Pasar al contenido principal

Asistencia alimentaria y nutrición

El hambre en el mundo es uno de los mayores problemas a escala global, con cifras cada vez más alarmantes. Plan International lucha para prevenir y acabar con la desnutrición y la crisis alimentaria en las comunidades más afectadas, con el fin de salvar vidas y aumentar la resiliencia entre los niños, niñas, mujeres embarazadas, madres lactantes y sus comunidades.

Un tercio de los fallecimientos entre los niños y niñas menores de 5 años de los países en vías de desarrollo está relacionado con la desnutrición. La cifra de niños y niñas que sufre hambre en África es preocupante, está entre las zonas más afectadas del mundo por desnutrición, siendo el hambre una de las principales causas de muerte entre los niños.

ALIMENTACIÓN INFANTIL

Una nutrición adecuada es la base de la supervivencia, salud y desarrollo infantiles. Cada año, alrededor de 3 millones de niños y niñas mueren a causa de la desnutrición. Para otros, una alimentación deficiente puede generar una grave repercusión en el desarrollo cerebral durante los primeros años de vida. Esto afecta a la habilidad de los niños y las niñas para aprender, crecer y prosperar, así como a su resiliencia ante las enfermedades y desastres.

LA NUTRICIÓN Y LAS MUJERES

Madres bien alimentadas tienen hijos más sanos. Está demostrado que los primeros 1000 días desde el inicio del embarazo de una mujer hasta el segundo año de vida del bebé son esenciales para prevenir la desnutrición y sus consecuencias.

Una adecuada nutrición durante el embarazo es básico para  una buena salud alimentaria y para luchar contra la desnutrición infantil. Es fundamental mejorar la nutrición de las madres, vigilar la alimentación en periodo de lactancia, y fomentar una nutrición adecuada durante el crecimiento infantil desde sus inicios.

LUCHANDO CONTRA EL HAMBRE EN EL MUNDO

Conscientes de que la asistencia alimentaria es un factor trascendental para luchar contra el hambre y la desnutrición, la ONG Plan International interviene antes, durante y después de los desastres apoyando programas como:

•             Prevención y gestión de malnutrición

•             Distribución de alimentos

•             Alimentación escolar

•             Actividades agrícolas

•             Apoyo por medio de dinero en efectivo y vales

Colaboramos con las comunidades, organismos locales y organismos internacionales especialistas para hacer frente a la malnutrición, basándonos en el el análisis y la incidencia para influir en las políticas destinadas a la lucha contra el hambre mundial, y finalmente, producir mejoras duraderas en el ámbito de la alimentación y la salud nutricional a escala mundial.

DATOS DEL HAMBRE EN EL MUNDO

  • Aproximadamente 795 millones de personas padecen de hambre.
  • Las cifras más alarmantes relacionadas con el hambre se dan en el África subsahariana y en el sur de Asia.
  • Casi el 60% de las personas con hambre en el mundo son mujeres.
  • Además, el cambio climático y las prolongadas sequías tienen efectos devastadores para determinadas regiones del mundo, agudizando notablemente la problemática del hambre y la falta de alimentos. América Central es una de las zonas más afectadas.

Desde Plan International luchamos por prevenir y acabar con la desnutrición y la crisis alimentaria en el mundo, con el fin de salvar vidas y aumentar la resiliencia entre los niños, las niñas y las comunidades.

Con tan solo 0,60 céntimos al día puedes ayudar a muchos niños con hambre y cambiar su futuro.