su programa #QueNadieSeQuedeFuera a estos 2.000 adolescentes y sus familias. Llegan las fiestas navideñas, unas fiestas muy especiales que todos tenemos derecho a disfrutar y, como mínimo, a tener cubiertas todas nuestras necesidades básicas. En estas fechas, que van a ser especialmente difíciles para muchas familias, queremos que nuestros adolescentes, especialmente las chicas, sepan que no están solas. Por ello, pedimos a toda la sociedad que apoye nuestra respuesta para transmitir la seguridad y el cariño que queremos que llegue a los y las adolescentes más vulnerables. El apoyo y las donaciones de todos los que creen y apoyan el trabajo de nuestra organización, será el regalo navideño más solidario de este año. Gracias por estar dentro y ayudarnos para #QueNadieSeQuedeSinNavidad. Objetivos principales Ofrecer actividades de ocio y tiempo libre a jóvenes y sus familias. Ofrecer apoyo psicosocial y emocional a las y los adolescentes y sus familias para gestionar las situaciones de estrés motivadas por los efectos de la pandemia. Cubrir necesidades materiales básicas como por ejemplo alimentación y productos de higiene. Ofrecer bonos de energía para poder sufragar gastos de electricidad y de conectividad para que puedan comunicarse con sus familiares que están lejos ¿Cómo puedes colaborar? Para apoyarnos a que estas adolescentes vulnerables sigan recibiendo nuestra ayuda, podéis colaborar de diferentes maneras: Con aportación de la empresa y sus empleados/as. Con una donación en especie de productos o servicios. Eventos solidarios. Dando difusión a la campaña #QueNadieSeQuedeSinNavidad con newsletters a socios y empleados para que se sumen a ella o a través de redes sociales. Nos podéis encontrar en Twitter, Instagram, Facebook y  YouTube. Colaborando con #RegalaVida. Un regalo tan pequeño que cabe en un clic, pero tan grande que puede convertiste en ayuda para quien más lo necesita: Kit energético Kit de conectividad  Si quieres que tu empresa colabore contacta con Begoña Piquer, Alianzas con empresas: Email: begona.piquer@plan-international.org Teléfono: 662 625

Saber más

La COP26 no ha reconocido la urgencia de la crisis climática

En relación al acuerdo final de la COP26, desde Plan International consideramos que: La COP26 no ha reconocido la urgencia de la crisis climática. Los países más vulnerables a los impactos del cambio climático se han visto obligados a aceptar un acuerdo que, sencillamente, no será suficiente para las comunidades que ya están experimentando efectos devastadores, teniendo en cuenta que los niños y las niñas son los más afectados. Nos decepciona que los líderes no hayan dado un paso adelante en la financiación para revertir la crisis climática, que es vital para apoyar a las comunidades que la sufren en primera línea. El objetivo de 100.000 millones de dólares al año, fijado hace 12 años y ahora insuficiente para satisfacer las necesidades de las comunidades más vulnerables, sigue sin cumplirse. La promesa de los países desarrollados de duplicar la financiación no es suficiente para atender las necesidades urgentes de los países más vulnerables a la emergencia climática ni para adaptarse a los fenómenos meteorológicos extremos a los que se enfrentan ahora y a los que se enfrentarán en el futuro. Y en lo que respecta a la financiación de las pérdidas y los daños, prioridad básica de los países de bajos ingresos en esta COP26 y clave para avanzar en justicia climática, los países desarrollados ni la han cumplido ni se han comprometido a hacerlo. La COP26 ha representado una oportunidad única para priorizar y avanzar en la educación climática de calidad, crucial para preparar a los niños, niñas y jóvenes para la crisis a la que se enfrentan. Los propios niños, niñas y jóvenes han pedido a los líderes mundiales que inviertan en la educación sobre la crisis climática. Así mismo, desde Plan International nos hemos sumado a las peticiones de los más jóvenes, con recomendaciones para los gobiernos que recogemos en nuestro reciente informe Reimaginar la acción climática. No recoge el impacto en la educación de las niñas Acogemos con satisfacción los compromisos asumidos en el nuevo Programa de Trabajo de Glasgow sobre la Acción para el Empoderamiento Climático (ACE) para fomentar un diálogo durante las sesiones de trabajo, sobre el compromiso y la participación de los niños y los jóvenes en las delegaciones oficiales y un foro anual dirigido a los jóvenes. Lamentablemente, el Programa de Trabajo de Glasgow aprobado en la COP26 no reconoce de forma suficiente el impacto desproporcionado del cambio climático en la educación de las niñas, ni incluye acciones clave para apoyar el acceso a una educación de calidad. A pesar de nuestros esfuerzos junto a otras organizaciones de la sociedad civil, los compromisos siguen sin reconocer el poder de la educación transformadora para la igualdad de género como vía clave para la justicia climática. Tampoco incluye con la suficiente relevancia el compromiso cívico, las habilidades verdes, las habilidades para la vida, los procesos políticos y el activismo y, fundamentalmente, no cuenta con un enfoque basado en derechos. La combinación de las restricciones de la COVID-19, los problemas de visados, la desigualdad de acceso a la vacunación, los elevados costes de alojamiento, así como las barreras al acceso de la sociedad civil a los espacios clave de toma de decisiones han convertido a la COP26 en una de las más exclusivas e inaccesibles hasta la fecha. Muchas negociaciones y eventos cruciales -y no menos importantes, las negociaciones sobre la participación pública y juvenil- han sido inaccesibles para los que más se juegan frente al clima. Por lo tanto, no es de extrañar que los documentos finales no reflejen la urgencia del momento que vivimos. Finalmente, la COP26 ha mantenido el compromiso de los 1,5 grados en su agenda. Para los niños y las niñas más excluidos de todo el mundo, la diferencia entre 1,5 y 2 grados más será enorme. Es vital que todos los países acudan a la COP27 en Egipto con planes actualizados, nuevas energías y más fuerza de voluntad para hacer realidad el 1,5 y la justicia

Saber más

PROGRAMAS DE DESARROLLO Y AYUDA HUMANITARIA

Logo-certificado-2021