Pasar al contenido principal

El catcalling, otras formas de acoso callejero y online: las formas violencia de género más normalizadas e invisibles durante la pandemia

24 Noviembre 2020
Con motivo del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia de Género, animamos a las adolescentes y jóvenes a compartir sus experiencias en el mapa del proyecto Safer Cities for Girls

El catcalling, acoso callejero y online son formas de violencia por razón de género y edad tan normalizadas y extendidas que la mayoría de niñas, adolescentes y jóvenes acaban por acostumbrarse y resignarse. Solo el 10% de las chicas que sufren acoso callejero presentan una denuncia, mientras que, una de cada tres chicas acosadas en las redes sociales, el 35%, asegura haber reportado situaciones de acoso, aunque señalan que en la mayoría de los casos no se han tomado medidas.

Con motivo del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, Plan International recuerda que el acoso sexual es la forma de violencia más frecuente que enfrentan las niñas y las jóvenes en el espacio público, y la pandemia no ha reducido su incidencia: ha seguido estando presente en las calles, los parques, los medios de transporte y en el ámbito online. Desde la implantación de medidas de restricción de la movilidad, al haber menos transeúntes en las calles, las adolescentes y jóvenes pueden sentir más inseguridad o encontrarse en peor disposición para conseguir ayuda. 

El acoso, los abusos y la violencia por razón de género y edad ocurren de forma habitual en todos los espacios –físicos y online–y provocan inseguridad, limitan su movilidad, frenan su participación y tienen consecuencias en su desarrollo: 

  • Casi la mitad de las adolescentes y jóvenes en todo el mundo (el 42%) pierde la autoestima o la confianza en sí misma o sufre estrés mental o emocional tras haber sido víctimas de acoso en las redes sociales, como revela el informe “(In)seguras online”. 
  • Según el estudio “(In)seguras en la ciudad”, el 40% de las chicas evita volver a pasar sola por el lugar en el que ha sufrido acoso callejero; algunas no vuelven nunca a ese sitio y, otras, incluso, dejan los estudios o el trabajo a raíz de la experiencia.

“Son necesarias y urgentes medidas para atender estas formas de violencia normalizada, y en gran medida invisibilizadas, que vulneran los derechos de las niñas. Por eso, solicitamos que el proyecto de Ley Orgánica de Protección de la Infancia y la Adolescencia frente a la Violencia contemple el acoso callejero como una de las formas de violencia que afectan a las niñas y adolescentes, e incluya además campañas para prevenir y medidas para atender y proteger a las niñas de la violencia en el ámbito online”, señala Concha López, directora general de Plan International. 

PARTICIPACIÓN EN SAFER CITIES FOR GIRLS 

Son necesarias y urgentes medidas para atender estas formas de violencia normalizada, y en gran medida invisibilizadas

En este sentido, la organización anima a las chicas de entre 15 y 25 años a compartir sus experiencias en la plataforma 'Safer Cities for Girls', una web, activa desde enero y hasta enero de 2021, para recopilar datos sobre acoso callejero en tres de las principales ciudades del país: Madrid, Barcelona y Sevilla. El objetivo final de esta iniciativa es contar con información fiable para identificar y abordar el problema, de forma conjunta con las instituciones y las propias jóvenes.

En apenas unos minutos, las chicas que residan en estas localidades pueden señalar en el mapa algún punto de su ciudad; decir si les ha parecido un lugar seguro o inseguro, y dar detalles sobre su experiencia y los motivos por los que marcan ese punto en concreto. Además, pueden indicar si recibieron ayuda o no, y cuáles son, bajo su punto de vista, las características que hacen que un lugar sea más inclusivo y accesible. Con los datos recogidos en la web, la ONG elaborará, conjuntamente con la Universitat Oberta de Catalunya, un informe y una Guía de Recomendaciones para las Ciudades; un documento que compartirá con otras ciudades de España y Bélgica, así como con la Unión Europea.

Con motivo del inicio de los 16 días de activismo contra la violencia de género, Plan International recuerda que la seguridad de las niñas y jóvenes en todos los espacios es un asunto de derechos humanos, y defiende que las medidas para erradicar el acoso deben recoger las experiencias de las chicas, para que sus voces estén incluidas en la toma de decisiones. La organización también insta a las autoridades a que pongan en marcha campañas de educación y sensibilización para transmitir a la sociedad en su conjunto el mensaje de tolerancia cero al acoso de niñas y mujeres.