Plan Internacional insta a los gobiernos a proporcionar recursos para apoyar la reapertura de colegios en Guinea Conakry y Liberia | Plan Spain Pasar al contenido principal

Plan Internacional insta a los gobiernos a proporcionar recursos para apoyar la reapertura de colegios en Guinea Conakry y Liberia

26 Enero 2015
Los menores que han tenido que abandonar los colegios y los que se han quedado huérfanos están en grave riesgo de ser sometidos a diversos tipos de abusos. Los niños y niñas de Guinea Conakry han podido regresar a clase siete meses después del cierre de los colegios en todo el país.

Monrovia, 26 de enero de 2015.- La organización de protección y defensa de los derechos de la infancia, Plan Internacional, ha instado a los gobiernos a proporcionar recursos para apoyar la reapertura escolar en todos los países afectados por el ébola, especialmente Guinea Conakry, donde los niños y niñas volvieron a clase esta semana, y Liberia, donde está previsto que los centros vuelvan a la actividad el próximo 2 de febrero.

La directora general de Plan Internacional en España, Concha López, ha urgido a la comunidad internacional a ?ofrecer financiación y experiencia a Guinea Conakry, Liberia y Sierra Leona para que la vuelta a las clases pueda realizarse de forma responsable?.

Tras varios meses sin clase, cientos de niños y niñas de Guinea y Liberia podrán volver a sus colegios, aunque, debido al impacto del ébola en sus vidas, las escuelas tendrán que atender necesidades especiales. Todos han perdido muchas clases y necesitarán recuperar el ritmo de aprendizaje, pero muchos tendrá que recibir también apoyo psicosocial.

Consecuencias devastadoras para la infancia

Francis Sala-Diakanda, director nacional de Plan Internacional en Guinea, ha explicado que ?la vuelta a los colegios siete meses después de su cierre será un impulso para los niños y niñas de todo el país?.

?No obstante, los menores que están fuera del colegio y los que se han quedado huérfanos están en grave riesgo de ser sometidos a explotación, incluido el trabajo infantil, y a abusos sexuales?, ha alertado.

Se estima que el actual brote de ébola ha matado ya a 8.429 personas en Guinea, Sierra Leona y Liberia, según las últimas cifras de la Organización Mundial de la Salud.

El índice de mortalidad está decreciendo, pero ha dejado consecuencias devastadoras en la infancia, con miles de niños huérfanos por la enfermedad y muchos otros incapaces de pagar las tasas para volver al colegio.

Felices de volver a clase

?Hoy todavía no hay muchos niños en clase, pero yo estoy feliz de poder volver al colegio?, dice Sayon Camara, alumno en Kissidougou, una de las áreas afectadas por el virus.

?Teniendo en cuenta que muchos niños han perdido casi un año de educación, las medidas deberán asegurar que estos niños no están en desventaja y que son capaces de ponerse al día con las lecciones perdidas. Estas medidas podrían incluir la declaración de 2014 como año de ?revisión? y la asignación de algún tiempo durante este nuevo curso para difundir mensajes relacionados con la salud y apoyo psicosocial?, ha afirmado Sala-Diakanda.

Según las informaciones oficiales, las escuelas abrirán en Liberia el próximo mes, seis meses después de las clases se cerraran. El presidente del país, Ellen Sirleaf, anunció a principios de enero que los colegios reabrirían el 2 de febrero de 2015.