Plan International alerta del riesgo de violencia y explotación de las niñas en Venezuela Pasar al contenido principal

Plan International alerta del riesgo de violencia y explotación de las niñas en Venezuela

30 Enero 2019
Cientos de miles de niñas y mujeres jóvenes que han tenido que migrar se enfrentan a mayores riesgos específicos por su edad y su género, como la violencia sexual o la explotación.

Plan International ha alertado sobre impacto y las consecuencias negativas sobre la infancia de la actual situación de violencia por la agitación política en Venezuela, en especial sobre las niñas. 

La crisis política actual es el último episodio de una crisis de desplazados que se ha intensificado desde 2014 y que hasta ahora ha llevado a más de tres millones de venezolanos a abandonar su país. Según datos de las Naciones Unidas, esta cifra se espera que llegue a los cinco millones a finales de 2019. 

Plan International ha denunciado la difícil situación de cientos de miles de niñas y mujeres jóvenes que han tenido que migrar, ya que se enfrentan a mayores riesgos específicos por su edad y su género, y a menudo se convierten en objeto de violaciones de derechos como la violencia sexual o la explotación. 

“Nuestra prioridad en la respuesta a esta crisis en los países de la región es garantizar los derechos de todas las niñas y jóvenes, que siempre están en una situación más vulnerable”, ha asegurado Debora Cobar, directora regional de Plan International en América Latina y el Caribe. 

“La migración forzada expone a los niños y jóvenes, especialmente a las niñas y mujeres, a un mayor riesgo de violencia, abuso, explotación y abandono a lo largo de todas las fases del movimiento, ya que las estructuras de protección, las redes y sistemas existentes, se rompen”, ha explicado Concha López, directora general de Plan International en España.

Plan International ha puesto en marcha un plan regional de respuesta a la crisis, con el que atenderá las necesidades de 175.000 migrantes y personas de las poblaciones de acogida en los países vecinos de Colombia, Ecuador, Perú y Brasil. 

La organización tiene el compromiso de garantizar que todos los niños y adolescentes, especialmente las niñas, están protegidas por mecanismos e intervenciones de prevención y respuesta a cualquier forma de abuso.

También trabaja para promover el acceso a la educación inclusiva y de calidad, a medios de vida dignos y a la protección y las oportunidades de desarrollo para los niños, niñas y adolescentes en riesgo o supervivientes de violencia, abusos, tratamiento negligente o explotación.

Espacios seguros para la infancia y los jóvenes migrantes

“Hui por todo lo que estaba pasando allá. El viaje comenzó cuando salí de casa con mi padre. Duró mucho tiempo, unos cinco días en bus. Cuando cruzamos a Colombia, nos asustamos porque había muchísima gente. Los que no tenían sus documentos cruzaron por el río, con sus maletas y todo, con el agua subiendo. En la frontera ecuatoriana tuvimos que esperar mucho, durmiendo allí, hasta que llegó nuestro turno”, cuenta María, una adolescente venezolana que llegó al norte de Ecuador y ahora participa en los proyectos de Plan International para los jóvenes que viven en refugios temporales. 

Para apoyar a la población migrante vulnerable que está llegando a los países vecinos como Ecuador, especialmente a los niños, niñas y jóvenes, Plan International, en coordinación con la Asociación Civil Venezolana en Ecuador, está distribuyendo paquetes de alimentos, higiene y alojamiento para cubrir sus necesidades básicas más urgentes.

También ha puesto en marcha Espacios Amigos de la Infancia para los niños y niñas que viven en refugios temporales para migrantes, donde pasan el tiempo necesario mientras sus progenitores o cuidadores pasan el proceso migratorio. Al desarrollar actividades recreativas con el apoyo de madres voluntarias que viven en los refugios, se busca crear un ambiente más seguro para que los niños y niñas jueguen y socialicen.