Home

1
2
3
Quiero ayudar con mi aportación
Elige cuánto quieres donar
16
18
30
Otra
cantidad
QUIERO DONAR
2
3
Completa tus datos
Vas a donar 16
¿Cuál es su nombre?
Indica primer apellido
No es un email válido
Indica tu teléfono
Indica tu domicilio
Indica tu ciudad
Indica tu código postal
Indica tu NIF/CIF/NIE
Debe aceptar los términos legales y la política de privacidad
Continuar
< Volver
3
Datos del pago
Vas a donar 16
No es un número de cuenta válido
El nombre del titular es obligatorio
Conexión segura
Donar
< Volver
3
Método de pago
Vas a donar 16
Seleccionar el método de pago
TRANSFERENCIA BANCARIA
PAYPAL
TARJETA
BIZUM
< Volver

Antes de la pandemia, 130 millones de niñas de entre 6 a 17 años en todo el mundo no iban a la escuela. Ahora, la situación es peor aún: otros 20 millones de niñas están en riesgo de no volver nunca a clase; 20 millones de niñas en riesgo de quedarse sin oportunidades de futuro. Colabora para ofrecer a las niñas las herramientas para que reescriban su futuro. 

Algo tan sencillo como contar con material escolar puede marcar la diferencia en familias con ingresos muy bajos y conseguir que una niña siga estudiando.

Nuestra experiencia nos ha demostrado que las niñas y las jóvenes se ven especialmente afectadas durante las emergencias sanitarias.

“Algunas personas de mi comunidad aconsejan a las chicas que se casen porque, como nos tenemos que quedar en casa por la pandemia, suponemos un mayor gasto para nuestras familias”, dice María*, una niña de 14 años de Mozambique.
BARCELONA SAFER CITIES

Jóvenes catalanas presentan en el Ayuntamiento de Barcelona sus recomendaciones para acabar con el acoso callejero

El informe Safer Cities for Girls, elaborado por Plan International, ha sido presentado el 23 de septiembre en el Ayuntamiento de Barcelona, con la presencia de algunas de las jóvenes participantes en el estudio.  Este trabajo forma parte del programa financiado por la Comisión Europea que, bajo el mismo nombre, busca transformar las ciudades en lugares más seguros e inclusivos, libres de violencia y miedo para las niñas y jóvenes. Actualmente, se implementa en otras dos ciudades españolas -Madrid y Sevilla- y en tres ciudades belgas.  El informe de Barcelona, que ha contado con las experiencias de 193 jóvenes de entre 15 y 25 años, revela que la gran mayoría ha sufrido acoso callejero (88%). Además, aseguran no haber recibido ningún tipo de ayuda de quienes estaban presentes cuando esto sucedía.   Las chicas reconocen que casi nunca (3%) denuncian el acoso ante las autoridades o fuerzas de seguridad y que, si hablan de ello, solo lo hacen con familiares o amistades (27%). La mayoría de las jóvenes señala que son acosadas por ser mujeres (66%) y por su edad (13%). Se trata, por tanto, de una discriminación por razón de género y edad que tiene un impacto real en la vida de las jóvenes.   Safer Cities for Girls: también en Alcobendas   El proyecto Safer Cities for Girls amplía su radio de actuación gracias a un acuerdo entre el Ayuntamiento de Alcobendas y Plan International. En virtud de esta alianza, las jóvenes de entre 14 y 25 años de la localidad podrán marcar en una web los lugares de la ciudad en los que se sienten seguras e inseguras y explicar por qué.  Safer Cities Alcobendas busca transformar el municipio madrileño en una ciudad en la que las más de 61.000 niñas, adolescentes y mujeres que viven en él se sientan libres y sin miedo.  Plan International lleva desde 2018 trabajando para para que las autoridades adopten medidas con el fin de generar ciudades inclusivas en las que las niñas y las jóvenes se sientan libres y seguras.  

