Home

1
2
3
Estamos respondiendo de forma urgente para apoyar a 200.000 familias afectadas por la COVID-19 en India
Elige cuánto quieres donar
16
18
30
Otra
cantidad
QUIERO DONAR
2
3
Completa tus datos
Vas a donar 18
¿Cuál es su nombre?
Indica primer apellido
No es un email válido
Indica tu teléfono
Indica tu domicilio
Indica tu ciudad
Indica tu código postal
Indica tu NIF/CIF/NIE
Debe aceptar los términos legales y la política de privacidad
Continuar
< Volver
3
Datos del pago
Vas a donar 18
No es un número de cuenta válido
El nombre del titular es obligatorio
Conexión segura
Donar
< Volver
La segunda ola de la pandemia en la India ha desatado una crisis sanitaria sin precedentes que ha llevado al límite a la población y está azotando con especial dureza las zonas urbanas del país.

Nuestra experiencia nos ha demostrado que las niñas y las jóvenes se ven especialmente afectadas durante las emergencias sanitarias.

Nuestra experiencia nos ha demostrado que las niñas y las jóvenes se ven especialmente afectadas durante las emergencias sanitarias.

Sudán: un año desde que se prohibiera la Mutilación Genital Femenina

Por Mwape Mulumbi (Jefa de Programas de Plan International Sudán) y Naila Abushora (Directora de Asociaciones Estratégicas e Influencia de Plan International Sudán) Este mes se cumple un año desde que se aprobara la ley para prohibir la Mutilación Genital Femenina en Sudán. Sin duda, se trata de un avance histórico en torno a los derechos de las niñas y mujeres en uno de los países donde más prevalece esta práctica: el 86,6% de mujeres de entre 15 y 49 años han sido mutiladas. Para todas las organizaciones humanitarias, esta reforma supone un reconocimiento a las más de dos décadas de trabajo en el país. Gracias a estos esfuerzos, hemos facilitado el camino para cambiar las actitudes de líderes comunitarios, religiosos, responsables de la toma de decisiones, y de la sociedad en general. No ha sido fácil, pues la mutilación todavía está muy arraigada en gran parte de la sociedad, que la considera necesaria para casar a sus hijas. Aun así, en esta nueva era se percibe un claro cambio social a favor de la igualdad: se han impulsado varias iniciativas colectivas para abandonar la práctica, así como declaraciones públicas, compromisos, canciones, obras de teatro y otras expresiones culturales que reflejan estas percepciones. Los movimientos juveniles también han sido claves tanto a la hora de denunciar la práctica como para impulsar estos cambios sociales a través de foros, diálogos, discusiones y debates comunitarios en los que ellos mismos han sido los protagonistas. A pesar de los avances, la pandemia ha retrasado mucho los esfuerzos para erradicar la mutilación genital femenina en Sudán. Aunque las comunidades se muestran receptivas con la idea de erradicar esta práctica, los confinamientos y otras medidas restrictivas para acabar con la pandemia pueden hacer retroceder los logros alcanzados para acabar con la mutilación genital femenina. La pandemia está destruyendo la economía del país y ha disparado los precios de los productos y alimentos básicos; ha afectado al comercio, la inversión, los viajes y el flujo financiero. Uno de los principales efectos de la pandemia en la lucha contra la MGF es que muchos de los planes ya elaborados, pueden quedarse sobre el papel si no hay financiación y mecanismos suficientes para ponerlas en marcha. Si se reducen los esfuerzos, las medidas de creación, seguimiento, evaluación y coordinación para acabar con la mutilación genital y prácticas asociadas como el matrimonio infantil, están en peligro y, con ello, toda una generación de niñas en Sudán y en el resto de países donde sigue prevaleciendo esta práctica. Desde que el Gobierno de Sudán aprobara prohibir la mutilación genital femenina hace un año, la única medida importante adoptada ha sido la formación de un grupo de trabajo a nivel nacional que ha estado preparando una estrategia para acabar con la MGF entre 2020 y 2030. Según esta estrategia, que aún es un borrador, el Gobierno espera reducir la práctica en un 15% para 2025 y erradicarla por completo en niñas de 0 a 14 años para 2030. Para ello, espera contar con más datos de calidad, reforzar los mecanismos de denuncia y aumentar el presupuesto local. Estos tres pasos son fundamentales porque, a día de hoy, todavía es imposible cuantificar el grado de prevalencia de la mutilación genital femenina en Sudán ya que los datos disponibles son de 2014 y si los planes que ya se están desarrollando han dado algún fruto. Todo esto, mientras las organizaciones de la sociedad civil seguimos esperando la implementación de la ley a través de mecanismos claros para rendir cuentas y llevar a cabo un seguimiento; conseguir una financiación adecuada y una campaña de sensibilización en todo el país para cambiar las actitudes y los comportamientos para que la mutilación genital femenina sea erradicada para

