Cómo ayudamos a garantizar 2.500 millones de euros para las niñas más vulnerables del mundo

Después de dos años de campaña previa a la cumbre del G7 en Canadá, se consiguió que la educación de las niñas y jóvenes en situaciones de emergencia llegara a la agenda de los líderes mundiales.





Este verano, Plan International se anotó un tanto después de casi dos años de campañas y trabajo de influencia política como antesala a la Cumbre del G7 2018 en Canadá. La educación de las niñas y jóvenes en contextos de emergencia se coló en la agenda de los líderes —aunque nunca había sido priorizada por el G7— y derivó en la Declaración de Charlevoix sobre la Educación de Calidad para las Niñas, Adolescentes y Mujeres en Países en Desarrollo.

Las y los activistas incluso consiguieron un compromiso financiero de tres veces lo que solicitamos, estableciendo un claro camino de actuación de los gobiernos respecto a las niñas y la infancia en general en las regiones más vulnerables del mundo.

El primer compromiso del mundo por las niñas en emergencias

La declaración de Charlevoix es importante por varios motivos: representa el primer compromiso de los líderes de los mayores donantes internacionales en el G7 de 2018 fue el de cerrar la brecha en el acceso a la educación en conflictos y emergencias para refugiados y desplazados, tanto dentro como fuera de los campamentos.

Esta es la primera vez que los líderes del G7 firman su compromiso, respaldado por recursos significativos, de abordar los retos de desarrollo en crisis humanitarias a través de la educación de la infancia más vulnerable, particularmente de las niñas. Además, se incluyó el compromiso de promover activamente la igualdad de género a través de distintas intervenciones en la misma línea de las recomendaciones de nuestra alianza global.

Pero estos compromisos no fueron fáciles de conseguir.

Para hacerlo, fue necesario un enfoque pragmático en el trabajo de influencia política que produzca las condiciones necesarias para una decisión política de peso. Nuestro punto de partida fue preguntarnos: ¿qué puede hacer el G7, como una organización poderosa pero no representativa, para sacar este tema de la oscuridad y convertirlo en una bandera?, ¿Qué progresos concretos se pueden conseguir para las mujeres y las niñas en esta cumbre?





El apoyo de un primer ministro feminista

Cuando el primer ministro de Canadá, el autodeclarado feminista Justin Trudeau, anunció que asumiría personalmente el papel de ministro de la Juventud, se presentó una oportunidad sin precedentes para poner a las niñas en el centro de la agenda canadiense y como país huésped de la Cumbre del G7 2018 en Charlevoix, Quebec, esa oportunidad se hizo global: llevar una voz joven y feminista a uno de los foros más importantes del mundo.

Considerando esto, nuestra petición fue proporcionalmente ambiciosa. La generación actual de jóvenes es la más numerosa de la historia, con brotes desproporcionados de crecimiento particularmente en regiones inestables o en conflicto. Así que lo que pedimos fue cambiar el marco anterior de exclusión y amenaza por uno de oportunidades e inclusión para romper el círculo de la pobreza, la desigualdad y la violencia en las próximas décadas.

La declaración de Charlevoix representa el primer compromiso de los mayores donantes internacionales  de cerrar la brecha en el acceso a la educación en conflictos y emergencias para refugiados y desplazados

Al colocar la igualdad de género en el centro de nuestros esfuerzos, mostramos la urgencia de que el empoderamiento femenino comience a la edad más temprana posible y en las comunidades más vulnerables, en línea con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas. Las investigaciones hechas por Plan International durante más de una década para el Informe Anual sobre la Situación de las Niñas en el Mundo respaldan nuestros esfuerzos. Presentan evidencias claras de una doble discriminación, por género y edad, que sumada al resto de factores propios de su situación, convierte a las niñas y jóvenes que viven en contextos conflictivos en uno de los colectivos más vulnerables, pero, a la vez, con mayor potencial.

Sin embargo, Charlevoix solo fue el primer paso.

Ellas plantaron cara… Y obtuvieron resultados

Cuando los ministros de Desarrollo y Finanzas se reunieron en Whistler, British Columbia, antes de la reunión de líderes del G7 en Charlevoix, Plan International trajo a seis adolescentes de todo el mundo para que sienten en la mesa en que se toman realmente las decisiones y planteen sus peticiones y propuestas. Ellas plantaron cara y los ministros respondieron con (un) el compromiso de buscar un nuevo enfoque de desarrollo centrado en darles poder, voz y opciones de futuro a las chicas.

Detrás de los titulares y todo el ruido que genera una reunión como el G7, el mundo no pudo ver la historia de cómo las activistas, las organizaciones de infancia y los defensores de la igualdad de género consiguieron que se liberara una nueva fuerza imparable: la de millones de niñas y jóvenes decididas a cambiar el mundo. 
 

