Melody: "Todos tenemos derecho a decidir sobre nuestro propio cuerpo" | Plan Spain Pasar al contenido principal

Melody: "Todos tenemos derecho a decidir sobre nuestro propio cuerpo"

15 Julio 2015
Melody es miembro del grupo de trabajo para jóvenes impulsado por Plan internacional en Zimbabue para informar a chicos y chicas sobre sus derechos y explicar a las niñas cómo pueden evitar el embarazo temprano. El proyecto incluye a los chicos y les informa y educa en aspectos como los derechos de las mujeres, métodos anticonceptivos y derechos sexuales y reproductivos. La danza y el teatro son algunas de las formas utilizadas para convencer e informar a compañeros, familiares y otros adultos de la comunidad.

Por Signe Holmes

?Solo porque sea pobre, no significa que mi cuerpo esté en venta. Ser pobre no significa que no pueda decidir cuándo tener hijos. Ser pobre no significa que deba renunciar a mi derecho de recibir una educación y de decidir mi propio futuro?.

Las palabras salen disparadas como balas de la boca de Melody, que utiliza sus brazos, piernas y todo su cuerpo para lanzar estos potentes mensajes a un conjunto de jóvenes y sus familias en su comunidad. A veces, las frases que tienen más importancia las dice moviendo su mano como una ola y dando zapatazos al suelo. Melody es solo una chica de 17 años pero tiene a la audiencia en la palma de su mano.

Melody  es miembro del grupo de trabajo para jóvenes impulsado por Plan internacional en Zimbabue para informar a chicos y chicas sobre sus derechos y explicar a las niñas cómo pueden evitar el embarazo temprano. La danza y el teatro son algunas de las formas que Melody y los otros voluntarios utilizan para convencer e informar a sus compañeros.

Melody vive con sus padres y su hermano pequeño en las afueras de la capital de Zimbabue, Harare. En su país, una de cada cuatro niñas es madre antes de los 19 años. En la escuela no se trata la educación sexual y el sexo y los anticonceptivos y los derechos reproductivos son temas tabú.

Los vídeos, bailes, canciones y el teatro son sus formas de expresión para comunicar a sus amigos, padres, profesores y otros adultos en su comunidad que hay que romper con los temas tabú y facilitar a las niñas las habilidades y la capacidad de decir ?no? al sexo no deseado. Este grupo de jóvenes demuestra compromiso y esfuerzo para llevar a cabo sus objetivos.


?Varias amigas mías han dejado la escuela porque estaban embarazadas. Esto es lo que me ha inspirado y animado a marcar la diferencia. Todos tenemos el derecho de decidir sobre nuestro propio cuerpo?, dice Melody,  que ha formado parte del proyecto desde el principio.

Melody sueña con ser actriz y ser voluntaria a través de la danza y el teatro es un regalo para ella.

?Me encanta tener la oportunidad de actuar y siento que el esfuerzo que estamos haciendo está dando resultados. Creo que es inspirador para los chicos y las chicas, para comportarse de forma distinta. Nuestras actuaciones animan a los jóvenes y a sus padres a hablar de determinados temas que sin estas actividades no hablarían?.

Es importante que las niñas no luchen solas. El proyecto, por lo tanto, incluye a los chicos y les informa y educa en aspectos como los derechos de las mujeres, métodos anticonceptivos y derechos sexuales y reproductivos.

Alrededor de 1.500 jóvenes forman parte de este proyecto. También lo integran 100 profesores, padres y líderes de la comunidad que han sido informados sobre los derechos infantiles por miembros de Plan Internacional.

El proyecto continuará hasta 2017 y, para entonces, Melody habrá terminado sus estudios en la escuela. Espera poder continuar su educación y desarrollar su talento para la actuación. Espera que algún día pueda llegar vivir del teatro y así cumplir su sueño.