Los 10 mejores momentos del 2017 para niñas y mujeres

Terminamos un año que ha supuesto muchos avances en la lucha para lograr un mundo sin discriminación de género. Leyes contra el matrimonio infantil, movimientos por los derechos femeninos, una mayor visibilidad de las reivindicaciones de niñas y mujeres… Aquí tienes 10 momentos a destacar en este camino que no debemos abandonar en el 2018.





Imagina que una ley permita a los violadores eludir la justicia casándose con su víctima. Aunque en algunos países esto es una realidad, este año varios de ellos han dado el paso de legislar en contra: en agosto, Líbano prohibió esta polémica ley poco después de que Túnez hubiera actuado de forma similar en julio. Son grandes avances en la lucha contra la violencia sexual y la violencia contra las mujeres que llegaron después de años de activismo por parte de grupos de derechos humanos, y que confiamos que supongan una tendencia en otros países de la zona.

 





El cine y la televisión, con su poder a la hora de crear opinión pública, han mostrado este año su tendencia a favor de la lucha por los derechos de las mujeres. Así lo demuestran películas como Wonder Woman o El pan de la guerra (The Breadwinner), cinta animada producida por Angelina Jolie y fuerte candidata al Oscar sobre una joven afgana que debe vestirse de hombre para poder trabajar y sostener a su familia, además de series como El cuento de la criada (una distopía que permite una reflexión sobre la maternidad y los desequilibrios de poder).

 





En algunas zonas de Nepal, donde la menstruación es considerada como algo impuro, aún persistía la tradición del `chaupadi´, que obligaba a las mujeres y adolescentes a abandonar su casa durante el periodo menstrual para, según creencias, preservar la pureza del hogar. Esta práctica, que además restringía la alimentación y actividades de las niñas, como ir a la escuela, quedó en agosto tipificada como delito por el Parlamento de Nepal.

 





El día 21 de enero, una multitudinaria manifestación de unas 500.000 personas, principalmente mujeres, recorrió las calles de Washington D.C.; fue considerada la más multitudinaria desde las protestas durante la guerra de Vietnam, y tuvo gran apoyo internacional. ¿Sus demandas?: unas políticas que primen la igualdad de género, así como la sanidad universal o los derechos de los y las migrantes.

 





Cuando una amiga preguntó a la activista nigeriana Chimamanda Ngozi Adichie cómo podía educar a sus hijos en la igualdad y el respeto, ella decidió contestarla en forma de libro, publicado este año con el título Querida Ijeawele, o cómo educar en el feminismo. En él se ofrecen reflexiones sobre lo que significa ser mujer en el mundo actual y sobre la importancia de la educación a la hora de crear un mundo más justo.

Por supuesto, ésta no ha sido la única publicación que ha abordado en tema de género este año. En Valerosas, la autora francesa Pénélope Bagieu habla de quince mujeres que hicieron frente a los obstáculos y lograron cambiar el mundo; Las sinsombrero, de Tania Balló, es un libro que recupera a las mujeres que fueron parte de la Generación del 27, y Mujeres libres, de la autora Martha Ackelsberg, reconstruye las organizaciones anarquistas y la lucha por la emancipación de las mujeres durante la Guerra Civil española. ¡Y la lista sigue!

 





India era uno de los pocos países donde un hombre podía adquirir el divorcio instantáneo con sólo pronunciar o escribir la palabra “talaq” tres veces. En el contexto de desigualdad de poderes que viven las mujeres en este país, esta tradición las colocaba en una situación de mayor vulnerabilidad ya muchas quedaban desamparadas y sin lugar a dónde ir.

Por ello colectivos femeninos llevaban años pidiendo su abolición, y en agosto de este año recibieron una buena noticia cuando la Corte Suprema India decidía considerar el “triple talaq” como inconstitucional.

 





En mayo celebramos la noticia de la liberación de 82 niñas y jóvenes que fueron secuestradas por miembros de Boko Haram en Chibok, Nigeria, en 2014, junto con otras 133 chicas. Miles de adolescentes de la región del lago Chad han sido raptados y retenidos por el grupo terrorista durante los últimos años, siendo sometidas durante su cautiverio a torturas, abusos sexuales y matrimonios y embarazos forzosos.