Saber más

Cuatro razones por las que es fundamental para todos detener la emergencia de Covid en India

La segunda ola de la pandemia en la India ha desatado una crisis sanitaria sin precedentes que ha llevado al límite a la población y amenaza con desestabilizar a la región y, quizás, al mundo. Mientras en los países más desarrollados las personas empiezan a abrazar sin miedo a sus seres queridos gracias a la vacunación, una segunda ola en India está dejando cada vez más familias en India amenazadas por la enfermedad y la crisis social. 1.- Porque podría extenderse a toda la región y otras partes del mundo Desde el comienzo de la pandemia quedó claro que es muy difícil contener el virus y, mucho más, en grandes centros neurálgicos del comercio, la cultura y la tecnología como son las grandes ciudades indias. Delhi, Benarés o Mumbai tienen un peso importante en el panorama internacional y están estrechamente conectados con otras grandes capitales de la región, de manera que la escalada de la pandemia en India podría desestabilizar a otros países. 2.- Las condiciones en India son propicias para generar nuevas mutaciones India, con 1.400 millones de habitantes, es también uno de los países con mayor densidad de población: cerca de 430 habitantes por kilómetro cuadrado.  A medida que el virus se transmite de una persona a otra es más probable que vaya mutando, por lo que las grandes concentraciones de personas son un caldo de cultivo para nuevas variantes del COVID-19. 3.- Las vacunas que produce India son claves para el resto del mundo India es uno de los países productores y exportadores de vacunas más importantes del mundo y uno de los principales socios de COVAX, la iniciativa de la Organización Mundial de la Salud para garantizar que la vacuna llegue a las comunidades más vulnerables. A medida que la demanda interna por la vacuna crece tan aceleradamente entre la población india, el país tiene menor capacidad de exportar vacunas y COVAX busca desesperadamente alianzas con nuevos productores, debido al riesgo de que los países con economías más frágiles tarden mucho más en vacunar a su población. 4.- India ya era un país con altos índices de pobreza y una delicada situación de derechos humanos Plan International trabaja en India desde 1979 y ha detectado que casi la mitad de las niñas en India se casan antes de cumplir los 18 años. De hecho, un 40% de todos los matrimonios infantiles en el mundo ocurren en India. Además, las niñas y jóvenes también enfrentan mayores retos para acceder a la educación y cerrar la brecha digital de género. Las consecuencias sociales de la pandemia pueden ser devastadoras cuando tantas personas que son cabeza de familia han muerto por la enfermedad o no pueden trabajar. Además, las restricciones del confinamiento han hecho que muchas personas pierdan el empleo o se vean obligadas a cerrar sus negocios, lo que forzará a las familias a recurrir a medidas drásticas para aliviar la carga económica y dejará a las niñas más vulnerables al matrimonio forzado, el abandono escolar, el trabajo infantil y la explotación sexual. Es por eso que Plan International aborda la emergencia desde distintas áreas: además de la distribución de respiradores de oxígeno a 500 centros de salud y equipos de protección personal a 100.000 trabajadores de primera línea, la organización está distribuyendo cestas de alimentos a las familias más necesitadas y facilitando el acceso a la atención, el tratamiento y la nutrición a 10.000 pacientes de comunidades