Saber más

En busca de una vida diferente para las niñas rurales de Ecuador

La mayor aspiración para muchas niñas de zonas rurales en Ecuador es ser madre y tener hijos/as. Nataly, de 20 años, trabaja en las comunidades del cantón de Cayambe, en la provincial de Pichincha (Ecuador), para concienciar sobre los derechos de la infancia, la igualdad y la importancia de no dejar de estudiar. Estas visitas forman parte de un programa de Plan International y le han servido para cambiar su percepción de la región donde vive y conocer mejor su realidad. “Ser testigo de tanta desigualdad e injusticia ha desatado en mí el deseo de querer mejorar las cosas que nos afectan como sociedad”, afirma. Las formaciones recibidas por parte de Plan International han contribuido a que el mensaje de Nataly llegue cada vez a más gente. Antes del confinamiento, participó en varios talleres que le sirvieron para mejorar sus habilidades comunicativas y su conocimiento acerca de temas como la violencia de género, los estereotipos y los roles de género. “Me he dado cuenta de que, para poder influir en la gente, tengo que expresarme mejor. Ahora hablo con más gente, valoro conocer a otras personas y escuchar lo que piensan”, asegura la joven ecuatoriana. Redes sociales “para hacer el bien” Además, Nataly gestiona actualmente, junto a siete chicas, las páginas de Facebook e Instagram del “Movimiento Por Ser Niña”, un grupo de jóvenes creado por Plan International para que niñas, niños y jóvenes de Ecuador aprendan sobre la igualdad de género. Nataly cree que las redes sociales son un mecanismo de control que marca nuestras vidas, pero, en lugar de centrarse en sus aspectos negativos, dice que pueden usarse como “una herramienta para hacer el bien”. Tras desarrollar grandes habilidades de liderazgo, Nataly afirma que “un o una buena líder debe tener la capacidad de cambiar el mundo, no a través de la imposición, sino de la argumentación”.

Saber más
Activista de los derechos de las niñas

Lucho por la próxima generación de niñas

Ghene, de 20 años, es un altavoz para los derechos de las niñas y las jóvenes, especialmente, para aquellas que pertenecen a comunidades indígenas. “Esta lucha que emprendemos no es solo por las niñas de hoy, sino también por las de las próximas generaciones”, asegura.   Esta joven sabe bien lo difícil que es defender los derechos de niñas y jóvenes, pues ha crecido en la comunidad indígena Ifugao, donde existen tradiciones y prácticas culturales muy arraigadas, que no son fáciles de cambiar.  Ghene explica que “existen cuestiones difíciles de abordar, como el matrimonio infantil”. Con ayuda del proyecto Disciplina Positiva de Plan International, cree que se ha logrado un cambio significativo de mentalidad tanto en su comunidad como a nivel nacional, especialmente entre la población más joven, “pero el reto ahora es llegar a concienciar a la población más adulta”.   Su mayor inspiración  Para Ghene, su mayor inspiración es Nena, su hermana pequeña: “me he dado cuenta del deber que tengo, como hermana y como niña, de ayudar y contribuir a que ella crezca en una sociedad justa y segura. Quiero que se convierta en una mujer fuerte e independiente”.  Consciente de que no todas las niñas y jóvenes tienen un espacio seguro donde hablar de los temas que les importan, se siente una privilegiada por poder actuar libremente y ayudar a crear una sociedad que las valore y

Saber más

La escuela: un lugar inalcanzable cuando vives con 1,5 euros al día

El 10% de la población mundial, más de 700 millones de personas, viven con poco más de 1,5 euros al día. En la mayoría de ocasiones, para estas personas, es imposible satisfacer las necesidades más básicas. Para las familias de ingresos muy bajos y que apenas pueden acceder a alimentos, que sus hijas cuenten con algo tan sencillo como una bolsa para llevar los libros, bolígrafos, cuadernos y una goma de borrar puede marcar la diferencia entre que continúen con su educación o la abandonen para siempre. En Plan International, sabemos que la educación es la única solución para que las niñas y adolescentes tengan un futuro mejor. Por eso, repartimos kits escolares con materiales básicos para apoyar a los niños y niñas de familias vulnerables. Si no actuamos ahora, millones de niños, y especialmente niñas, cuya educación no es una prioridad, están mucho más expuestas a los matrimonios infantiles, los embarazos adolescentes y el trabajo infantil, entre otros. Salir del círculo de la pobreza La mayoría de las personas que sobreviven con menos de 1,5 euros al día viven en África subsahariana. Las zonas rurales de todo el mundo se ven especialmente afectadas, con una tasa de pobreza 17,2%, más de tres veces superior a la de las zonas urbanas. En Plan International trabajamos para que la situación de todas estas familias mejore y sus hijos e hijas tengan la oportunidad de ir al colegio y salir así del círculo de la pobreza. El objetivo de la organización es que continúen con sus estudios, apoyándoles de distintas maneras, para que tengan las herramientas para reescribir un futuro mejor.

