Pasar al contenido principal

Más de un tercio de las jóvenes en España está en grave riesgo de exclusión por el impacto del COVID-19

14 Abril 2020
Los impactos de la emergencia por coronavirus pueden agravar la desigualdad social y de género, especialmente entre las jóvenes. En España, el 37,5% de las mujeres de 16 a 29 años ya estaba en riesgo de pobreza o exclusión social. Ellas se enfrentan a mayor riesgo de abandono educativo y de desempleo, asumen una mayor carga de tareas domésticas y cuidados y están más expuestas a sufrir diversas formas de violencia: sexual, doméstica o ciberacoso.

Joven de nuestro programas locales recibe formación digital
Joven de nuestro programas locales recibe formación digital

Según un informe de Plan International, las consecuencias sociales y económicas de la emergencia sanitaria por el COVID-19 tendrán un mayor impacto en las adolescentes y jóvenes vulnerables, un grupo de población que se enfrenta a riesgos específicos durante el confinamiento y parte de una situación desigual que puede agravarse: el 37,5% de las mujeres de 16 a 29 años en España está en riesgo de pobreza y exclusión social, según el INE.

En sus programas en España, la organización trabaja en itinerarios de capacitación y formación sociolaboral con jóvenes sin titulación de contextos vulnerables, que ahora se encuentran en riesgo de quedar relegadas del sistema educativo y de las oportunidades de futuro, entre otros factores, debido a la brecha digital: de los hogares que ingresan menos de 900 euros, una cuarta parte no cuenta con acceso a Internet y más del 40% no tiene ordenador.

“Con una tasa de desempleo del 32% entre las mujeres menores de 25 años –dos puntos por encima de la media para esa edad-, las jóvenes vulnerables que ya se enfrentaban a importantes barreras de acceso al mercado laboral, se encontrarán con más dificultades en el escenario posterior a la crisis sanitaria, con el añadido de que en muchos casos habrán perdido oportunidades como las prácticas en empresas que no han podido realizar”, ha asegurado Concha López, directora general de Plan International en España.

Además, ellas afrontan en mayor medida la carga de trabajo no remunerado doméstico y de cuidados que, entre las personas de entre 16 a 29 años, asumen un 6,1% de chicas frente a un 4,5% de chicos, según datos del INE. Este es el caso de María, una de las participantes en el programa de Plan International, que explica: “No tengo Internet y no podía hacía hacer las actividades del curso. Como estoy aquí amarrada entre estas cuatro paredes, lo controlo limpiando, limpiando hasta tres veces lo que ya he limpiado, pero así no me estreso”, explica

Violencias hacia niñas y adolescentes

En contextos de violencia familiar y aumento de la tensión por el confinamiento, el riesgo de violencia hacia las niñas y jóvenes aumenta. Según datos de la Fiscalía General de Estado de 2018, la violencia de género está muy presente en las mujeres de 16 a 24 años, con un repunte en el último año de los abusos y agresiones sexuales entre menores. El 17% (5342) del total de víctimas de violencia de género en 2018 tenían menos de 25 años, según la estadística de Violencia Doméstica y Violencia de Género. Desde la declaración del estado de alarma, las llamadas al teléfono 016 para víctimas de violencia de género han aumentado más de un 19%, y las consultas online se han disparado más de un 250%.

Las medidas de confinamiento pueden además tener efectos en la salud mental de los jóvenes, especialmente las chicas, que ahora están recluidos, aislados y viviendo situaciones de estrés e incertidumbre. Ante el aumento del uso de Internet y la comunicación por RRSS durante la cuarentena, los niños y niñas, y especialmente las adolescentes, podrían verse más expuestas a un incremento del acoso online, que es la segunda forma de acoso que más sufren los jóvenes, según el Barómetro Juventud y Género 2019: dos de cada diez jóvenes (19%) lo han experimentado. Especialmente las chicas: casi una de cada tres (el 29%) ha sido víctima de ciberacoso.

Plan International solicita que en todas las políticas sociales de respuesta a la crisis se realice un análisis de género y edad para poder garantizar una adecuada prestación de los servicios de protección social y se haga hincapié en la protección de niñas y adolescentes contra la violencia de género, sexual y online, así como en garantizar el acceso a una educación y formación inclusiva y promover la igualdad de oportunidades de empleo y emprendimiento para las mujeres jóvenes.

Programa de respuesta de Plan International

La organización ha lanzado #QueNadieSeQuedeFuera, un programa de respuesta para garantizar la continuidad formativa, a través de herramientas y soluciones digitales, a más de 2.000 adolescentes vulnerables en España, además de ofrecer apoyo psicológico para gestionar el estrés y las posibles situaciones de violencia, y ayudas económicas a sus familias para la adquisición de productos y servicios básicos.

Plan International, que en las próximas semanas recogerá datos para analizar y visibilizar las necesidades y riesgos de las adolescentes durante esta crisis, busca movilizar a la sociedad y recaudar fondos para garantizar que el impacto económico y social de la COVID-19 no se cebe con las más vulnerables, que ahora están en riesgo de quedarse fuera del sistema educativo, de protección, del mercado laboral y de las oportunidades de futuro.

DESCARGA EL INFORME Y MATERIALES