Saber más

Más que tecnología para mujeres, necesitamos tecnología para la igualdad

By Nora Lindstrom, Senior Lead for Digital Programmes and Influencing and Nikita Shrubsolve, Digital Policy and Advocacy Officer. El concepto tecnología femenina o femtech engloba avances en el ámbito digital que han supuesto una mejora en las vidas de niñas, adolescentes y mujeres.   En los últimos años, hemos visto el auge de este tipo de productos, como las aplicaciones de salud y bienestar, relacionadas con el ciclo menstrual, o los sacaleches inteligentes. Al igual que los lavavajillas y las lavadoras en la década de 1950, la tecnología moderna se ha aplicado a las necesidades de las mujeres para fomentar su independencia. Sin embargo, no es suficiente. La necesidad de las niñas y las mujeres de una tecnología que les sirva va más allá de la salud y el bienestar. La tecnología femenina, tal y como se ha definido anteriormente, es mejor que lo anterior, pero la verdadera tecnología feminista tiene que ser mucho más. La tecnología que replica sesgos de género también es dañina La falta de diversidad entre los creadores de tecnología es, a estas alturas, bien conocida. Sólo una cuarta parte de los desarrolladores de tecnología en las principales empresas del sector son mujeres. Como la tecnología tiene sesgos intrínsecos, esto da lugar a que un conjunto particular de prejuicios -los que suelen tener predominantemente los hombres- se refleje en los productos digitales, cada vez más omnipresentes en nuestras vidas. ¿El resultado? Productos digitales que son abiertamente sexistas, así como otros que, de forma más sutil, reproducen las desigualdades de género existentes y refuerzan las normas y estereotipos de género. Un ejemplo: la tarjeta de crédito de Apple que ofrecía líneas de crédito más pequeñas a las mujeres que a los hombres. O tomemos como ejemplo las plataformas de redes sociales dominantes. El informe “(In)seguras online” (2020) de Plan International reveló que el 58% de las niñas encuestadas han sufrido abusos o acoso en las redes sociales. Si son negras, tienen discapacidad o se identifican como LGBTIQ+, la cosa empeora. Sus experiencias de niveles tóxicos de acoso online las alejan de estos espacios y las privan de su derecho a la información, la creación de redes y la educación en Internet. Mientras tanto, los agresores tienen las de ganar. Durante mucho tiempo, el diseño de las plataformas de los redes sociales no ha funcionado para las niñas*. Esto está cambiando lentamente: muchas plataformas se están adaptando para hacerlas más seguras para los grupos discriminados. Sin embargo, si hubieran sido diseñadas originalmente por equipos más diversos y teniendo en cuenta la experiencia de los usuarios, esta adaptación no habría sido necesaria. Más allá de la no discriminación   La verdadera tecnología feminista va más allá de crear productos digitales que no discriminen a las niñas y a las mujeres. La no discriminación debería ser lo mínimo que pudieran esperar de cualquier tecnología. La tecnología explícitamente feminista tiene que ser una tecnología que no sólo no margine, no discrimine y no reproduzca sesgos, sino que nos ayude a desafiar las normas y estereotipos de género perjudiciales que sustentan nuestra sociedad y nos empuje hacia comportamientos más inclusivos. Esto es Equality Tech: tecnología que hace avanzar la igualdad aprovechando las propias características de la tecnología. Sheboard es un ejemplo de Equality Tech. Es una aplicación de texto predictivo que anima a sus usuarios a utilizar un lenguaje menos sexista cuando escriben sobre niñas y mujeres. En lugar de completar el texto y sugerir que las niñas son, por ejemplo, “lindas”, la aplicación puede proponer “aventureras”, “divertidas” o “inteligentes”, recordando así al usuario las muchas, diversas y diferentes cosas que las niñas son y pueden ser. Para avanzar en la igualdad de género y alcanzar el Objetivo de Desarrollo Sostenible 5, necesitamos más productos de Equality Tech. Con este fin, Plan International ha estado trabajando con niñas, adolescentes y jóvenes para que aporten ideas e imaginen sus propios productos de Equality Tech. En el último año, han creado ideas como Truthify, una aplicación que etiqueta las imágenes modificadas de forma expresa para que los usuarios sepan que no representan la realidad; o Wardwall, un filtro para los canales de las redes sociales que alerta automáticamente a los usuarios que pretenden utilizar un lenguaje abusivo, para que se lo piensen dos veces antes de usarlo. Nuestro siguiente paso es desarrollar prototipos basados en algunas de estas ideas, para mostrar cómo los productos digitales pueden ser aliados de la igualdad de género, y abogar por que estas ideas se incorporen al diseño tecnológico del sector. Porque, por mucho que una aplicación para la regla facilite la gestión de la menstruación, las inversiones en tecnología e innovación feminista deben ir más allá de responder superficialmente a las necesidades de las mujeres y las niñas. En cambio, debemos desarrollar productos, estructuras y sistemas tecnológicos que desafíen la desigualdad e impulsen un cambio social y de comportamiento inclusivo. Esa es la verdadera tecnología feminista. Que sea Equality Tech. Learn more about Equality

