Pasar al contenido principal

SAPEA

El programa SAPE’A tiene como objetivo crear un convenio para acercar la oferta formativa y la demanda laboral a adolescentes de comunidades remotas. A través de módulos de capacitación financiera se busca mitigar las dificultades de acceso a programas de estudio, además se trabaja con instituciones financieras que facilitan la inclusión laboral y financiera de las y los jóvenes.

El nombre del proyecto, SAPE’A, encuentra su origen en el idioma oficial de Paraguay, el guaraní. Proviene del verbo Tesape’a que significa mirar, sape’a sería el equivalente al gerundio que se interpreta como tomar conciencia, despertar o abrir los ojos.

La respuesta del proyecto de Plan International es:

La capacitación técnica de adolescentes y jóvenes

(Con especial atención a las chicas, las cuales ocupan al menos un 60% de estas actividades), el desarrollo de habilidades para la vida, la inclusión de las/los jóvenes graduados en el programa público de Primer empleo y la financiación y apoyo económico a través de planes de negocio y microcréditos


Las claves del proyecto


Este proyecto se sostiene gracias a la colaboración entre el sector público y privado, además de los y las jóvenes a través de tres variables

  • La oferta pública de formación profesional e intermediación laboral 
  • La demanda del sector empresarial (mano de obra, servicios y productos)
  • Los deseos y aspiraciones de adolescentes y jóvenes del área rural


Qué se ofrece


Se ofrecen un total de 25 cursos de formación profesional orientados a aumentar las posibilidades de empleo y autoempleo de los/las estudiantes. Los cursos tratan temas como la elaboración de un currículum, la preparación de entrevistas, habilidades para la vida, etc… 

Tras la asistencia a este tipo de formación los/las jóvenes pueden escoger entre practicar los conocimientos adquiridos a través de los convenios establecidos con cerca de 30 empresas locales o emprender su propio negocio.  

Javier (en la derecha) se formó en mecánica y tras la graduación montó su propio taller para reparar los componentes eléctricos de los automóviles. Es el único taller de su comunidad. 

 

 

Resultados del proyecto


Desde 2015
Más de 6.000 jóvenes se han formado en cursos técnicos (57% mujeres)
Más de 4.000 formados/as habilidades transversales (58% mujeres)
Más de 2.000 formados/as en planes de negocios (56% mujeres)
184 ganadoras/es de fondos concursables para la ejecución de sus planes de negocio (73% mujeres)
Más de 200 jóvenes han encontrado empleo (52% mujeres)

Mónica (a la izquierda) participó en los cursos del programa para encontrar un empleo relacionado con el comercio. Después de graduarse comenzó unas prácticas y tras obtener experiencia en la tienda fue contratada como gerente.

Cónoce más del proyecto Sape'a