Pasar al contenido principal

¡MUEVE UN DEDO CONTRA EL MATRIMONIO INFANTIL!

Plan International presenta Mueve un dedo, una acción mundial de concienciación contra el matrimonio infantil, que forma parte de la campaña Por Ser Niña.

Campaña contra el matrimonio infantil en el mundo

Cada dos segundos una niña es obligada a casarse. Más de 90 países permiten el matrimonio de niñas con el consentimiento de los padres, con leyes que, lejos de proteger a las menores de edad, permiten que las casen antes de los 18 años. Cada dos segundos una niña ve negado su derecho a elegir cuándo y con quién quiere casarse, obligada en la mayoría de los casos a abandonar la educación y expuesta a sufrir violencia sexual, enfermedades y embarazos antes de que su cuerpo esté preparado para ello. ¿Nadie va mover un dedo para impedirlo?

La campaña MUEVE UN DEDO, enmarcada en el movimiento “POR SER NIÑA” de Plan International, tiene como objetivo acabar con el matrimonio temprano forzado y llamar la atención sobre la vulneración sistemática de los derechos de las niñas que son obligadas a casarse.

Si el número de matrimonios infantiles, tempranos y forzados continúa al ritmo actual, más de 140 millones de niñas estarán casadas en el año 2020. ¿No vas a mover un dedo?

Objetivo de la campaña

Nuestra ONG tiene como objetivo concienciar sobre la vulneración de derechos de millones de niñas y llamar la atención sobre el matrimonio infantil forzado. Llamamos a la acción para que la sociedad se movilice a través de un gesto –mover un dedo- y muestre su rechazo a una práctica que roba la infancia a las niñas y limita sus oportunidades de futuro.

El objetivo es claro: implicar a la sociedad para acabar con los matrimonios infantiles y garantizar la salud y la educación de las niñas para que todas puedan aprender, liderar, decidir y prosperar.

La campaña anima a sumarse a Plan International para combatir esta violación de derechos al mismo tiempo que invita a reflexionar sobre la discriminación que sufren millones de niñas por una cuestión de género y edad.

A través de acciones pequeñas y sencillas, la sociedad puede desempeñar un papel muy importante para acabar con esta práctica. Por ello, MUEVE UN DEDO invita a movilizarse para acabar con las desigualdades e implicarse en la protección de los derechos de las niñas de la siguiente forma:

Mueve un dedo por las niñas

¿Por qué mover un dedo?

  • El matrimonio temprano forzado les niega a las niñas su derecho a la educación: todas las niñas tienen el derecho a una educación de calidad, segura y formal, así como al acceso al aprendizaje permanente.
  • El matrimonio forzado vulnera sus derechos: todas las niñas tienen derecho a tomar decisiones importantes sobre su salud sexual y bienestar, incluyendo si contraen matrimonio y con quién lo hacen, o formar una familia.
  • El matrimonio temprano forzado les roba su futuro: las niñas necesitan tener libertad para crecer y desarrollarse en sociedades donde sean realmente valoradas y donde tengan igualdad de oportunidades.

Animar a mover un dedo

Plan International ya trabaja en las redes sociales para crear un movimiento social alrededor de esta causa y tu colaboración sería de gran ayuda. Contribuir es muy sencillo: tan solo compartiendo una fotografía emulando el gesto de mueve un dedo. Esta simple imagen representa más de lo que te imaginas, se trata de mostrar tu rotundo rechazo a una práctica que vulnera los derechos de las niñas. 

Necesitamos tu ayuda y tu poder de convocatoria. Pide a tus seguidores que se unan a #MueveUnDedo. Cualquier uso del hashtag #MueveUnDedo significa un apoyo increíble para Plan International, pero sobre todo, para millones de niñas que se ven obligadas a casarse. Suma tu voz y firma para acabar con el matrimonio infantil.

Al defender los derechos de las niñas, transformamos el mundo en un lugar mejor para todos.

Las niñas tienen derecho a aprender, liderar y decidir su futuro… ¡Atrévete a mover un dedo por ellas!