Pasar al contenido principal

Acceso a Energías Renovables en Mali

El proyecto fortalece las capacidades de producción y generación de ingresos de más de 100 asociaciones de mujeres agricultoras, mejora el acceso a servicios energéticos modernos basados en la energía solar, un recurso disponible y con alto potencial en Malí, y en el uso más eficiente de la leña para cocinar y calentar el agua. 

Desde principios de 2012, Malí se ha enfrentado a una crisis humanitaria y política que ha provocado el desplazamiento de más de medio millón de personas tanto internamente como fuera de sus fronteras hacia los países vecinos. La falta de estabilidad en la zona norte de Malí está agravando la actual crisis alimentaria según la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de las Naciones Unidas (OCHA), con más de 3 millones de personas afectadas por la escasez de alimentos.

El conflicto colapsó los servicios públicos, gran parte de la infraestructura y las instalaciones públicas de la ciudad fueron destruidas en los combates, lo que provocó un deterioro considerable de las condiciones de vida de las personas y también perjudicó a la producción agrícola.

El uso eficiente de la leña reduce la contaminación y las enfermedades respiratorias. 

El país también se ve afectado por una crisis alimentaria y nutricional en todo el Sahel que erosiona aún más la resistencia de millones de personas que ya sufren de pobreza crónica. 

Por eso trabajamos para mejorar  las capacidades de producción y generación de ingresos de más de 100 asociaciones de mujeres agricultoras a través de la mejora el acceso a servicios energéticos modernos basados en la energía solar, un recurso disponible y con alto potencial en Malí. También trabajamos informando sobre el uso más eficiente de la leña para cocinar y calentar el agua, reduciendo así la contaminación y las enfermedades respiratorias asociadas a este tipo de tareas.

Resultados del proyecto

Nuestro programa tiene como objetivo mejorar las condiciones de vida de 21.621 habitantes (8.943 niños y 8.879 niñas) de 30 comunidades de Kita.