Tu impacto en 13 fotos

El 2020 ha sido un año sin precedentes lleno de desafíos y dificultades, pero también de generosidad.

¡Y eso ha sido gracias a ti!

A continuación, te presentamos 13 fotos de diferentes rincones del mundo que muestran el gran impacto que has tenido en la vida de los niños, niñas y sus familias. Echa un vistazo y siéntete orgulloso de todo lo que has logrado. Nosotros también lo estamos.

¡Gracias por haber estado durante todo el año apoyando a la infancia más vulnerable!

1. Te has preocupado por proteger a los niños y niñas frente al coronavirus, sin importar el país en el que viven

Gracias a ti, los niños y las niñas como Luz Clarita, de 8 años, pueden lavarse las manos en casa y protegerse de la COVID-19.

Sólo en Perú, has ayudado a repartir 5.000 kits de higiene a niños, niñas y sus familias para que puedan protegerse mejor y estar sanos durante la pandemia.

2. Has permanecido al lado de los niños y niñas apadrinados y sus familias

A pesar del año tan convulso que hemos vivido, has ofrecido apoyo constante a tu niño o niña apadrinado. Has colaborado con ellos y con sus comunidades durante una época muy difícil, dándoles las herramientas para salir adelante. Daniya, una niña de Camboya que vive con sus padres y su hermana menor es un ejemplo de ello ya que ahora está protegida gracias a ti.

Pero has ido mucho más allá, porque también has escrito cartas y mostrado tu cariño a tu apadrinado o apadrinada. Jamás olvidarán el apoyo que sintieron cuando, a través de tus cartas, sabían que pensabas en ellos.   

Esperamos que tú tampoco lo olvides, porque has marcado una gran diferencia. Gracias.

3. Has conseguido que los niños y las niñas continúen con sus estudios

Seguir las clases a distancia está siendo muy difícil para los niños que no tienen acceso a internet. Sin embargo, estas dos niñas de Indonesia, ambas llamadas María, siguen estudiando gracias a ti. Están escuchando juntas una clase a través de la radio. Mediante nuestros proyectos, ayudaste a repartir 1.000 radios solares a niños y niñas de la provincia de Nusa Tenggara Oriental. Gracias a estos aparatos, los estudiantes han podido seguir aprendiendo, a pesar de que las aulas estuvieran cerradas.

4. Has colaborado para que las familias no pasen hambre, dándoles esperanza y ganas de luchar

Durante las fiestas navideñas, proporcionamos casi 800 ejemplares de ganadería a familias de distintos países. Cuando una familia tiene ganado, aunque sean unas pocas gallinas para empezar, su vida mejora: pueden comer huevos frescos diariamente, y ganar dinero criando gallinas y vendiendo sus huevos.

Gracias a ello, niñas como Violet, de 17 años, en Zimbabue, no pasarán hambre y su familia tendrá más posibilidades de pagar sus estudios.

5. Te has acordado de los más vulnerables

Cox’s Bazar, en Bangladesh, es el mayor campamento de refugiados del mundo. En esta comunidad superpoblada, el acceso al jabón y al agua potable es muy escaso.

Colaborando con Plan International, has ayudado a que las familias refugiadas tengan una oportunidad para seguir luchando. Hemos repartido más de 17.000 kits de higiene a familias con hijos adolescentes, para que puedan lavarse las manos y mantenerse sanos. Además, unas 16.000 personas se han beneficiado de talleres sobre higiene y orientación.

6. Has luchado para proteger a los niños y niñas de los traficantes

La infancia se está enfrentando a grandes desafíos durante esta pandemia. La trata de personas ha aumentado y cada vez más niños, y especialmente niñas, corren el riesgo de ser vendidas. 

Con apenas 15 años, Dinh fue secuestrada por los traficantes un día que fue al mercado. La llevaron a China a través de la frontera y le dijeron que la venderían para casarse. Dinh consiguió escapar ocho meses después. Sin embrago, muchas niñas como ella nunca pueden volver a casa.

Este año has dado un paso adelante para proteger a las niñas. Has ayudado a que sensibilicemos a las comunidades sobre los peligros de la trata y has ayudado a las supervivientes a recuperarse.