Saber más

Edición especial de “La tarde, aquí y ahora” dedicada a la ONG Plan International

Algunos de los rostros más conocidos de la cadena han reconocido el trabajo que nuestra organización lleva haciendo durante este año de pandemia para proteger los derechos de la infancia más vulnerable, especialmente de las niñas, gracias al apoyo de padrinos, madrinas, socios, organizaciones e instituciones, entre otras.  “La tarde, aquí y ahora”, de Canal Sur, ha dedicado el programa del jueves 22 de abril a visibilizar y reconocer el trabajo que nuestra organización está realizando para proteger los derechos de los niños, y especialmente las niñas y adolescentes durante la pandemia de la Covid-19. Han participado numerosos rostros conocidos de la cadena como Manu Sánchez, Blanca Romero, Juan Carlos Roldán, Enrique Sánchez y Rocío Madrid, así como Mercedes, madrina de Plan International desde hace cinco años; Elionora, una de las activistas más jóvenes de Ecuador de nuestro Movimiento Por Ser Niña, que busca la igualdad de oportunidades para todas las niñas del mundo, y nuestras compañeras Tábata Peregrín, responsable de Campañas Globales de Plan International y Alba Cuadra, especialista de Género en Emergencias.  Durante más de dos horas, el programa ha abordado por qué la pandemia está teniendo un efecto devastador en las niñas y adolescentes de todo el mundo, dificultando su acceso a la educación, a los servicios de salud, a sus fuentes de ingresos habituales y exponiéndolas a un mayor riesgo de sufrir diferentes tipos de abusos y violencia, como el matrimonio y embarazo infantil o la mutilación genital femenina. Evento institucional con el Parlamento de Andalucía El Parlamento de Andalucía y la ONG Plan International celebraron el pasado 13 de abril un evento online para denunciar el acoso y la violencia que, diariamente, sufren casi el 60% de las niñas y adolescentes de todo el mundo en las redes sociales y otros espacios online. Además, en el acto se presentaron a los y las diputadas andaluces los resultados del informe “(In)seguras online”, la mayor encuesta global sobre acoso que recoge experiencias de 14.000 chicas de 22 países, incluido España, sobre su seguridad y libertad en las redes sociales. El evento, moderado por Belén Torres Vela, delegada de Igualdad de Género de RTVA, ha sido inaugurado por la presidenta del Parlamento de Andalucía, Marta Bosquet, y la directora general de Plan International, Concha López, y ha contado con la participación de todos los grupos parlamentarios, así como con la voz de Ana Muñoz, una joven sevillana de 23 años participante en los proyectos de Plan International que manifestó que: “El acoso online tiene que dejar de ser un problema individual al que tengamos que enfrentarnos cada una de nosotras solas para afrontarse como un problema social y colectivo. Hoy me gustaría conseguir un compromiso claro y firme de quienes asisten a este evento para acabar con esta violencia, que es tan real como la que ocurre fuera de las redes”, ha explicado Ana, la joven portavoz de Plan

Saber más

Arranca la Semana de Acción Mundial por la Educación para reivindicar las #MilMillonesdeVoces cuya educación se ha visto afectada por la COVID-19

