Haciendo frente al trabajo infantil en las fincas de tabaco de Malawi | Plan Spain Pasar al contenido principal

Haciendo frente al trabajo infantil en las fincas de tabaco de Malawi

8 Junio 2011

Enviado por McDonald Mumba

, experto en derechos de la infancia y asesor de PLAN en Malawi -extraído del blog de Plan Reino Unido-.

6 Junio 2011. Una campaña llevada a cabo en Malawi contra el trabajo infantil ha conseguido sacar a 2.000 niños y niñas de las peligrosas granjas de tabaco, ?aunque aún es necesario hacer más?, asegura el asesor en derechos del niño para PLAN en Malawi, McDonald Mumba. 

Haciendo frente al trabajo infantil en las fincas de tabaco de Malawi

Mi país se encuentra entre los 20 más pobres del mundo, con un Índice de Desarrollo Humano más bajo incluso que la media de los países subdesarrollados. Por lo tanto, no es extraño que las familias más pobres tengan que forzar a sus hijos e hijas a trabajar en distintos sectores, como por ejemplo la industria tabacalera. 

Una exhaustiva encuesta realizada sobre este tema en Malawi, ha puesto de manifiesto que el 37% de los niños con edades comprendidas entre los 5 y 15 años están involucrados en algún tipo de trabajo productivo. De estos, el 53.5% realizan trabajos relacionados con la agricultura- incluyendo la pesca, forestación y caza- aunque muchos trabajan en la producción de tabaco.

En mi país hay dos causas subyacentes que explican el trabajo infantil en el sector tabacalero: la pobreza familiar y la búsqueda de minimización de costes por parte de los cultivadores. Obviamente, los propietarios quieren obtener altos beneficios y les resulta muy fácil contratar a niños porque realizan el mismo trabajo por la mitad de dinero que lo haría un adulto.

Riesgos para la salud y abusos sexuales

Estos niños deben hacer frente a muchos otros problemas, como son los abusos físicos, en forma de palizas dadas por sus supervisores por no completar el trabajo, abusos sexuales perpetrados particularmente contra las niñas a cambio de recibir más dinero o comida o simplemente por llegar tarde a trabajar; además están expuestos a riesgos para su salud y largas jornadas de trabajo (una media de 12 horas al día) por muy poco dinero.

Además, estos niños están privados de su derecho a la educación. Esto, inevitablemente, los mantiene el círculo de la pobreza. Uno de estos niños nos explica: ?A muchos de nosotros nos sacan de las escuelas para venir a trabajar a las fincas de tabaco, y además de tener que arreglárnoslas nosotros mismos, debemos ayudar a nuestros padres?.

Debido a la seriedad del problema, nuestro gobierno y PLAN decidieron reunir esfuerzos para terminar con estas prácticas.

Campaña por los derechos de los niños trabajadores

En asociación con otras organizaciones civiles, introdujimos una campaña nacional en contra del trabajo infantil en la industria tabacalera. El propósito de la campaña era conseguir la retirada, recuperación, rehabilitación y reintegración de estos niños y niñas. El plan de acción fue lanzado por el gobierno en 2010 con el resultado de más de 2.000 niños libres de cualquier trabajo productivo.

Las industrias más importantes del país respondieron bastante bien a la campaña. No obstante, el problema persiste aún en las fincas de los pequeños propietarios, donde van a ser necesarias más campañas para acabar con el problema.

De vuelta a la escuela

Un  niño extrabajador que actualmente asiste al instituto dijo en enero de 2011 a nuestro director ejecutivo: ?Agradezco a esta campaña en contra del trabajo infantil el habernos ayudados a volver a la escuela y estar donde estamos. Si no hubiese sido por ellos me habría perdido la oportunidad de estar aquí, así que considero que esta campaña debe ser intensificada?.

Nosotros continuaremos luchando en esta línea, actuando con los distintos gobiernos para asegurar que los objetivos recogidos en  ?Malawi National Action Plan Against Child Labour? sean una realidad en el 2015.