Saber más

Últimas informaciones sobre el impacto de Facebook en los niños y las niñas

En relación a las últimas informaciones sobre el impacto de Facebook en los niños y las niñas, desde Plan International declaramos: Las últimas revelaciones y publicaciones sobre este tema subrayan lo que las niñas y mujeres jóvenes nos vienen trasladando desde hace tiempo. Tanto si se trata de la difusión de mentiras peligrosas como de contenidos abusivos o amenazantes, las empresas de redes sociales, y en particular Facebook, deben hacer más para prevenir y limitar los daños que pueden causar sus plataformas. El informe “(In)seguras online” que publicamos el año pasado revelaba que una de cada cinco niñas ha dejado de utilizar las redes sociales o ha reducido considerablemente su uso debido al acoso o al abuso. La desinformación y la información errónea son otros de los riesgos a los que se enfrentan: la difusión de mentiras, falsedades e inexactitudes puede tener profundas consecuencias para la salud mental y física de las niñas, así como para su seguridad y bienestar. Nuestro reciente informe The Truth Gap: (Des)informadas online ha revelado que el 65% de las chicas cree que Facebook es la plataforma de redes sociales que más desinformación e información errónea contiene. Las plataformas online deben ser transparentes Todas las empresas de redes sociales tienen una responsabilidad con las personas que utilizan sus plataformas. Deben garantizar que los contenidos publicados y promovidos como resultado de sus algoritmos y de su toma de decisiones no ponen en peligro a los niños y a las niñas. Tienen la responsabilidad de evitar la propagación de abusos y desinformación online, y no están cumpliendo con ello. Las plataformas online deben ser transparentes y rendir cuentas sobre las iniciativas para hacer frente a la información errónea y el contenido perjudicial, al tiempo que protegen la privacidad de los datos de los usuarios. La regulación es una parte clave de la solución: a partir de las recientes revelaciones, está claro que la autorregulación no está siendo eficaz para proteger los derechos de la infancia. Los gobiernos tienen la obligación de proteger a los niños y niñas de todas las formas de violencia, lo que incluye exigir responsabilidades a las empresas que lo hagan. No basta con aumentar la presión sobre los legisladores para que actúen, queremos que las niñas y las jóvenes participen de forma significativa en estos debates, para garantizar que las políticas y las medidas se basan en sus experiencias. Sin embargo, la regulación lleva su tiempo y este es un problema que requiere una actuación inmediata. Otro enfoque clave para evitar la propagación de información falsa en Internet es dotar a las personas de competencias básicas de alfabetización digital que les ayuden a identificarla. Por eso también pedimos a los gobiernos que garanticen la educación en alfabetización digital para todos los niños y niñas, a través del currículo escolar y desde la primaria. Las niñas deben ser capaces de distinguir lo que es verdadero de lo que es falso para hacer un uso seguro y crítico de Internet. Y todas las personas jóvenes deben ser capaces de cuestionar la información que reciben y verificarla antes de confiar en ella y compartirla. Es un paso vital para hacer frente a la difusión de desinformación online.  

Saber más
Dia International de la niña 2021

El 46% de las niñas sienten depresión, tristeza, estrés, preocupación o ansiedad a causa de la información falsa en Internet 