7. Has ayudado a mujeres emprendedoras a poner en marcha sus pequeños negocios para sostener a sus familias

La pandemia ha sumido a más familias en la pobreza. Pero tú has ayudado a las mujeres de Ecuador a salvar sus ingresos e invertir en su futuro.  

Tu apoyo ha servido para que algunas mujeres reciban formación cobre emprendimiento para empezar a producir algo que se necesitaba con urgencia: mascarillas. Ahora, estas empresarias se ganan la vida cosiendo mascarillas (¡han hecho más de 30.000!) y vendiéndolas a bajo coste a otras personas de sus comunidades. De este modo, todos ganan.

8. Has conseguido que los niños y niñas se sientan menos aislados y solos

Fátima tiene 14 años y es de Siria, pero ahora vive en el campamento de refugiados de Azraq, en Jordania. Con los confinamientos, Fátima podría haberse sentido totalmente aislada, pero no ha ocurrido gracias a ti.

Has ayudado a Fátima y a otros niños y niñas de su comunidad a mantenerse conectados para apoyarse mutuamente. A través de nuestros programas online, por WhatsApp y otras plataformas, la juventud ha tenido un espacio para debatir y reflexionar sobre cuestiones que les preocupan. “Sinceramente, lo más importante ha sido el contacto con mis amigas”, dice Fátima.

9. Has ayudado a las niñas a evitar el matrimonio precoz y a centrarse en la escuela

Stella es una joven que huyó de Sudán del Sur en busca de una vida mejor, pero solo encontró aún más dificultades. Sintiendo que era su única escapatoria, decidió abandonar la escuela y casarse, pero eso sólo empeoró las cosas.

Stella es una superviviente, y, con tu apoyo, ha conseguido dar un giro a su vida. Ha vuelto a la escuela, y, a pesar del estigma que sufre por haber estado casada, está decidida a terminar sus estudios. “Quiero ser enfermera”, nos dice Stella. “Si no hubiera vuelto a la escuela, no tendría futuro”.

10. Has difundido los mensajes de la juventud

Si cuentan con los medios adecuados, los y las jóvenes pueden impulsar cambios en sus comunidades. Estás apoyando a la próxima generación de defensores de los derechos de la infancia y de las niñas, como Chandrakala en Nepal, que lucha contra la trata de niños sensibilizando a las familias sobre la protección de la infancia.

Estás ofreciendo a la juventud las plataformas que necesitan para amplificar sus mensajes e inspirar a otras personas. Y lo mejor es que la sociedad les está empezando a escuchar. 

11. No te has olvidado de las necesidades específicas de las adolescentes

Las consultas sanitarias de las chicas no han cesado durante la pandemia. Sin embargo, muchas se han quedado sin recursos ni conocimientos básicos para gestionar su higiene menstrual.

Esto no ocurre en la comunidad de Maiduguri, en Nigeria. Allí, has contribuido a que 800 niñas reciban clases sobre higiene menstrual, así como kits de higiene con compresas y ropa interior, además de otros artículos como jabón, cepillos de dientes, pasta de dientes, mascarillas y desinfectante de manos.

“Nuestros padres no tienen dinero para pagar los artículos que hemos recibido hoy”, dijo una estudiante. “No recuerdo la última vez que usé un cepillo de dientes”.

12. Respondiste cuando los niños y niñas de Beirut te necesitaban

“Estaba muy asustada. El ruido era muy fuerte y pensé que nos estaban atacando”, contaba en agosto Lamar, de 10 años. “El techo de la casa de mi tío se cayó. Empecé a llorar y me abracé muy fuerte a mi mamá”.

En agosto, una explosión en Beirut, Líbano, causó daños devastadores en una ciudad que ya se enfrentaba al colapso económico y la pandemia. Las vidas de los niños y niñas estaban en peligro.

No obstante, en el momento en el que más te necesitaban, estabas allí, mostrando tu solidaridad con la infancia más necesitada. Gracias a tu apoyo, repartimos alimentos y artículos de primera necesidad a las familias afectadas por esta tragedia.

13. Ofreciste a las chicas la oportunidad de ocupar un puesto de poder

Abigail es una niña dominicana de 14 años que fue senadora durante un día. 

Abigail sustituyó al senador José del Castillo Saviñon con motivo del Día Internacional de la Niña. En sus reuniones habló sobre la seguridad online de las niñas y sobre cómo la falta de acceso a internet está impidiendo que los niños y niñas de las comunidades rurales aprendan a distancia durante la pandemia.

Tipos de discriminación

¿Qué es la discriminación? La discriminación es una situación que se refiere a tratar a una persona —o a un grupo de personas— de forma desigual y menos favorable que a otra persona o colectivo y que les dificulta o impide participar en la vida social, política, económica y cultural por diversos factores que, en muchas ocasiones, están entrelazados y vinculados entre sí. Conoce los principales tipos de discriminación En todo el mundo, existen diferentes tipos de discriminación por razón de género, edad, raza, orientación sexual, identidad de género, condición socioeconómica y otros factores que, muchas veces, están interrelacionados entre sí. Aunque es importante conocer los diferentes tipos de discriminación, también es fundamental entender que las personas no encajan de manera simple en un solo colectivo o categoría. Cada persona puede identificarse, o ser identificada, con varias categorías que se superponen y entrecruzan entre ellas y que aumentan el grado de discriminación.   Discriminación hacia las niñas y las mujeres   La discriminación por razón de género ocurre cuando se trata a las personas de forma diferente por su género y no por sus habilidades o capacidades individuales. Este tipo de discriminación se puede dar en todos los ámbitos de la vida (en el hogar, en la escuela, en el trabajo o en los espacios públicos, entre otros) e intensifica los efectos negativos de todas las demás formas de exclusión, y, por ende, es diferente y, en muchos casos, peor para las niñas, adolescentes y mujeres. Ellas son las que más sufren el impacto negativo de las normas y roles de género, tienen más probabilidades de sufrir restricciones a su libertad y movilidad, sufren niveles alarmantes de diferentes tipos de violencia y acoso y tienen menos oportunidades de elegir cómo vivir sus vidas.   Discriminación por edad   La discriminación por edad se produce cuando se excluye a individuos o grupos por su edad. Puede tener diversas expresiones, tales como actitudes prejuiciadas, actitudes discriminatorias y políticas que perpetúan estas creencias estereotipadas. Entre las distintas formas de discriminación por edad se encuentra la discriminación infantil, que refleja prejuicios y creencias discriminatorias y perjudiciales hacia los niños y niñas y se justifica por causas relacionadas con la moral, el honor, la cultura o la religión, entre otras. Las diferentes manifestaciones de violencia contra las niñas y los niños como la explotación infantil, violencia sexual o explotación infantil son violaciones de los derechos de la infancia.   Discriminación por identidad de género y orientación sexual   La juventud LGBTIQ+ corre un mayor riesgo de sufrir amenazas y abusos verbales, físicos y sexuales y, sin embargo, pueden ser incapaces de obtener ayuda y apoyo de aquellos cuyo deber es proteger a la comunidad. El estigma y la discriminación pueden afectar negativamente a los derechos de las niñas, los niños y jóvenes LGBTIQ+. El acoso al que se enfrentan aumenta las probabilidades de que no asistan a la escuela y que tengan una baja autoestima. Esto, a su vez, limita sus oportunidades de futuro y sus opciones para encontrar empleo. En muchas ocasiones, los retos a los que se enfrenta el colectivo suelen combinarse con otros factores de exclusión, como la edad, la raza y la religión, lo que hace que la desigualdad de género y la discriminación sean peores para los niños, niñas y jóvenes LGBTIQ+.   Discriminación a niños y niñas con discapacidad   Los niños y niñas con discapacidad tienen 10 veces menos probabilidades de ir a clase que los que no la tienen. Incluso si asisten a la escuela, es más probable que la abandonen antes. A menudo, los niños y niñas con discapacidad se enfrentan a muchas dificultades para ir a la escuela porque las instalaciones no están adaptadas. Además, existe un desconocimiento acerca de sus necesidades, algo que a menudo se ve alimentado por los prejuicios en torno a la discapacidad. Las niñas y jóvenes con discapacidad sufren una mayor discriminación por su género: tienen menos probabilidades de ir a la escuela y en ocasiones se las considera una carga para la familia porque se las ve como un miembro no productivo.   Discriminación racial   La discriminación racial hace referencia a toda distinción, exclusión, restricción o preferencia basada en motivos de raza, color, linaje u origen nacional o étnico, que tenga por resultado anular o menoscabar el reconocimiento, goce o ejercicio, en condiciones de igualdad, de los derechos humanos y libertades fundamentales, tal y como se define en la Convención Internacional sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación Racial. Colabora con Plan-International para luchar con la discriminación En Plan International trabajamos para acabar con todos los tipos de discriminación y las violaciones de derechos humanos a los que se enfrentan los niños, niñas y adolescentes. Además, nos esforzamos en acabar con los estereotipos y relaciones de poder desiguales e implementamos estrategias de largo plazo para el cambio de las normas sociales para poner fin a la injusticia, desafiar las relaciones desiguales de poder y abordar las causas subyacentes de la discriminación. También fomentamos alianzas que promuevan el respeto por la igualdad de género, la diversidad e inclusión con énfasis especial en los grupos representativos como los movimientos de derechos de mujeres y niñas, organizaciones de personas con discapacidad, movimientos de pueblos indígenas, y redes LGBTIQ, entre otros. ¡Colabora con nosotros! Puedes hacerte socio o hacer una donación

Saber más

Nuestro apoyo a la población de Borena, azotada por la mayor sequía en 40 años

Etiopía está sufriendo la sequía más grave de los últimos cuarenta años. La malnutrición y la falta de higiene por falta de agua trae consigo enfermedades que ponen en riesgo la vida de miles de mujeres y niñas. Desde Plan International, y con tu apoyo, facilitamos el acceso a servicios médicos y de nutrición a más de 25.000 personas en 4 distritos.  Etiopía está sufriendo una de las sequías más graves de los últimos cuarenta años, tras cuatro temporadas consecutivas sin lluvias desde finales de 2020. A medida que aumenta la desnutrición severa y el riesgo de enfermedades transmitidas por beber agua en malas condiciones, se necesita apoyo urgente para garantizar que las niñas, los niños y sus familias tengan acceso a servicios de salud, nutrición e higiene. Sus vidas están en riesgo.  “No sé si tengo palabras para describir las terribles condiciones de sequía en la zona de Borena y cómo está afectando a la población local. Nadie podría haber previsto una sequía tan severa”, dice Yalemwork Tadesse, del equipo móvil de salud y nutrición de Plan International en la zona de Borena.  Yalemwork se unió al equipo en marzo de 2022 como coordinadora del proyecto. “Borena es actualmente una zona gravemente afectada por la sequía, la comunidad se dedica al pastoreo y han perdido casi todo su ganado, que es esencial para su forma de vida.”  La región de Borena es árida incluso en condiciones normales, pero la sequía ha destruido la economía local y ahora también está amenazando muchas vidas. Los índices de desnutrición están aumentando, y un número cada vez mayor de niñas y niños están gravemente desnutridos o sufren emaciación.  En respuesta a la crisis, Plan International ha puesto en marcha un proyecto de salud y nutrición en cuatro distritos -Dire, Dillo, Dhas y Moyale- de la zona de Borena, en la región de Oromia que pretende llegar a 25.000 personas. Colaboramos con 12 centros de salud con la provisión de medicamentos esenciales, suministros médicos y equipos de higiene personal. También estamos apoyando a los profesionales de atención sanitaria con formación adicional.  El proyecto también ha desplegado cuatro equipos móviles de salud y nutrición para prestar servicios de salud materno-infantil en la comunidad que incluyen atención prenatal y postnatal, consultas externas y tratamiento de psicoterapia para problemas de salud mental como la depresión.  Yalemwork dice que siempre que necesita recordar por qué hace este trabajo, piensa en su última visita al distrito de Dillo. “Escuché la historia de una niña de 14 años que llevaba tres días sin comer. En tiempos de crisis, las niñas son las que más

Saber más