Se celebrará del 26 al 30 de abril en más de 124 países. En España habrá actos en más de 20 ciudades y numerosos centros educativos  Bajo el lema “Mil millones de voces”, se promoverán acciones de movilización para reflejar el impacto de la pandemia en el derecho a la educación de más de mil millones de personas Del mismo modo, se exigirá a representantes políticos un compromiso para aumentar los fondos destinados a educación para que nadie se quede atrás   Campaña Mundial por la Educación, 26 de abril de 2021. Hoy arranca la Semana de Acción Mundial por la Educación (SAME), que cada año organiza la Campaña Mundial por la Educación (CME) liderada por Ayuda en Acción, EDUCO, Entreculturas y Plan International para reclamar una educación inclusiva, equitativa y de calidad.  Bajo el lema “Mil millones de Voces”, esta edición pretende visibilizar cómo la COVID-19 está afectando la educación de más de mil millones de personas y agravando la actual crisis mundial de financiación de la educación. Si ya antes de la COVID-19 había 258 millones de niños, niñas y adolescentes en todo el mundo sin escolarizar, la pandemia no ha hecho sino aumentar estas cifras, agravando la brecha social y de género. Se calcula que, en el momento más crudo de la primera ola, entre marzo y abril de 2020, el cierre de centros educativos afectó a casi el 90% de la población estudiantil del mundo. Esto equivale a casi 1500 millones de estudiantes que vieron vulnerado su derecho a la educación.  Financiación para asegurar el derecho a la educación Más de un año después del inicio de la pandemia, la situación continúa empeorando, sobre todo para las personas y comunidades más vulnerables del mundo. Kasia Tusiewicz, coordinadora de la Campaña Mundial por la Educación en España, advierte que “estamos ante la crisis educativa más urgente de todos los tiempos. Si no se toman medidas, la COVID-19 podría dejar fuera de las aulas a 24 millones de estudiantes más”. Para evitar que las peores previsiones se cumplan, asegura Tusiewicz, “es fundamental que los gobiernos coordinen una respuesta global basada en una adecuada financiación pública de la educación. No estamos ante un gasto, sino ante la oportunidad de invertir en la mejor herramienta para que nadie se quede atrás frente a la COVID-19”. Entre sus reivindicaciones al Gobierno español en materia educativa, la CME exige al Ejecutivo que cumpla su compromiso de incrementar la Ayuda Oficial al Desarrollo para llegar al 0,5% de la Renta Nacional Bruta en 2023 y seguir avanzando hasta alcanzar el 0,7%, asignando un 20% de esta Ayuda a las partidas de educación. A lo largo de esta semana, la coalición remitirá sus peticiones a la ministra de Educación y Formación Profesional, Mª Isabel Celaá Diéguez; a la ministra de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, Arancha González Laya; y a la ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra, así como a la Secretaria de Estado de Cooperación Internacional, Ángeles Moreno Bau, y el director de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo, Magdy Martínez-Solimán. Semana Mundial por la Educación 2021: #MilMillonesdeVoces  La Semana de Acción Mundial por la Educación, momento clave de la campaña, se celebrará del 26 al 30 de abril en más de 124 países. A través de materiales de sensibilización y acciones de movilización, defenderá la importancia de la educación para que nadie se quede atrás en la recuperación frente a la crisis generada por la COVID-19. También pondrá el foco en exigir una adecuada financiación que asegure el cumplimiento del Objetivo de Desarrollo Sostenible 4, sobre el derecho a la educación. En España, las acciones de movilización durante la SAME se desarrollarán en varios ámbitos. En centros educativos, se elaborará un mural de emociones para representar las Mil Millones de Voces que se movilizan por la educación. Durante los actos de calle, que respetarán en todo momento la normativa de seguridad frente a la COVID-19, se crearán mosaicos de emociones vividas durante la pandemia y se hará entrega del posicionamiento político de la campaña ante diversas instituciones. Asimismo, las personas interesadas también pueden sumarse a la movilización online de la campaña para difundirla en redes sociales bajo el hashtag #MilMillonesdeVoces. Todos los actos y propuestas de movilización pueden consultarse en la web de la

Saber más

Las organizaciones de ayuda humanitaria piden a los Gobiernos que destinen el gasto militar de un solo día a la lucha contra el hambre  