La desinformación -los conocidos bulos y fake news- y la información errónea que se propagan en Internet provoca que casi la mitad (46%) de las niñas y adolescentes de todo el mundo sientan depresión, tristeza, estrés, preocupación o ansiedad, según The Truth Gap / (Des)informadas online, el nuevo informe global de Plan International, organización que trabaja por los derechos de la infancia y la igualdad de las niñas.  El informe ha sido presentado hoy en un acto en el Congreso de los Diputados, que ha sido presidido por la presidenta de la Cámara Baja, Meritxell Batet, y ha contado con la participación de portavoces de los diferentes grupos parlamentarios y de la directora general de Plan International, Concha López, quien ha destacado que un 90% de las niñas y adolescentes asegura que la desinformación tiene un efecto negativo en sus vidas. Además, un grupo de jóvenes han trasladado a los diputados y diputadas su petición para que los gobiernos garanticen la alfabetización digital de las niñas, adolescentes y mujeres jóvenes. The Truth Gap / (Des)informadas online es el nuevo informe de la serie El Estado Mundial de las Niñas, que la organización publica anualmente con motivo del Día Internacional de la Niña, que se conmemora el 11 de octubre. Este año, el estudio recoge datos de 33 países, combinando metodología cuantitativa y cualitativa. Por un lado, se ha llevado a cabo una encuesta online a más de 26.000 niñas, adolescentes y mujeres jóvenes en 26 países, incluido España. Por otro lado, se han realizado entrevistas en profundidad a niñas, adolescentes y mujeres jóvenes de 18 países, siete de los cuales no se habían incluido en la encuesta.   Impacto de la desinformación en niñas y jóvenes en España  El bombardeo constante de desinformación e información errónea lleva a niñas, adolescentes y mujeres jóvenes a cuestionarse los conocimientos aprendidos en la escuela: una de cada cuatro (25%) ha puesto en duda lo aprendido en clase, con los riesgos que esto supone para su educación. Esto se debe, en gran medida, a que más de la mitad de las niñas y adolescentes encuestadas (55%) asegura no saber identificar contenido falso en Internet y solo el 30% ha recibido formación en el ámbito educativo para saber identificar la desinformación y la información errónea.   La participación de niñas, adolescentes y mujeres jóvenes en la vida política también se ve influenciada por este fenómeno. El 15% de las encuestadas en España ha dejado de participar en asuntos políticos o de actualidad como consecuencia de la información falsa y la desinformación online y el 14% reconoce que estas informaciones han afectado a su confianza en los resultados electorales.   “No me involucro mucho en política porque es un asunto más crudo… En Instagram, evito los asuntos políticos, aunque el feminismo marca una tendencia clara. Sin embargo, intento no hacer publicaciones”, reconoce la joven española.   Relevancia e influencia global de la desinformación y la información errónea  El informe The Truth Gap / (Des)informadas online subraya que la información falsa en Internet es un problema a nivel global. De hecho, como resultado de enfrentarse a este fenómeno, una de cada cinco (20%) niñas y jóvenes encuestadas se siente físicamente insegura al navegar por Internet. Muchos de estos bulos e informaciones erróneas han llevado a un 28% de las encuestadas a creer un mito o falsedad sobre la COVID-19 y una de cada cuatro se ha cuestionado si debe vacunarse contra el virus. Este problema se ve agravado en países con rentas bajas o medias, donde las niñas y las jóvenes tienen el doble de probabilidades de haber cuestionado la conveniencia de vacunarse (31%) que las de los países de ingresos altos (16%). Estos datos son especialmente significativos si tenemos en cuenta que los países con rentas más bajas no alcanzan apenas el 2% de la población vacunada, con los riesgos para la salud de niñas y mujeres que esto supone.  Recomendaciones de Plan International  Ante los resultados del informe, Plan International y un grupo de niñas y adolescentes han lanzado una petición global, a través de una carta abierta disponible en la web de la organización, para exigir a los gobiernos que tomen medidas urgentes para garantizar la alfabetización digital de todos los niños, niñas y jóvenes, con una perspectiva amplia que incluya el pensamiento crítico y la alfabetización mediática y les dote de las competencias necesarias para identificar la desinformación y la información errónea en Internet y poder participar con confianza y seguridad en los espacios online.   Además, Plan International apuesta por incluir la alfabetización digital como parte del currículo desde primaria, dentro de un sistema educativo más amplio basado en la promoción de la igualdad de género.  Por último, la organización solicita que las empresas de redes sociales y otras plataformas digitales rindan cuentas de sus funciones y responsabilidades en la lucha contra los contenidos perjudiciales y nocivos. 