Nuestro apoyo a la población de Borena, azotada por la mayor sequía en 40 años

Etiopía está sufriendo la sequía más grave de los últimos cuarenta años. La malnutrición y la falta de higiene por falta de agua trae consigo enfermedades que ponen en riesgo la vida de miles de mujeres y niñas. Desde Plan International, y con tu apoyo, facilitamos el acceso a servicios médicos y de nutrición a más de 25.000 personas en 4 distritos.  Etiopía está sufriendo una de las sequías más graves de los últimos cuarenta años, tras cuatro temporadas consecutivas sin lluvias desde finales de 2020. A medida que aumenta la desnutrición severa y el riesgo de enfermedades transmitidas por beber agua en malas condiciones, se necesita apoyo urgente para garantizar que las niñas, los niños y sus familias tengan acceso a servicios de salud, nutrición e higiene. Sus vidas están en riesgo.  “No sé si tengo palabras para describir las terribles condiciones de sequía en la zona de Borena y cómo está afectando a la población local. Nadie podría haber previsto una sequía tan severa”, dice Yalemwork Tadesse, del equipo móvil de salud y nutrición de Plan International en la zona de Borena.  Yalemwork se unió al equipo en marzo de 2022 como coordinadora del proyecto. “Borena es actualmente una zona gravemente afectada por la sequía, la comunidad se dedica al pastoreo y han perdido casi todo su ganado, que es esencial para su forma de vida.”  La región de Borena es árida incluso en condiciones normales, pero la sequía ha destruido la economía local y ahora también está amenazando muchas vidas. Los índices de desnutrición están aumentando, y un número cada vez mayor de niñas y niños están gravemente desnutridos o sufren emaciación.  En respuesta a la crisis, Plan International ha puesto en marcha un proyecto de salud y nutrición en cuatro distritos -Dire, Dillo, Dhas y Moyale- de la zona de Borena, en la región de Oromia que pretende llegar a 25.000 personas. Colaboramos con 12 centros de salud con la provisión de medicamentos esenciales, suministros médicos y equipos de higiene personal. También estamos apoyando a los profesionales de atención sanitaria con formación adicional.  El proyecto también ha desplegado cuatro equipos móviles de salud y nutrición para prestar servicios de salud materno-infantil en la comunidad que incluyen atención prenatal y postnatal, consultas externas y tratamiento de psicoterapia para problemas de salud mental como la depresión.  Yalemwork dice que siempre que necesita recordar por qué hace este trabajo, piensa en su última visita al distrito de Dillo. “Escuché la historia de una niña de 14 años que llevaba tres días sin comer. En tiempos de crisis, las niñas son las que más

Saber más

Millones de niñas están en riesgo de no volver nunca a clase como consecuencia del hambre

En una crisis alimentaria sin precedentes, la educación de millones de niñas está en riesgo. Las niñas y las mujeres comen menos y en último lugar en los países que se enfrentan a crisis y conflictos, por eso este año muchas no volverán a clase. El abandono escolar conlleva graves problemas para ellas como la sobrecarga de tareas de cuidados y domésticas, matrimonios infantiles, trabajo infantil, migraciones forzadas y explotación sexual.  Los efectos del cambio climático en las cosechas, la escasez de grano derivada de los conflictos y las consecuencias de la COVID-19 están ocasionando la mayor crisis de hambre de la historia.  La escuela es un espacio de protección para las niñas, por ello, al ser las más vulnerables, el abandono escolar supone mayores riesgos para ellas como la sobrecarga de tareas de cuidados y domésticas, matrimonios infantiles, trabajo infantil, migraciones forzadas y explotación sexual.  Salamata, de 9 años, vive en Burkina Faso y nos cuenta: “Ahora, solo como una vez al día. Paso hambre. No tenemos comida, agua ni dónde dormir. No voy a la escuela, solo podría hacerlo si alguien me ayudara. Quiero ser médica para cuidar a mi mamá y a mi papá”.  “La vida se paró cuando comenzó la sequía”, dice Najma, de 11 años, que vive en un campamento de desplazados en Somalia. “Antes teníamos 300 cabras y ovejas, ahora solo tenemos 30. La situación es realmente mala”.  “Como suele ocurrir en otras crisis, las niñas y las mujeres son las que están sufriendo las peores consecuencias. Durante los últimos años se ha producido un retroceso de casi 10 años en los derechos de educación de las niñas, por lo que muchas de ellas no van a poder volver a clase. No van a volver a la escuela”, explica Concha López, CEO de Plan International España.   PLAN INTERNATIONAL ACTÚA PARA MEJORAR SUS VIDAS Plan International cuenta con 60 proyectos en colaboración con el Programa Mundial de Alimentos en 15 países, que atienden directamente a 3,2 millones de personas, principalmente en 4 ámbitos:  La distribución de alimentos.  Transferencias en efectivo y cupones para la compra de alimentos.  Programas de alimentación escolar y suplementación nutricional.  Apoyo a los medios de vida, como la alimentación complementaria del ganado, el suministro de semillas y otros recursos agrícolas.  Toda la información sobre la crisis del hambre, en nuestra web. 

Saber más