Tan solo 26 horas del gasto militar mundial son suficientes para cubrir los 5.500 millones de dólares necesarios para ayudar a la población más afectada. Un año después de que la ONU ya advirtiera de “hambrunas de proporciones bíblicas“, los donantes más ricos han financiado tan solo el 5% de la petición realizada por la ONU para 2021 en materia de seguridad alimentaria, que asciende a 7.800 millones de dólares. Más de 250 ONG publican hoy una carta abierta pidiendo a los Gobiernos que aumenten de manera urgente la ayuda humanitaria para evitar que más de 34 millones de personas se vean abocadas a pasar hambre este año. Los 5.500 millones de dólares de financiación adicional solicitados recientemente por el PMA de la ONU y la FAO equivalen a menos de 26 horas de los 1,9 billones de dólares que los países invierten cada año en gasto militar. Sin embargo, mientras cada vez más personas se acuestan con hambre, los conflictos aumentan. A finales de 2020, la ONU estimó que 270 millones de personas corrían un alto riesgo de padecer hambre o ya la sufrían de manera grave. Hay ya 174 millones de personas en 58 países que han alcanzado ese nivel y corren el riesgo de morir por desnutrición o falta de alimentos, y es probable que esta cifra aumente en los próximos meses si no se actúa de manera inmediata.  A nivel mundial, los precios medios de los alimentos son ahora los más altos de los últimos siete años.  Los conflictos son la principal causa del hambre en el mundo, agravada también por el cambio climático y la pandemia del coronavirus. Desde Yemen hasta Afganistán, pasando por Sudán del Sur y el norte de Nigeria, los conflictos y la violencia están llevando a millones de personas al borde de la inanición. Desde las zonas de conflicto nos llegan historias terribles relacionadas con el hambre. “Cuando llegó el personal humanitario pensaban que tenía comida porque salía humo de mi cocina. Pero no estaba cocinando comida para mis hijos, solo podía darles agua caliente y hierbas; se iban a dormir con hambre. Pensé en el suicidio varias veces, pero no lo hice por mis hijos”, cuenta Fayda, de la gobernación de Lahij en Yemen. Al principio de la pandemia de la COVID-19, el Secretario General de la ONU pidió un alto el fuego mundial para hacer frente a la pandemia, pero muy pocos líderes han tratado de ponerlo en práctica. Los líderes mundiales deben apoyar soluciones duraderas y sostenibles en zonas de conflicto y abrir vías para que el personal humanitario pueda acceder para salvar vidas.    “La situación aquí es realmente grave. El 70% de los habitantes de esta región son agricultores, pero no pueden acceder a sus tierras debido a la violencia, por lo que no pueden producir alimentos. Han proporcionado alimentos a miles de personas durante años, pero ahora están arruinados. Al perder la producción de alimentos, se pierden puestos de trabajo, ingresos y la gente no puede comprar alimentos. Los trabajadores humanitarios ni siquiera podemos llegar con seguridad a las personas para ayudarlas. Algunos de nuestros miembros se arriesgaron a viajar para llegar a las comunidades hambrientas y fueron secuestrados; no sabemos dónde están. Esto tiene un gran impacto entre las personas que estamos desesperados por ayudar”, señala el embajador Ahmed Shehu, coordinador regional de la Red de la Sociedad Civil de la Cuenca del Lago Chad.

Saber más

Plan International celebra la aprobación de la Ley de Protección de la Infancia en el Congreso

Es necesario incluir de forma explícita el acoso callejero en la Ley, al igual que ocurre con otros tipos de violencia como, por ejemplo, el acoso escolar. La ONG Plan International, que trabaja por los derechos de la infancia y la igualdad de las niñas, celebra la aprobación hoy en el pleno del Congreso de los Diputados del dictamen de la Ley Orgánica de Protección Integral de la Infancia y la Adolescencia frente a la Violencia, pero lamenta que no recoja explícitamente el acoso callejero como una de las formas de violencia hacia la infancia, que sufren especialmente las niñas y adolescentes. La organización, que lleva años trabajando junto con otras organizaciones de infancia para promover esta ley, ha valorado el consenso político que ha acompañado el trámite de esta ley, una de las más ambiciosas de los países de nuestro entorno en lo que respecta a los derechos de la infancia, y valora el refuerzo de la perspectiva de género y edad en el texto. Para la ONG, la inclusión específica de las niñas y adolescentes y el reconocimiento de los riesgos, necesidades y formas diferenciadas de violencia que enfrentan va en el cumplimiento de su derecho a la igualdad y no discriminación. Plan International reconoce además el gran avance que supone el componente de sensibilización social que incluye esta ley, para visibilizar la realidad de la violencia contra la infancia y propiciar un cambio de paradigma necesario, al mandar un mensaje rotundo a la sociedad de rechazo ante cualquier forma de violencia contra niños, niñas y adolescentes. La inclusión de aspectos como el deber de comunicación de la ciudadanía y las medidas de sensibilización, prevención y detección precoz tienen un valor fundamental a la hora de abordar la violencia contra la infancia. Sin embargo, según Plan International, es de suma importancia incluir de forma explícita el acoso callejero en la Ley, al igual que ocurre con otros tipos de violencia como, por ejemplo, el acoso escolar, para dejar de normalizarla y promover una tolerancia cero hacia esta forma de acoso. Para la organización, incluir el acoso callejero en el artículo 1, sería posicionarlo al mismo nivel que otros tipos de violencia enumerados, como es por ejemplo el acoso escolar, dándole por lo tanto la importancia que requiere. Respecto a la violencia online, la organización considera que existe un margen de mejora tanto en la forma de abordar el problema como en las medidas de prevención, protección y sensibilización previstas en el artículo 31, sobre la formación en materia de derechos, seguridad y responsabilidad digital. “Desde Plan International valoramos muy positivamente que el Congreso de los Diputados haya aprobado esta Ley pionera y urgente que, además de proteger a los niños y niñas víctimas de violencia, también permitirá prevenirla, sancionarla y reparar los daños. Aun así, seguiremos trabajando para mejorar el texto normativo en el Senado, de forma que avance en el enfoque de género y aborde detalladamente las formas específicas de violencia que sufren las niñas y adolescentes por su género y su edad como son el acoso callejero y el acoso online”, señala Concha López, directora general de Plan International. En este sentido, la organización recuerda que el acoso callejero y el acoso online son las formas de violencia por razón de género y edad más normalizadas e invisibles que han aumentado durante la pandemia. El 84% de las adolescentes en Madrid han sufrido alguna vez acoso sexual en la calle mientras que el 88% de las niñas y jóvenes españolas reconocen que ellas u otras chicas de su entorno se han enfrentado a más de una forma de acoso en las redes sociales. El acoso, los abusos y la violencia por razón de género y edad ocurren de forma habitual en los espacios físicos y online y provocan inseguridad en las niñas y adolescentes, limitan su movilidad, frenan su participación y tienen consecuencias en su desarrollo: casi la mitad de las adolescentes y jóvenes en todo el mundo (el 42%) pierde la autoestima o la confianza en sí misma o sufre estrés mental o emocional tras haber sido víctimas de acoso en las redes sociales, como revela el informe “(In)seguras online”.  Por otro lado, según el estudio “(In)seguras en la ciudad”, más de cuatro de cada cinco niñas y mujeres jóvenes han vivido situaciones de acoso sexual en el espacio público (calle, parque, transporte público, viaje al trabajo y escuela, salida social). El 40% de las chicas evita volver a pasar sola por el lugar en el que ha sufrido acoso callejero; algunas no vuelven nunca a ese sitio y, otras, incluso, dejan los estudios o el trabajo a raíz de la experiencia. Según los datos de la organización, solo el 10% de las chicas que sufren acoso callejero presentan una denuncia, debido a la normalización de este tipo de violencia y los sentimientos de vergüenza y culpa que provoca en las víctimas.  Plan International valora por tanto la oportunidad que presenta esta ley para enviar un mensaje de tolerancia cero a todas las formas de violencia que afectan a la infancia y seguirá trabajando para mejorar aspectos del texto que pueden reforzar la perspectiva de género e incluir formas de violencia más toleradas y normalizadas que, sin embargo, tienen efectos graves en la vida de niñas y

Saber más

El Parlamento de Andalucía y Plan International exigen tolerancia cero con el acoso online a niñas y adolescentes