Saber más
acoso callejero Barcelona

Un grupo de jóvenes presenta al Ayuntamiento de Barcelona recomendaciones contra el acoso callejero

El acoso callejero es una forma de violencia a la que se han enfrentado un 84% de las adolescentes y jóvenes de Barcelona que han participado en el informe Safer Cities for Girls, resultado de una investigación de la ONG Plan International con la participación del grupo GAME de la Universitat Oberta de Catalunya. Según el informe, elaborado a partir de 193 experiencias de jóvenes de entre 15 y 25 años en la capital catalana, una de cada cinco encuestadas asegura que “le ocurre tan a menudo que lo ha normalizado” y, además, socialmente también se percibe este fenómeno: el 88% de las jóvenes encuestadas que han sido acosadas en Barcelona aseguran que no recibieron ningún tipo de ayuda de quienes estaban presentes. El informe ha sido entregado hoy en un acto que ha tenido lugar en la sala Guinovart del Ayuntamiento de Barcelona. En el encuentro ha participado, en representación de la corporación municipal, Laura Pérez Castaño, teniente de alcaldía de Derechos Sociales, Justicia Global, Feminismos y LGTBI. Por parte de Plan International, han intervenido Begoña Solórzano, directora de Programas Locales; Julia López, gerente de Incidencia Política; y Ángela Rodríguez, técnica de Educación y Participación. Durante la reunión, Sharon, Silvana y Sumayya, jóvenes que forman parte del proyecto Safer Cities for Girls, han explicado sus recomendaciones para acabar con el acoso callejero en los espacios públicos de la ciudad. “El objetivo principal de este proyecto es ofrecer datos sobre la realidad que viven las niñas, adolescentes y jóvenes en el espacio público de la ciudad, a partir de sus experiencias, y hacer llegar sus recomendaciones a los representantes públicos para poder poner en marcha medidas que atiendan a sus necesidades. Por eso es relevante que hoy las chicas estén en el Ayuntamiento y tengan un espacio para hacerse oír”, ha explicado Begoña Solórzano, representante de Plan International. Informe Safer Cities for Girls: Barcelona En un 66% de los casos, las participantes señalan que son acosadas por ser mujeres y un 13%, por ser jóvenes. Cuando sufren acoso, solo un 3% de las chicas participantes lo comunica a las autoridades o fuerzas de seguridad. En el 27% de los casos analizados, la experiencia se suele quedar en conversaciones con familiares o amistades. Estas son algunas de las conclusiones principales de la investigación, que se ha desarrollado en el marco del proyecto Safer Cities for Girls, financiado por la Comisión Europea, a partir de las 3.000 experiencias registradas a través de una web activa en Barcelona, Sevilla, Madrid, Bruselas, Amberes y Charleroi. A través de esta plataforma, las propias jóvenes han marcado en el mapa de su ciudad los puntos que percibían como seguros o inseguros, explicando por qué y respondiendo a una breve encuesta sobre su experiencia, como, por ejemplo, si recibieron ayuda o qué hicieron tras la situación de acoso. Según los datos, 7 de cada 10 situaciones de acoso callejero que sufren las chicas en Barcelona no implican contacto físico y abarcan desde miradas, silbidos, persecuciones, comentarios e insinuaciones, entre otras. Un 15% de las jóvenes consultadas señaló que el acoso había llegado al contacto físico. Por tipo de lugares, el 44% indicó que las experiencias de acoso tienen lugar en la calle. En las experiencias recogidas, también se dan situaciones de acoso de camino a actividades deportivas o de ocio (15%); en el transporte público (12%) y en parques y jardines. Mecanismos de protección de las jóvenes Generalmente, las jóvenes en Barcelona recurren a estrategias individuales para autoprotegerse y aumentar su sensación de seguridad, que pueden ir desde elegir un camino alternativo (17%) hasta no volver a caminar sola por el lugar en el que fueron acosadas (13%), según señalan las entrevistadas. Cabe destacar que en el 14% de los casos las jóvenes no modifican sus costumbres y regresan al mismo lugar. “Tenía una amiga que iba corriendo por la calle ‘porque si alguien te quiere hacer algo no le da tiempo’. O pedirle a alguna persona (conocida) que te acompañe en casa. Y si vas por la calle y ves a otra chica sola, pedirle ir juntas o cerca, y así parece que vais las dos acompañadas”, relata una joven de 20 años de Barcelona. El uso que realizan las chicas de los teléfonos móviles es especialmente significativo: fingen que hablan con otra persona, comparten su ubicación en tiempo real, avisan de que han llegado y, a veces, fotografían a los acosadores. El informe también apunta que, en la mayoría de los casos, las jóvenes en Barcelona son acosadas por un hombre que está solo (62%), aunque las situaciones en las que las chicas son acosadas por un grupo de hombres también son habituales y suponen un 32% de los casos recogidos en el estudio. Además, el 12% de las jóvenes que han participado indican que quienes las acosaron se encontraban bajo los efectos del alcohol y/u otras drogas.

