Los estigmas que todavía rodean la menstruación tienen un impacto perjudicial en la vida de las niñas | Plan Spain Pasar al contenido principal

Los estigmas que todavía rodean la menstruación tienen un impacto perjudicial en la vida de las niñas

28 Mayo 2015
El día de la higiene menstrual es una plataforma de sensibilización, apoyada por 230 organizaciones, que busca acabar con tabúes culturales muy arraigados en torno a un fenómeno biológico sano como la menstruación. En muchas zonas del África subsahariana, las niñas pierden hasta cinco días de colegio al mes o abandonan las clases por completo por falta de acceso a agua corriente, saneamiento y productos de higiene.
  • El día de la higiene menstrual es una plataforma de sensibilización, apoyada por 230 organizaciones, que busca acabar con tabúes culturales muy arraigados en torno a un fenómeno biológico sano.
  • El 48% de las niñas de Irán y el 10% de las de India cree que la menstruación es una enfermedad.
  • En muchas zonas del África subsahariana, las niñas pierden hasta cinco días de colegio al mes o abandonan las clases por completo por falta de acceso a agua corriente, saneamiento y productos de higiene.
  • Madrid, 28 de mayo de 2015.- Los estigmas y tabúes que rodean la menstruación tienen un impacto perjudicial en la vida y el futuro de las niñas, especialmente en países en desarrollo donde no tienen acceso a productos de higiene menstrual ni a saneamiento adecuados, alerta la organización de defensa de los derechos de la infancia, Plan Internacional, en el Día Mundial de la Higiene Menstrual.

    Para dos mil millones de mujeres y niñas de todo el mundo, la menstruación es una realidad cada mes. En muchos países en desarrollo las mujeres y las niñas todavía tienen problemas para gestionar su menstruación, desde su exclusión en determinados lugares, la prohibición de realizar determinadas tareas y la vergüenza o los problemas de salud por la falta de productos de higiene adecuados.

    Una de cada tres niñas del Sudeste Asiático no sabía nada sobre la menstruación antes de tenerla, mientras que el 48% de las niñas de Irán y el 10% de las niñas de la India cree que la menstruación es una enfermedad, según un estudio de las Naciones Unidas.

    En zonas del África subsahariana, las niñas pierden hasta cinco días de colegio al mes o abandonan la escuela por falta de acceso al agua corriente, el saneamiento y los productos de higiene, según un estudio en Uganda. De media, las escolares de Uganda pierden 24 días lectivos de los 220 días del año escolar, lo que significa supone el 11% de las clases. Las mujeres y las niñas de África Oriental suelen utilizar materiales como fibras de plátano, trapos, maderas o bolsas durante su menstruación, con los problemas de salud que esto puede conllevar.

    El Día de la Higiene Menstrual es una plataforma de sensibilización, apoyada por 230 organizaciones de todo el mundo, que busca acabar con tabúes culturales profundamente arraigados en torno a un fenómeno biológico sano como la menstruación y hacer de la salud y la higiene menstrual una prioridad en todo el mundo.

    ?Muchas niñas de todo el mundo todavía no tienen acceso a productos de higiene menstrual baratos y accesibles. Por ese motivo se ven obligadas a improvisar con materiales como trapos u hojas, que no solo son incómodos sino que pueden provocar infecciones?, explica Darren Saywell, director del área de Agua, Saneamiento y Salud de Plan Internacional Estados Unidos. ?Las niñas tampoco tienen acceso a aseos limpios, seguros y privados. No hay agua limpia cerca de los baños ni en los lavabos?.

    Impactos perjudiciales

    Esta situación puede tener impactos negativos y perjudiciales en la vida de las niñas y las mujeres. Muchas niñas jóvenes se ven obligadas a faltar al colegio cuando tienen la menstruación porque les da vergüenza o no tienen acceso a los productos de higiene que necesitan, mientras que otras directamente abandonan su educación.

    ?Cuando las niñas abandonan el colegio tan pronto, hay menos posibilidades de que recuperen su educación y vuelvan a clases, lo que las hace más vulnerables al matrimonio infantil forzado, la violencia y los abusos sexuales o las violaciones?, dice Saywell.

    Cuando Christine, de 17 años y de Uganda, tuve su primera menstruación, su madre la advirtió de que podría quedarse embarazada si dormía con un chico, o algo peor. ?Mi madre me dijo que no saliera de casa de noche porque podrían violarme?, dice la adolescente.

    Además, existe una amplia variedad de tabúes culturales y estigmas sociales relacionados con la menstruación que afectan negativamente la vida de las mujeres y niñas. En países como Nepal, muchas familias de zonas rurales llevan a cabo la tradición ?chhaupadi?, en la que las mujeres y niñas son aisladas en cabañas o establos separados de la casa. Otras de las restricciones para mujeres y niñas cuando menstrúan incluyen la prohibición de preparar la comida, de lavarse o de entrar a lugares de culto.

    Barrera para la educación

    Para Trem, de 14 años y de Camboya, la menstruación también afecta a sus estudios. ?Cuando tengo la menstruación, tengo que ir a casa a cambiarme porque no tenemos los servicios ni los productos necesarios en el colegios?, dice. ?Afortunadamente mi casa no está lejos del colegio, pero otras no tienen esa suerte. Las casas de algunas niñas están lejos, así que ya no se molestan en volver al colegio?.

    Una de las prioridades de Plan Internacional es la salud sexual y reproductiva y trabaja para que todos los niños, niñas y jóvenes ejerzan su derecho a la misma, incluyendo la prevención, el cuidado y el tratamiento del VIH. Para mejorar la salud e incrementar las tasas de asistencia escolar de las niñas, está formando a trabajadores sanitarios comunitarios, profesores y voluntarios locales. La organización también distribuye materiales y productos de higiene menstrual en los colegios y lleva a cabo funciones de teatro y programas de radio sobre este tema en las comunidades.

    La organización ha desarrollado varios programas de higiene menstrual en Asia y África, dando soluciones higiénicas a las mujeres y a las niñas. Desde la distribución de kits de higiene a las niñas afectadas por desastres naturales hasta la construcción de aseos adaptados para la infancia en los colegios, Plan Internacional está implicando a las comunidades en la erradicación de tabúes en torno a la menstruación.

    En Uganda, Plan Internacional se ha asociado con la empresa local AFRIpads para ayudar a las mujeres y a las niñas a manejar mejor su menstruación. AFRIpads ofrece formación a mujeres de Uganda para la fabricación de compresas sanitarias reutilizables, que después Plan Internacional compra y vende a los vendedores locales a un precio rebajado. Esto permite a los vendedores ofrecer las compresas a las niñas y mujeres de la zona a un precio asequible y aún conseguir beneficios.

    La mejora de la salud y la higiene menstrual es fundamental para hacer avanzar la educación de las niñas en los países en desarrollo, asegurar la salud física y psicológica de mujeres y niñas, fortalecer la economía creando oportunidades de trabajo y puestos locales, proteger el medio ambiente y conseguir el cumplimiento de los Derechos Humanos.