Algunas niñas se enfrentan a sus primeras experiencias de acoso desde los 8 años, aunque es entre los 14 y los 16 años cuando están más expuestas a insultos, humillaciones, burlas, comentarios e imágenes de carácter sexual y abusos. El Parlamento de Andalucía y la ONG Plan International han celebrado hoy un evento online para denunciar el acoso y la violencia que, diariamente, sufren casi el 60% de las niñas y adolescentes de todo el mundo en las redes sociales y otros espacios online. Además, en el acto se han presentado a los y las diputadas andaluces los resultados del informe “(In)seguras online”, la mayor encuesta global sobre acoso que recoge experiencias de 14.000 chicas de 22 países, incluido España, sobre su seguridad y libertad en las redes sociales. Según esta investigación, algunas niñas se enfrentan a sus primeras experiencias de acoso desde los 8 años, aunque es entre los 14 y los 16 años cuando están más expuestas a esta forma de violencia que incluye la recepción de mensajes explícitos, imágenes con contenido sexual, amenazas de violencia física y sexual, comentarios racistas y anti-LGTBIQ+, humillaciones y burlas, y ataques por su aspecto físico.  En España, al igual que ocurre en el resto del mundo, las niñas y adolescentes también están muy expuestas al acoso online: el 88% reconocen que ellas u otras chicas de su entorno se han enfrentado a más de una forma de acoso, según datos del estudio. La red social en la que las chicas reportan más situaciones de acoso online en nuestro país es Instagram, con un 35%; seguido de WhatsApp, con un 28%; y Facebook, el 20%. “El acoso online traspasa las pantallas y deja huellas imborrables en la vida de las niñas. Es preocupante ver que muchas de ellas se autocensuran o se silencian. El 19% de las niñas que han recibido acoso con mucha frecuencia deja de publicar sus opiniones mientras que el 12% modifica la forma en la que se expresa para evitar el acoso. No podemos cerrar los ojos frente a una vulneración tan grave de su derecho a expresarse libremente. Tenemos la obligación de garantizar sus derechos y libertades en el ámbito online”, ha subrayado Concha López, directora general de Plan International. El evento, moderado por Belén Torres Vela, delegada de Igualdad de Género de RTVA, ha sido inaugurado por la presidenta del Parlamento de Andalucía, Marta Bosquet, y la directora general de Plan International, Concha López, y ha contado con la participación de todos los grupos parlamentarios, así como con la voz de Ana Muñoz, una joven sevillana de 23 años participante en los proyectos de Plan International. “El acoso online tiene que dejar de ser un problema individual al que tengamos que enfrentarnos cada una de nosotras solas para afrontarse como un problema social y colectivo. Hoy me gustaría conseguir un compromiso claro y firme de quienes asisten a este evento para acabar con esta violencia, que es tan real como la que ocurre fuera de las redes”, ha explicado Ana, la joven portavoz de Plan International. “No podemos permitir que derechos que ya están consolidados pierdan eficacia en el entorno online. No podemos permitir que situaciones que no consentiríamos fuera de las redes se naturalicen en este ámbito”, ha subrayado Marta Bosquet, presidenta del Parlamento de Andalucía, quien ha inaugurado el evento.  Los portavoces de todos los grupos parlamentarios han coincidido en destacar la relevancia del informe y la urgencia de abordar el problema. Ángela Mulas, del G.P Vox, ha dicho que: “hay que fomentar el diálogo, la confianza y la seguridad: enseñar a pedir ayuda y rechazar toda forma de violencia”. Sergio Romero, portavoz del G.P. Ciudadanos, ha señalado que “es un tema que no se puede afrontar mirándolo en tercera persona, hay que hacerlo desde el consenso y el rigor”; mientras que José Antonio Nieto, portavoz del G.P. Popular Andaluz, ha manifestado que “es necesario un consenso institucional y un tratado internacional que ponga límites a las redes sociales, porque son globales”. José Gregorio Fiscal, portavoz del G.P. Socialista, ha concluido que “con el proyecto de Ley de Infancia y Adolescencia de Andalucía tenemos una oportunidad magnífica para establecer mecanismos reales que corrijan este problema”. Plan International, organización que trabaja por los derechos de la infancia y la igualdad de las niñas, ha organizado este evento de sensibilización en el marco del Día Internacional de las Niñas en las TIC, que este año se celebra el jueves 22 de abril, y busca motivar a las niñas para que participen en carreras tecnológicas, tanto en formación como en el mercado laboral, en el ámbito del ocio u otro tipo de actividades, así como reducir la brecha digital de género, que se ha acrecentado como consecuencia de la pandemia. Propuestas y recomendaciones Para abordar esta vulneración de derechos de las niñas y adolescentes que supone el acoso online, Plan International reclama su inclusión en la normativa que protege a la infancia frente a la violencia, como la Ley Orgánica de protección integral a la infancia y la adolescencia, que aborda la violencia en entornos digitales, o la Ley de Infancia y Adolescencia de Andalucía, y ha instado a aplicarlas con perspectiva de género para prevenir, investigar, sancionar, reparar y evitar la repetición, en los casos de violencia y acoso online contra las niñas y las adolescentes.  Del mismo modo, la organización pide la colaboración y el compromiso de las empresas de redes sociales para que creen mecanismos de denuncia sólidos, efectivos y accesibles, que respondan a las necesidades específicas de las niñas y jóvenes y las protejan, que responsabilicen a los acosadores y promuevan una política de tolerancia cero con el acoso online en sus plataformas. La organización también hace un llamamiento a los demás actores de la sociedad civil para que se pongan en marcha iniciativas para la educación sobre ciudadanía digital, y se desarrollen campañas para sensibilizar sobre los riesgos a los que se enfrentan la infancia y la adolescencia en Internet, especialmente las niñas, y poniendo especial énfasis en el acoso

Saber más

PROGRAMAS DE DESARROLLO Y AYUDA HUMANITARIA