Saber más

Alcobendas se suma a Safer Cities for Girls contra el acoso callejero

Plan International y Alcobendas, a través de la Fundación Ciudad de Alcobendas, han presentado hoy Safer Cities Alcobendas, una iniciativa con la que, a través de las experiencias y la participación de las chicas, buscan transformar el municipio madrileño en una ciudad más segura, inclusiva, libre de violencia de género y de miedo para las más de 61.000 niñas, adolescentes y mujeres que viven en él. Con este proyecto, Alcobendas se suma a las casi 20 ciudades de todo el mundo que participan en el programa global Safer Cities for Girls, con el que la ONG Plan International pretende recoger y analizar las experiencias de niñas, adolescentes y jóvenes en torno al acoso callejero para poner en marcha medidas contra la violencia en los espacios públicos. La participación y el compromiso de la ciudad de Alcobendas con la seguridad de las niñas y adolescentes se ha hecho hoy oficial en un acto en la Casa de la Juventud “Imagina”, en el que han participado las jóvenes vecinas impulsoras de la iniciativa, el alcalde y presidente de la Fundación Ciudad de Alcobendas, Rafa Sánchez Acera, la directora de programas locales de Plan International, Begoña Solórzano, el vicealcalde y concejal de Seguridad Ciudadana de la localidad, Aitor Retolaza, y la concejala de Infancia, Adolescencia, Juventud y Promoción de la Igualdad, Ofelia Culebradas. Safer Cities for Girls en Alcobendas “El proyecto Safer Cities Alcobendas promete ser una herramienta fundamental para conseguir que las mujeres jóvenes nos sintamos escuchadas y más seguras en nuestras ciudades. Es una idea muy original y necesaria para nosotras”, ha señalado Eva María Alonso, presidenta y portavoz del Consejo de la Juventud de la localidad que ha participado en la presentación del proyecto y protagoniza el vídeo de campaña, con el que buscan animar a las jóvenes a marcar puntos en el mapa de la web. Además, la Fundación Ciudad de Alcobendas y Plan International impulsarán un grupo con 25 jóvenes de la ciudad denominado “Campeonas del Cambio” que, a partir de talleres de educación en igualdad, con un enfoque transformador de género, contribuirán a identificar las posibles soluciones. Junto con este grupo, y a partir del análisis de la información recogida, se elaborará una guía de recomendaciones para Alcobendas, que se presentarán al equipo de Gobierno de la ciudad. La experiencia de Safer Cities for Girls en España y el mundo Safer Cities for Girls se ha llevado a cabo en ciudades de países como India, Vietnam, Egipto, Uganda, Kenia, Perú, Paraguay, Filipinas, Las Islas Salomón, España y Bélgica. Actualmente, Safer Cities for Girls se está implementando en Madrid, Barcelona y Sevilla, así como en Bruselas, Charleroi y Amberes, en un proyecto financiado por la Comisión Europea.  Las experiencias de miles de chicas están siendo recogidas en una página web de mapeo colectivo para entender y escuchar la percepción de seguridad de las jóvenes en sus ciudades. Cientos de jóvenes han participado en los talleres formativos y encuentros internacionales de intercambio de experiencias y elaboración de propuestas. Asimismo, decenas de instituciones, a nivel local, autonómico y nacional, están involucradas con los y las jóvenes en procesos de participación ciudadana.

Saber más

PROGRAMAS DE DESARROLLO Y AYUDA HUMANITARIA