Lee las cartas de niños apadrinados | ONG Plan International Pasar al contenido principal

Cartas de niños apadrinados

Descubre qué escriben los niños y niñas apadrinados en sus cartas.

escribir a niño apadrinado
Cartas de los niños apadrinados

"Apenas son unas líneas, unas frases sencillas, pero a la vez tan emotivas, tan sinceras, y tan inocentes..."

"Soy voluntaria de Plan International desde hace ya unos años y traduzco las cartas que nos envían los niños para sus padrinos. En ellas, nos cuentan su día a día, que para nada tiene que ver con el nuestro y el de nuestros niños. Ellos cosechan, ayudan en las labores de la casa, atienden a los animales, y si les da tiempo, juegan. Los más afortunados van a la escuela, que siempre está muy lejos de sus casas.

Sus juegos son básicos, no necesitan mucho, unas piedras, un pedazo de cartón, un trozo de cuerda, pero en esos momentos son tan felices...  Las fiestas cobran especial importancia en sus vidas. La recolección, el Ramadán, la fiesta del cordero, el Diwali... Todas ellas están muy relacionadas con sus tradiciones, religiones, culturas... Qué contentos las celebran todos juntos, no importa quién tiene más y quién tiene menos, todo se comparte. Y todo eso y más es lo que nos transmiten estos niños en sus cartas, niños a los que a veces no ponemos cara.

Se expresan con una sencillez que se nos escapa, pero que nos cala hondo, y que por supuesto, no hay que dejar perder, por eso os animo para que escribáis a los niños, les contéis vuestro día a día, con esa misma sencillez y calidez.

Os lo van a agradecer enormemente, y los lazos se estrecharán aún más que con nuestra aportación monetaria. Unas pocas palabras provocan una gran sonrisa. ¡Escribid! ¡Merece la pena!"

Ana González, voluntaria y madrina de Plan International 

¿Qué temas interesan mucho a nuestros niños apadrinados?

"Conocerles más nos ayuda a conocernos todos"

Nuestros niños preguntan mucho en sus cartas: “¿Qué tiempo hace en tu país? ¿Llueve mucho? ¿Están secos los campos?”

El tiempo afecta enormemente en su día a día, todo gira en torno a las estaciones y a la agricultura. Es muy sencillo, ellos lo explican mejor: "Si no llueve, no hay cosecha, si no hay cosecha, no comemos y nuestros animales tampoco pueden comer” – nos dicen los niños de Guinea.

Todos colaboran en las labores del campo. Parece un juego, pero es algo que forma parte de su vida, una lección que aprenden desde muy pequeños, para no olvidar nunca. “Yo traigo agua, cocino arroz, y ayudo en el campo cortando las malas hierbas”, nos dice una niña desde Indonesia.

Seguro que después de leer estas líneas os interesa conocer mucho más acerca del día a día de vuestros niños y niñas apadrinados, ¿en qué estación están?, ¿cuáles son las principales cosechas?, etc. y además saciar su curiosidad acerca de nosotros, del tiempo, de nuestras estaciones, de la agricultura de nuestro país e infinidad de cosas más.

Ahora que estamos cerca del invierno , ¿te has parado a pensar en las dificultades de millones de niños y niñas en su acceso a una educación de calidad, con escuelas adecuadas para soportar las inclemencias del tiempo?

¡Anímate a escribir a tu niño o niña apadrinado!

Sus fiestas y celebraciones

¿Cómo son las fiestas de nuestros niños y niñas apadrinados? Son de distintos países, religiones y culturas, pero gracias a las cartas que nos envían podemos conocer estos días tan especiales para ellos.

Por ejemplo, ¿Sabes que en Egipto se celebra una fiesta religiosa llamada “Al Adha Eid”, también conocida como Fiesta del Cordero, y es la mayor festividad de los musulmanes?

Mohamed nos cuenta: “Normalmente matamos un cordero como sacrificio el primer día de la fiesta. Lo llevamos al carnicero y lo repartimos entre familiares y amigos. Nos gustaría que viniera alguna vez a celebrarlo con nosotros”.

Esta fiesta también la celebran los niños de Tanzania que pertenecen a familias musulmanas. En el mes del Ramadán “las calles se decoran con farolillos y luces”.

El día después del Ramadán se llama Eid al-Fitr y para los niños es especial. “Estrené ropa nueva, y fui por la mañana con mi padre a rezar a la mezquita. Mi madre estaba preparando deliciosos pasteles: basbousa, konafa y qatayef, y jugos de diferentes frutas”, nos dice Abdallah. “Todos estábamos muy contentos y felices y el amor estaba en todas partes”, cuenta Abdelrahman.

Desde la India, Naisha nos escribe: “Se ha celebrado en nuestra escuela el festival de Saraswasi Puja”. Este festival está dedicado a Saraswasi, que es la diosa de la educación, la ciencia y las artes, por lo que es especial para los estudiantes. La niña más pequeña de cada familia se viste de amarillo, y los estudiantes acuden a rezar por su éxito académico.

En Indonesia, nos cuentan que entre marzo y abril se celebra la víspera del año nuevo “caka balinés”bañando a los iconos de los tempos al son de unos tambores que ahuyentan a los espíritus malignos.

Wendy nos dice en sus cartas que el mes de diciembre está lleno de celebraciones y la Navidad es un día muy importante para ellos porque Kenia es un país con tradición cristiana.

En Bolivia, la llamada “Fiesta de Ekeko” o Dios de la abundancia, se celebra en enero. Se compran“alasitas”, miniaturas de madera, con traje boliviano, gorro andino y los brazos abiertos que representan a Ekeko. De sus brazos cuelgan todas las cosas que la gente desea tener.

En Filipinas se celebra una gran fiesta en el mes de enero una especie de carnaval llamado “Ati-Atihan”. La fiesta se celebra en honor a lo que allí llaman el Santo Niño.

Estas y muchas fiestas más son especiales para nuestros niños apadrinados, rompen su rutina diaria, les hace sentirse más felices, olvidar momentos difíciles y celebrar con sus familias sus tradiciones.

A ellos también les gustaría conocer nuestras fiestas, ¿por qué no te animas a escribirles? Así ellos también te contarán muchas más cosas sobre sus vidas. Aunque sea en la distancia, también podemos participar de la alegría y el amor que ellos sienten durante la celebración de sus fiestas. 

Si todavía no eres padrino o madrina, ahora puedes: