Pasar al contenido principal

Tres meses después de la explosión, la infancia en Beirut se enfrenta al hambre, el trauma y la pérdida de educación