Plan International trabaja con las niñas y jóvenes que han logrado escapar y que se enfrentan a los estigmas sociales y la exclusión, además de ofrecerlas apoyo psicológico y formación profesional para que puedan recuperar su futuro.

 





A raíz de varias acusaciones de abusos sexuales dirigidos a personalidades importantes de Hollywood (encabezadas por el productor Harvey Weinstein, pero también otras como Matt Lauer, Mario Battaglia y Kevin Spacey) surgió la campaña en redes sociales #MeToo, con el fin de visibilizar y denunciar el contexto de abusos y agresiones sexuales generalizadas en ámbitos muy diferentes. Las mujeres de todo el mundo que engrosaron esa campaña denunciando sus propias vivencias han sido persona del año 2017 de la revista Time por, según la prestigiosa publicación, “dar voz a los secretos abiertos” y “empujarnos a todos a dejar de aceptar lo inaceptable”.  

 





La participación infantil es un derecho de todos los niños, niñas y jóvenes en todo el mundo, reconocido en la Convención de los Derechos del Niño; sin embargo, en muchos lugares las opiniones de las niñas no son tenidas en cuenta. Actualmente, el 75% de los parlamentarios del mundo son hombres: por eso es tan importante fomentar la presencia de niñas, adolescentes y mujeres en lugares de poder de forma que su ejemplo inspire a otras niñas.

Nuestra iniciativa de tomas de poder en el Día Internacional de la Niña persigue ese objetivo, haciendo que por un día niñas embajadoras de todo el mundo ocupen puestos de responsabilidad en ámbitos muy distintos (como la política, la justicia, las empresas o los medios de comunicación) y demuestren todo su potencial. Este año, más de 1.000 niñas han realizado unas 500 tomas de poder por todo el mundo. En España, embajadoras de Malaui y Guatemala han llevado su mensaje por la igualdad hasta la Presidencia de Madrid, el Ayuntamiento y el Poder Judicial.

 





El matrimonio infantil forzado es una de las prácticas más nocivas para niños y niñas, y en consecuencia recibe el rechazo de gran parte de la sociedad, especialmente desde los sectores más jóvenes. En los países donde hay mayor prevalencia, muchos activistas luchan de forma incansable por su abolición. Entre ellos está Memory, de Malaui. Aunque ella no fue forzada a casarse, su hermana lo hizo con 11 años y tuvo un hijo poco después. Ser testigo de las consecuencias negativas fue lo que hizo que Memory se volcara en la lucha por la prohibición del matrimonio infantil en su país.

El trabajo de miles de jóvenes activistas como ella ha dado importantes frutos a lo largo de este año 2017. Cuatro países de Centroamérica han legislado en contra del matrimonio infantil (El SalvadorRepública DominicanaGuatemala Honduras, cuyo Congreso Nacional prohibió casarse a niñas de 16 años a partir del mes de julio), y lo mismo ha hecho Malaui, donde gracias a activistas como Memory se aprobó en febrero una enmienda para impedir que los menores de 18 pudieran casarse aún con consentimiento paterno. Además, el presidente de Níger, país con mayor ratio de matrimonio infantil, anunció que la práctica “no va a ser tolerada”, y el Parlamento iraquí ha rechazado una ley para permitir el matrimonio con niñas de nueve años.

La presión de los activistas, apoyados por ONGs locales e internacionales, ha sido crucial para lograr todos estos éxitos, y seguimos prestándoles apoyo para que continúen cosechándolos por todo el mundo.





Nuestro apoyo a la población de Borena, azotada por la mayor sequía en 40 años

Etiopía está sufriendo la sequía más grave de los últimos cuarenta años. La malnutrición y la falta de higiene por falta de agua trae consigo enfermedades que ponen en riesgo la vida de miles de mujeres y niñas. Desde Plan International, y con tu apoyo, facilitamos el acceso a servicios médicos y de nutrición a más de 25.000 personas en 4 distritos.  Etiopía está sufriendo una de las sequías más graves de los últimos cuarenta años, tras cuatro temporadas consecutivas sin lluvias desde finales de 2020. A medida que aumenta la desnutrición severa y el riesgo de enfermedades transmitidas por beber agua en malas condiciones, se necesita apoyo urgente para garantizar que las niñas, los niños y sus familias tengan acceso a servicios de salud, nutrición e higiene. Sus vidas están en riesgo.  “No sé si tengo palabras para describir las terribles condiciones de sequía en la zona de Borena y cómo está afectando a la población local. Nadie podría haber previsto una sequía tan severa”, dice Yalemwork Tadesse, del equipo móvil de salud y nutrición de Plan International en la zona de Borena.  Yalemwork se unió al equipo en marzo de 2022 como coordinadora del proyecto. “Borena es actualmente una zona gravemente afectada por la sequía, la comunidad se dedica al pastoreo y han perdido casi todo su ganado, que es esencial para su forma de vida.”  La región de Borena es árida incluso en condiciones normales, pero la sequía ha destruido la economía local y ahora también está amenazando muchas vidas. Los índices de desnutrición están aumentando, y un número cada vez mayor de niñas y niños están gravemente desnutridos o sufren emaciación.  En respuesta a la crisis, Plan International ha puesto en marcha un proyecto de salud y nutrición en cuatro distritos -Dire, Dillo, Dhas y Moyale- de la zona de Borena, en la región de Oromia que pretende llegar a 25.000 personas. Colaboramos con 12 centros de salud con la provisión de medicamentos esenciales, suministros médicos y equipos de higiene personal. También estamos apoyando a los profesionales de atención sanitaria con formación adicional.  El proyecto también ha desplegado cuatro equipos móviles de salud y nutrición para prestar servicios de salud materno-infantil en la comunidad que incluyen atención prenatal y postnatal, consultas externas y tratamiento de psicoterapia para problemas de salud mental como la depresión.  Yalemwork dice que siempre que necesita recordar por qué hace este trabajo, piensa en su última visita al distrito de Dillo. “Escuché la historia de una niña de 14 años que llevaba tres días sin comer. En tiempos de crisis, las niñas son las que más

Saber más

Millones de niñas están en riesgo de no volver nunca a clase como consecuencia del hambre

En una crisis alimentaria sin precedentes, la educación de millones de niñas está en riesgo. Las niñas y las mujeres comen menos y en último lugar en los países que se enfrentan a crisis y conflictos, por eso este año muchas no volverán a clase. El abandono escolar conlleva graves problemas para ellas como la sobrecarga de tareas de cuidados y domésticas, matrimonios infantiles, trabajo infantil, migraciones forzadas y explotación sexual.  Los efectos del cambio climático en las cosechas, la escasez de grano derivada de los conflictos y las consecuencias de la COVID-19 están ocasionando la mayor crisis de hambre de la historia.  La escuela es un espacio de protección para las niñas, por ello, al ser las más vulnerables, el abandono escolar supone mayores riesgos para ellas como la sobrecarga de tareas de cuidados y domésticas, matrimonios infantiles, trabajo infantil, migraciones forzadas y explotación sexual.  Salamata, de 9 años, vive en Burkina Faso y nos cuenta: “Ahora, solo como una vez al día. Paso hambre. No tenemos comida, agua ni dónde dormir. No voy a la escuela, solo podría hacerlo si alguien me ayudara. Quiero ser médica para cuidar a mi mamá y a mi papá”.  “La vida se paró cuando comenzó la sequía”, dice Najma, de 11 años, que vive en un campamento de desplazados en Somalia. “Antes teníamos 300 cabras y ovejas, ahora solo tenemos 30. La situación es realmente mala”.  “Como suele ocurrir en otras crisis, las niñas y las mujeres son las que están sufriendo las peores consecuencias. Durante los últimos años se ha producido un retroceso de casi 10 años en los derechos de educación de las niñas, por lo que muchas de ellas no van a poder volver a clase. No van a volver a la escuela”, explica Concha López, CEO de Plan International España.   PLAN INTERNATIONAL ACTÚA PARA MEJORAR SUS VIDAS Plan International cuenta con 60 proyectos en colaboración con el Programa Mundial de Alimentos en 15 países, que atienden directamente a 3,2 millones de personas, principalmente en 4 ámbitos:  La distribución de alimentos.  Transferencias en efectivo y cupones para la compra de alimentos.  Programas de alimentación escolar y suplementación nutricional.  Apoyo a los medios de vida, como la alimentación complementaria del ganado, el suministro de semillas y otros recursos agrícolas.  Toda la información sobre la crisis del hambre, en nuestra web. 

Saber más