Nigel Chapman, CEO de PLAN Internacional, escribe en su Blog desde Davos | Plan Spain Pasar al contenido principal

Nigel Chapman, CEO de PLAN Internacional, escribe en su Blog desde Davos

1 Febrero 2010

Una historia de remolcadores y mujeres empresarias

Tal vez fue debido a la fuerte nevada, relativamente pocos asistentes corporativos de Davos han caminado para llegar a tiempo a las 9am para iniciar la sesión sobre Haití.  El objetivo es asegurarse que todos hayamos aprendido las lecciones sobre el Tsunami. ?Eslabones? y ?remolcadores de botes? son las palabras que retumban en una sesión habilidosamente conducida por Simon Maxwell de ODI quien no tiene miedo de hacer preguntas impopulares sobre la coordinación. ?Eslabones? porque esto tiene que ver con garantizar a la audiencia que hay alguna coordinación sobre las necesidades de las personas ? alimentos y agua, un lugar donde dormir, atención en caso de heridos y atención básica de salud, y sobre quién asume el liderazgo. Las Naciones Unidas nos explican cómo funciona esto.  Estoy satisfecho de que Plan esté conectado en los ?eslabones? correctos del gobierno, ONGIs, y actores locales en Haití así que puedo respirar tranquilo.

?Remolcadores de botes? es una frase que significa comportarse como una mini-flotilla, con poco conocimiento de la tripulación o del barco que estás tratando de ayudar. En Haití, eso significa aparecer con equipo, deseando ayudar pero sin experiencia sobre el lugar o de la gente.  El consenso es que definitivamente esto no se debe promover. Pero aun con este consejo, existen todavía cientos de ONGs que trabajan en Haití después del terremoto, pero ni de lejos en la misma proporción que en el Tsunami.

Aproveché la oportunidad de remarcar el valor de estar en Haití por 30 años, tener una base comunitaria, y estar allí en el largo plazo. Plan es lo opuesto del ?remolcador?, que hace su trabajo y luego desaparece hasta el siguiente desastre. Algunos miembros de la audiencia conocen Plan, y están entusiasmados con nosotros. Otros nunca han escuchado sobre nosotros ? tenemos una gran tarea que es la de elevar el perfil en un área (afrontar y prevenir desastres) que es relativamente nueva para todos nosotros.

Emergen otros dos pensamientos --- la importancia del ?pago en efectivo por trabajo?. El pagar a la gente para trabajar en la reconstrucción ? limpiando los escombros en las calles, desmantelando los edificios con ayuda profesional ? puede inyectar los tan necesarios recursos en la economía local y permitir a los ciudadanos ponerse al día con este dinero para poder gastar y dar la dignidad que el trabajo trae consigo. Como alguna vez dijo la ex presidenta de Irlanda, Mary Robinson, ?el trabajo viene cuando el amor se hace realidad?.

El segundo es que las ONGIs tienen que olvidarse de su recelo de trabajar con los militares en desastres de esta magnitud. Nuestro personal necesita protección cuando está entregando alimentos y refugios para las personas cuya desesperación les puede conducir a causar disturbios en las filas y al caos frenético por conseguir alimentos que puede a su vez llevar a un desorden generalizado.

La segunda parte de mi día es volver al tema del ?efecto niña? y la oportunidad de conocer a muchas de las organizaciones (la mayoría con base en Estados Unidos) que están siendo las pioneras de este trabajo. Vale la pena el revisar el proyecto de Goldman Sachs, que titularizó a 10.000 mujeres, quien ofreció un modesto almuerzo para compartir su trabajo y ofrecer a las mujeres la oportunidad de unirse a excelentes instituciones educativas y aprender a ser empresarias.  Muchas de las organizaciones, como la Fundación Nike que conoce a Plan, y la ONG Care coinciden conmigo en destacar que esquemas como este necesitan de niñas con muy buena educación y es allí donde puede incluirse ?Porque Soy una Niña?.

  El tema de mejores oportunidades para las niñas y mujeres tiene ahora una defensora especial en la administración Obama, Melanne Verveer, quien está en el almuerzo. Se estima que con Obama, habrá un gran impulso a este tipo de prioridades. Goldman Sachs, con Dina Powell que administra su Fundación como presidenta, me concede pacientemente unos pocos minutos para explicar el trabajo de Plan con las niñas y especialmente nuestro énfasis en educación y protección social. La amplia audiencia femenina le da a este hombre intruso la oportunidad de escucharlo y destaco que el hecho de que yo sea un hombre está bien porque yo trabajo eficazmente a favor de los derechos y oportunidades de las niñas. ¡Esta no es la clase de empresarias e influyentes mujeres con quienes uno puede decir algo equivocado!

Y afuera la nieve sigue cayendo.

https://intranet.planapps.org/NewsAndEvents/Blogs/BlogdelDirectorEjecutivo/Pages/home.aspx