El 46% de las niñas sienten depresión, tristeza, estrés, preocupación o ansiedad a causa de la información falsa en Internet 

La desinformación -los conocidos bulos y fake news- y la información errónea que se propagan en Internet provoca que casi la mitad (46%) de las niñas y adolescentes de todo el mundo sientan depresión, tristeza, estrés, preocupación o ansiedad, según The Truth Gap / (Des)informadas onlineel nuevo informe global de Plan International, organización que trabaja por los derechos de la infancia y la igualdad de las niñas. 

El informe ha sido presentado hoy en un acto en el Congreso de los Diputados, que ha sido presidido por la presidenta de la Cámara Baja, Meritxell Batet, y ha contado con la participación de portavoces de los diferentes grupos parlamentarios y de la directora general de Plan International, Concha López, quien ha destacado que un 90% de las niñas y adolescentes asegura que la desinformación tiene un efecto negativo en sus vidas. Además, un grupo de jóvenes han trasladado a los diputados y diputadas su petición para que los gobiernos garanticen la alfabetización digital de las niñas, adolescentes y mujeres jóvenes.

The Truth Gap / (Des)informadas online es el nuevo informe de la serie El Estado Mundial de las Niñas, que la organización publica anualmente con motivo del Día Internacional de la Niña, que se conmemora el 11 de octubre. Este año, el estudio recoge datos de 33 países, combinando metodología cuantitativa y cualitativa. Por un lado, se ha llevado a cabo una encuesta online a más de 26.000 niñas, adolescentes y mujeres jóvenes en 26 países, incluido España. Por otro lado, se han realizado entrevistas en profundidad a niñas, adolescentes y mujeres jóvenes de 18 países, siete de los cuales no se habían incluido en la encuesta.  

Impacto de la desinformación en niñas y jóvenes en España 

El bombardeo constante de desinformación e información errónea lleva a niñas, adolescentes y mujeres jóvenes a cuestionarse los conocimientos aprendidos en la escuela: una de cada cuatro (25%) ha puesto en duda lo aprendido en clase, con los riesgos que esto supone para su educaciónEsto se debe, en gran medida, a que más de la mitad de las niñas y adolescentes encuestadas (55%) asegura no saber identificar contenido falso en Internet y solo el 30% ha recibido formación en el ámbito educativo para saber identificar la desinformación y la información errónea 

La participación de niñas, adolescentes y mujeres jóvenes en la vida política también se ve influenciada por este fenómeno. El 15% de las encuestadas en España ha dejado de participar en asuntos políticos o de actualidad como consecuencia de la información falsa y la desinformación online y el 14% reconoce que estas informaciones han afectado a su confianza en los resultados electorales.  

No me involucro mucho en política porque es un asunto más crudo… En Instagram, evito los asuntos políticos, aunque el feminismo marca una tendencia clara. Sin embargo, intento no hacer publicaciones”, reconoce la joven española.  

Relevancia e influencia global de la desinformación y la información errónea 

El informe The Truth Gap / (Des)informadas online subraya que la información falsa en Internet es un problema a nivel global. De hecho, como resultado de enfrentarse a este fenómeno, una de cada cinco (20%) niñas y jóvenes encuestadas se siente físicamente insegura al navegar por Internet.

Muchos de estos bulos e informaciones erróneas han llevado a un 28% de las encuestadas a creer un mito o falsedad sobre la COVID-19 y una de cada cuatro se ha cuestionado si debe vacunarse contra el virusEste problema se ve agravado en países con rentas bajas o medias, donde las niñas y las jóvenes tienen el doble de probabilidades de haber cuestionado la conveniencia de vacunarse (31%) que las de los países de ingresos altos (16%). Estos datos son especialmente significativos si tenemos en cuenta que los países con rentas más bajas no alcanzan apenas el 2% de la población vacunada, con los riesgos para la salud de niñas y mujeres que esto supone. 

Recomendaciones de Plan International 

Ante los resultados del informe, Plan International y un grupo de niñas y adolescentes han lanzado una petición global, a través de una carta abierta disponible en la web de la organización, para exigir a los gobiernos que tomen medidas urgentes para garantizar la alfabetización digital de todos los niños, niñas y jóvenes, con una perspectiva amplia que incluya el pensamiento crítico y la alfabetización mediática y les dote de las competencias necesarias para identificar la desinformación y la información errónea en Internet y poder participar con confianza y seguridad en los espacios online.  

Además, Plan International apuesta por incluir la alfabetización digital como parte del currículo desde primaria, dentro de un sistema educativo más amplio basado en la promoción de la igualdad de género. 

Por último, la organización solicita que las empresas de redes sociales y otras plataformas digitales rindan cuentas de sus funciones y responsabilidades en la lucha contra los contenidos perjudiciales y nocivos.