Escribir a tu niño apadrinado | ONG Plan International Pasar al contenido principal

Escribir a tu niño apadrinado

Anímate a escribir a tu niño apadrinado

Niñas apadrinadas de Bangladesh leen la carta de sus padrinos
Niñas apadrinadas de Bangladesh leen la carta de sus padrinos

La comunicación con tu niño apadrinado es una excelente manera de crear puentes de unión entre tu cultura y la suya. Para los niños y sus familias, el hecho de establecer un vínculo con las personas que les apoyan es muy importante. Recibir una carta, una fotografía o una postal es un motivo de alegría para ellos, que siempre contestan a sus padrinos y madrinas.

Así que, ¡anímate a escribir a tu niño apadrinado!

¿Cómo escribir a tu niño apadrinado?

Qué contar, dónde enviar mi carta o de qué hablar son algunas de las dudas que suelen surgir cuando decides escribir una carta a tu niño apadrinado. Te las resolvemos.

¿Puedo escribir a mi niño apadrinado?

SÍ. Puedes enviarle una carta, una postal, una tarjeta de cumpleaños, etc. La comunicación con tu niño o niña apadrinado permite que tú aprendas sobre una cultura diferente a través de los ojos de un niño y de su familia, y tu apadrinado comparta contigo sus logros y contratiempos.

Una vez hayas recibido la carpeta de apadrinamiento te animamos a que le escribas una carta de presentación. Una tarjeta de cumpleaños o navidad, si es culturalmente apropiado, debería enviarse al menos con tres meses de antelación a la fecha, para asegurarnos de que llega a tiempo.

¿Por qué las cartas son importantes?

Los niños apadrinados esperan con ilusión recibir una carta de su padrino del extranjero y a menudo las muestran orgullosos a su familia y compañeros de escuela. Una carta les muestra apoyo, les motiva y pueden aprender sobre tu país y tu cultura a través de tus noticias.

¿Qué debería contar?

Recomendamos que las cartas sean concisas, sencillas y amenas. Cuéntales sobre tus aficiones, tu familia, las costumbres de nuestro país, deportes que practicas, etc. Cosas que ellos puedan comprender fácilmente y puedan encontrar interesantes.

Recuerda que la escritura de una carta puede ser algo poco habitual en la comunidad de tu niño apadrinado. Hacerles preguntas en las cartas puede ayudarles a responder. En lugares donde escribir una carta es algo novedoso puede que no entiendan que tienen que responder. Por lo tanto, si no encuentras respuesta a tus preguntas la primera vez ten paciencia e inténtalo de nuevo en la próxima carta.

¿Hay algo que es recomendable NO mencionar?

Aprender y descubrir culturas diferentes puede ser muy emocionante para ambas partes, pero a veces es fácil ofender sin intención. Por ello, desde Plan International pedimos que evites hablar de temas sensibles como política o religión, mascotas -los animales pueden tener para ellos un significado o rol diferente-. Tampoco es conveniente enviar fotos de gente en bañador o acariciando mascotas.

¿Con qué frecuencia debería escribir?

Entendemos que a veces es difícil encontrar tiempo, pero esperamos que de vez en cuando puedas enviar una carta o postal a tu apadrinado. Recomendamos que se escriba tres o cuatro veces al año para dar tiempo a recibir una respuesta entre carta y carta.

¿Dónde envío las cartas?

Una vez que has escrito la carta o postal asegúrate de:

  • Grapar todas las páginas para que no se separen.
  • Poner el número de padrino (SP) y el número de niño apadrinado (SC) en cada una de las páginas y en cada foto que acompañe dicha carta para asegurar que el correo llega sin problemas. Para ello puedes utilizar, si quieres, las pegatinas que encontrarás en la carpeta de bienvenida.
  • Recuerda NO incluir tu dirección ni otros datos personales (números de teléfono, correo electrónico, etc.).
  • Las cartas son vistas por un gran número de personas durante el proceso: aduanas, traducción, y entrega. Con esta medida se evitan peticiones no deseadas de ayuda o dinero.
  • Introduce la carta o postal en un sobre y envíala a: Plan International, C/Pantoja 10, 28002 Madrid. También puedes hacernos llegar la carta por correo electrónico enviándola a atencionaldonante@plan-international.org

¿Recibiré cartas de mi apadrinado?

Todos los niños y familias enviarán una carta de bienvenida a sus padrinos. Después de esta primera carta, los niños responderán siempre que reciban una carta.

Los niños pequeños que no saben escribir reciben ayuda de su familia o de voluntarios de Plan International con sus cartas, y adjuntarán algún dibujo o manualidad acompañando sus cartas. Siempre recibirás el original y la traducción. Además, todos los años recibirás el informe de progresos de la familia y comunidad.

¿Cuál es el tiempo estimado en recibir una carta de contestación?

Pueden pasar hasta seis meses. Cuando nos llega tu carta, después de traducirla si es necesario, la enviamos junto a otras cartas que tienen como destino el mismo país. Una vez que llega a la oficina del país, tu carta es registrada y traducida al idioma local y desde allí se envía a la oficina de campo. El personal de Plan International junto con los voluntarios comunitarios son los que hacen entrega de las cartas a los niños y niñas apadrinados. 

Los voluntarios locales juegan un papel clave ya que también son los que recogen todas las contestaciones para los padrinos; ayudan a los niños y familias que no saben escribir poniendo en papel lo que las familias quieren transmitir. En muchas zonas donde Plan International trabaja puede que no exista servicio de correos. A muchas comunidades sólo se puede acceder a pie, en bicicleta, en burro, etc.

Plan International intenta que exista una comunicación fluida entre tu niño apadrinado y tú, pero muchas veces existen limitaciones prácticas, por lo que apreciamos tu paciencia en la comunicación con tu apadrinado. No obstante, si no recibes una contestación pasados seis meses de tu envío, ponte en contacto con nosotros a través del teléfono gratuito de atención al donante 900 244 000 y haremos un seguimiento con la oficina correspondiente.

¿Por qué no puedo contactar directamente con el niño apadrinado?

Hay razones prácticas por las que no es posible. Puede que no haya servicio de correos, que la familia no tenga una dirección postal y además existen barreras idiomáticas. El personal de Plan International y los voluntarios comunitarios hacen de “carteros”, y tenemos traductores que garantizan que tus cartas se entiendan y que tú entiendas las suyas. También hay que tener en cuenta la protección tanto para el padrino como para el niño apadrinado.

Esperamos haber aclarado todas tus dudas; pero si te ha quedado alguna, puedes ponerte en contacto con nosotros a través del teléfono gratuito 900 244 000 o del email atencionaldonante@plan-international.org.

Si todavía no eres padrino o madrina, ahora puedes: